eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cae un 45,4% la pesca subastada en los puertos cántabros y su valor se desploma casi un 59%

La directora general de Pesca dice que la costera de la anchoa ha sido muy baja y también se ha reducido la del bonito

- PUBLICIDAD -
Cae un 45,4% la pesca subastada en los puertos cántabros y su valor se desploma casi un 59%

La pesca subastada por los puertos de Cantabria durante el pasado mes de junio ha caído un 45,4% en relación al mismo mes de 2015, al alcanzar 1.432.621 kilogramos, mientras el valor se ha desplomado un 58,8%, hasta los 2,1 millones de euros, según datos del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) procedentes de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación.

En este sentido, la directora general de Pesca del Gobierno de Cantabria, Marta López, ha explicado a Europa Press que, en lo que va de año, se ha registrado una disminución "importante" en el número de kilos pescados de anchoa así como de bonito y jurel, si bien se trata de costeras "muy fluctuantes", por lo que los ejemplares todavía pueden entrar a lo largo del verano.

Los siete puertos cántabros analizados por el ICANE han registrado caídas tanto en cantidad de las capturas como en el valor de las mismas en el mes de junio, encabezando el descenso el de Laredo, donde la pesca subastada se ha reducido un 67,3% respecto a junio del año pasado, hasta los 348.649 kilos, y su valor ha disminuido un 77,3%, hasta los 458.961 euros.

El puerto de Castro Urdiales subastó este pasado mes de junio 7.992 kilos de pesca, un 56,6% menos, mientras que el valor retrocedió un 31,6%, hasta los 37.955 euros. En Colindres, la pesca subastada ascendió a 56.469 kilos, un 63,2% menos, y su valor se contrajo un 64,8%, con 99.293 euros.

En el puerto de San Vicente de la Barquera se subastaron en el sexto mes del año 238.293 kilos de pesca, un 20,9% menos, la mitad de lo que cayó su valor, que descendió un 42,8%, hasta los 340.138 euros.

El puerto de Santander subastó 123.742 kilos de pescado, un 47,2% menos, por un valor de 386.243 euros, lo que supone una caída del 39,5%. Mientras, el de Santoña subastó 657.133 kilos, un 22,4% menos, y su valor se redujo un 48,4%, hasta los 791.552 euros.

Suances ha sido el puerto donde la bajada de la cantidad de pesca ha sido más atenuada, un 9,7%, con 342 kilos, con un valor de 1.808 euros, un 23,5% menos.

ESPECIES

La principal especie subastada en junio de este año ha sido el chicharro, con 596 toneladas, que alcanzaron un valor de 453.041 euros.

Además se subastaron 92,1 toneladas de bonito con un valor de 423.210 euros, y 61,4 toneladas de merluza, con un valor de 184.778 euros.

También entraron en las lonjas de Cantabria 40,4 toneladas de anchoa que alcanzaron un valor de 99.533 euros.

Además se subastaron 15,5 toneladas de rape por un valor de 93.341 euros; y 1,7 toneladas de caballa-verdel con un valor de 3.774 euros. Igualmente entraron 607 kilos de sardinas que alcanzaron un valor de 1.417 euros.

"HAY ANCHOA PARA ABURRIR PERO LA FLOTA NO LA ENCUENTRA"

En declaraciones a esta agencia, la directora general de Pesca ha explicado que actualmente se ha capturado "mucha menos" sardina y "un poco menos" de bonito y jurel que el año pasado por estas fechas.

En relación a la costera de primavera de la anchoa, López ha indicado que ha estado "bastante baja de kilos", con ejemplares inicialmente "de buen tamaño" pero que posteriormente se redujo "muchísimo", hasta el punto de que se dejó de pescar por este motivo. "Y luego ha desaparecido", ha apostillado.

En 2015 la anchoa reapareció a finales de verano en la costa gallega, algo que podría volver a suceder este año, si bien lo cierto es que "ahora mismo no sabemos dónde está".

Algo similar ocurre con el bonito, que este año está "muy cerca pero muy localizado", con lo que también es incierto lo que acabará sucediendo con la pesquería de esta especie.

Pero la directora general ha remarcado que las evaluaciones de los stocks de anchoa que se han realizado este año "son muy buenas". "Los estudios científicos dicen que hay anchoa para aburrir y que no hay problema; el problema ahora es que la flota no lo encuentra porque se va a aguas muy profundas y no lo pueden pescar", ha señalado.

En este sentido, López ha confiado en que las anchoas vuelvan a salir a la superficie a comer a final del verano, para cuando está disponible el resto de cupo de la anchoa más lo que se ha guardado de la costera de primavera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha