eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Condenado a dos años y medio de cárcel por retener a una mujer en un club para que se prostituyera

Otros tres acusados han sido absueltos

- PUBLICIDAD -

La Audiencia de Cantabria ha condenado a dos años y medio de cárcel a un hombre por retener en un club de alterne a una mujer para obligarla a prostituirse. Se trata de la única condena de un proceso judicial por prostitución en el que inicialmente había siete acusados para los que el fiscal pedía 165 años, si bien finalmente sólo se sentaron en el banquillo cuatro, y la petición de la fiscalía se rebajó a 53 años.

De esta forma, la Audiencia sólo condena a A.U.F., por un delito de detención ilegal y otro de determinación coactiva a la prostitución en grado de tentativa, dado que la mujer que le denunció, y que declaró en el juicio como testigo protegida, no llegó a prostituirse.

La sentencia, recogida por Europa Press, señala que A.U.F., que explotaba los clubes 'Centaurus' y 'Holliday' de Polanco, "se lucraba del ejercicio de la prostitución por una mujer explotada a la que se le exigía que para pagarle la deuda contraída por los gastos del viaje, se dedicada a la prostitución, prohibiéndole la salida del local hasta que no le saldara la deuda".

La Audiencia le impone una indemnización de 4.000 euros y una multa de 1.350 euros, pero le absuelve de otros dos delitos de la misma naturaleza que se le imputaban, porque en el caso de esas otras mujeres "no se ha probado que les hubiese traído ilegalmente a España, las explotara sexualmente ni que vulnerara sus derechos laborales".

El tribunal aplica la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, por los 11 años transcurridos desde que se cometieron los hechos en septiembre de 2005, hasta el juicio, que se celebró el pasado mes de marzo.

Los otros tres acusados han sido absueltos, uno de ellos porque ya había sido juzgado por los mismos hechos en Rumanía, y el portero y el responsable de mantenimiento del 'Centaurus' porque no se ha probado que dieran instrucciones o llevaran la recaudación.

RELATO

El relato de hechos probados de la sentencia recoge que en septiembre de 2005, un ciudadano rumano que ya ha sido juzgado por estos mismos hechos en su país de origen, reclutó a seis mujeres de la misma nacionalidad a las que ofreció "un trabajo digno" en España y las trasladó en un autobús hasta el Club "Holliday".

Durante el trayecto, el ciudadano rumano quedó en una cafetería con A.U.F. y le presentó a una de las mujeres, que fue quien posteriormente presentó la denuncia y declaró en el juicio como testigo protegida.

Nada más llegar al club, le hicieron firmar un papel por el que reconocía que tenía contraída una deuda de 2.500 euros con A.U.F. por haberla traído hasta España, que debía saldar trabajando para él tomando copas y manteniendo relaciones sexuales con los clientes del club.

Además la obligaba a vivir en el club, impidiéndola entrar y salir libremente hasta que no saldara su deuda, "descontándole de la tarifa, además de la deuda contraída, el alquiler de la habitación como las sábanas y los preservativos, por lo que ninguna cantidad iba a cobrar", relata la sentencia.

Días después logró escaparse y acudió a la policía a denunciar los hechos sin haber llegado a tener relaciones sexuales, lo que corrobora -dice el tribunal- "que existió una privación de libertad, y fue engañada y obligada a acudir a un club de alterne a ofrecer servicios sexuales y que, en definitiva, no vino a España sabiendo a lo que venía" en contra de lo declarado en el juicio por dos testigos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha