eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Condenan a 11 años de prisión al acusado de abusar de un transexual

La Audiencia Provincial ha condenado a 11 años de prisión y cinco de libertad vigilada al acusado de agredir y abusar de un transexual -nueve años por agresión sexual y dos por robo con violencia-, pena a la que se ha aplicado la agravante de reincidencia por una condena anterior de nueve años por agresión sexual.

- PUBLICIDAD -
Condenan a 11 años de prisión al acusado de abusar de un transexual

Además tendrá que indemnizar a la víctima con 9.500 euros y no podrá acercarse o comunicarse con ella durante nueve años, según consta en la sentencia, recogida por Europa Press.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 11 de noviembre de 2012 cerca de una discoteca de Santander, cuando el acusado subió a su coche a un transexual con apariencia de mujer que ejerce habitualmente la prostitución, con el que pactó mantener relaciones sexuales por 30 euros.

Según el relato de hechos probados, una vez en los asientos traseros del coche, la víctima manifiesta que ya no quiere tener relaciones sexuales y el acusado le empuja con fuerza sobre el asiento trasero al tiempo que le dice "cállate o te mato", tras lo cual "le quitó el pantalón, le retiró las bragas hacia un lado y le penetró analmente".

La víctima no opuso resistencia ante el temor de que le golpeara, y cuando quiso salir del vehículo para pedir ayuda el acusado le arrebató el bolso. En el juicio celebrado el pasado 4 de noviembre, el acusado declaró que cuando se dio cuenta de que era un hombre y no una mujer, ya no quiso seguir con la relación, y aseguró que no hubo penetración, solo felación, y que no había contado toda la verdad "por vergüenza".

La Sala destaca sin embargo que la declaración de la víctima ofrece "suficientes garantías de verosimilitud y credibilidad" y además está "plenamente corroborada" por el informe forense, que confirma que hubo penetración y que el AND es del acusado; y las declaraciones de los policías nacionales que asistieron a la víctima instantes después de la agresión.

La Sala reconoce que existen "leves divergencias" en las diferentes declaraciones de la víctima -inicialmente dijo que el acusado no llegó a penetrarla-, pero las considera "meras incongruencias" que no afectan en lo sustancial al relato. La víctima, de nacionalidad peruana y en trámites para obtener la nacionalidad, explicó en el juicio que no dijo la verdad porque "estaba tramitando los papeles para la nacionalidad y no quería problemas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha