eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Varios palistas llevarán a la directiva del Club Ría de Solía a los tribunales por presuntas "irregularidades"

Acusan a la dirección de hacer "negocio" con las instalaciones municipales y lamentan la falta de diligencia del concejal de Deportes, Javier Marín

Uno de los denunciantes es Evilio Alonso, campeón del mundo de piragüismo adaptado, quien ha tenido que renunciar a intentar revalidar su título 

El presidente subraya que el club "no tiene ánimo de lucro" y señala que el presupuesto de la entidad es muy modesto, ligeramente superior a los 1.000 euros

- PUBLICIDAD -
Escuela Municipal de Vela, Piragüismo, Windsurf y Paddel Surf de Astillero. | R.V.

Instalaciones de la Escuela Municipal de Vela de Astillero, situadas junto a la ría. | R.V.

Varios palistas pertenecientes al Club Ría de Solía de Astillero, el cual gestiona la Escuela Municipal de Vela, Windsurf, Piragüismo y Paddel Surf, llevarán a la directiva a los tribunales por presuntas "irregularidades" en las cuentas de la entidad.

Esta decisión se produce después de que los deportistas solicitaran en la Asamblea general de socios celebrada el pasado mes de mayo la relación de gastos e ingresos y la directiva presidida por Ricardo Reguilón se negara a ello "de malas maneras", según relata a eldiario.es Evilio Alonso.

Alonso es el actual campeón de Europa y del Mundo en las categorías KL1 y maratón de piragüismo adaptado (paracanoe) y es miembro del Club Ría de Solía desde 2016. Según cuenta a este diario, él y dos de sus compañeros requirieron el pasado mes de mayo el balance económico de la entidad ante las sospechas de que la directiva estaba haciendo "negociete" con las instalaciones públicas y con la compra-venta de material. Ante esta solicitud, Reguilón respondió "no se me pone de los cojones", según la versión de los afectados.

Desde entonces, Alonso denuncia que la directiva -"formada por el presidente, la mujer, la hermana del presidente y un amigo del mismo"- ha impuesto una serie de medidas que le impiden hacer uso de las instalaciones, hasta el punto de que ha renunciado a participar en distintas pruebas, entre ellas el campeonato del mundo que se celebra en septiembre en Sudáfrica, debido a que ha tenido que interrumpir su preparación física.    

Entre esas restricciones, señala que han puesto una cadena para no permitirle acceder con su vehículo al aparcamiento municipal pese tener autorización del Ayuntamiento para facilitar su desplazamiento en silla de ruedas. También se ha limitado el uso en un horario "incompatible" con su jornada laboral y con el horario de entrenamientos que ha llevado durante todo el año. Asimismo, han puesto un nuevo candado cuando antes los socios tenían acceso libre. 

"Siempre que ha habido una acción ha habido una consecuencia", denuncia Alonso exponiendo la relación de escritos y correos electrónicos que han remitido a los responsables del club en los que solicitaban, fundamentalmente, la celebración de una asamblea extraordinaria y la ampliación de los horarios. 

La relación entre estos palistas y la directiva terminó por romperse cuando el pasado 23 de junio el presidente del club llamó a la Policía Local, respaldado por el alcalde, Francisco Ortiz, quien también requirió la presencia de los agentes, para que Alonso y sus compañeros fueran expulsados de las instalaciones al encontrarse fuera del horario habilitado. 

Por todo ello, estos tres deportistas han decidido poner toda la documentación de la que disponen en manos de un abogado, que ya está estudiando el caso con el objetivo de presentar en las próximas semanas una demanda ante los tribunales.

"Son del mismo partido"

Para tratar de encontrar una solución al conflicto, Alonso y sus compañeros solicitaron una reunión con el concejal de Deportes, Javier Marín, quien los recibió en el Consistorio pocos días después pero "sin mucha suerte".  

Según cuenta Alonso, Marín trató de disuadirlos. "Incluso nos intentó un poco amedrentar cuando dijimos que tomaríamos medidas legales", afirma, al mismo tiempo que resalta que ambos, tanto el presidente del club como el edil de Deportes, pertenecen al mismo partido (PRC).

Por otro lado, a denuncia de estos deportistas, la Inspección de Trabajo ha abierto un expediente para conocer si el club tenía a sueldo a una persona -con un salario de 350 euros- sin tener una relación laboral contractual. 

"No se les negó en ningún momento"

Por su parte, el presidente del club Ría de Solía lamenta el conflicto surgido con estos tres palistas, que "solo va en detrimento de la Escuela Municipal y de los niños", y asegura que "no se les negó en ningún momento" poder consultar las cuentas sino que, según afirma, "se les dijo que hasta octubre no se presentan" porque están todavía en proceso de elaboración. 

Además, recalca que Alonso y sus dos compañeros son "usuarios" del club y no socios numerarios, por lo que legalmente no tienen derecho a solicitar asambleas ni a pedir el balance económico. 

En conversación con este medio, Reguilón hace hincapié en que el club "no tiene ánimo de lucro" y los usuarios pagan una "cuota simbólica" de 12 euros al mes, que no cubre ni siquiera los gastos. En este sentido, pone en valor las inversiones realizadas en la compra de material, como los  5.000 euros recientemente invertidos en siete piragüas o la adquisición este invierno de una zodiac de rescate. 

"El club no recibe ninguna subvención de ninguna institución pública", incide el presidente, destacando que el presupuesto de la entidad es modesto, ligeramente superior a los 1.000 euros anuales, apunta. "Es más, estamos poniendo dinero hasta de nuestro bolsillo", insiste.  

Respecto a la 'asamblea de la discordia', señala que "el 80%" de la reunión fue para analizar el conflicto surgido entre dos palistas -uno de ellos afín a Evilio-, que en una prueba "delante de los niños casi llegaron a las manos". "No podemos consentir que esto interfiera en la Escuela Municipal, donde tratamos de inculcar valores como la deportividad y el compañerismo", subraya.

Demanda por difamación

En cuanto a las limitaciones para acceder al centro deportivo, Reguilón apunta que la cadena se puso hace dos años por el Ayuntamiento para impedir la entrada de coches que hacían botellón en la zona y el horario fue "consensuado" también con el Consistorio dado que las instalaciones son públicas.

Sobre esto último, el presidente añade que estos palistas fueron retrasando sus horarios de entrenamiento, estando en las instalaciones "hasta las 10 y 11 de la noche", lo que le generaba "un problema". "Hay un cierto margen y flexibilidad, pero estaban abusando de mi confianza", apostilla.

Igualmente, Reguilón critica que estos deportistas estén "tirando nuestro club por los suelos", lo que ha ocasionado una "merma" en el número de inscritos de la Escuela. Por ello, Reguilón apunta que están tramitando una denuncia por injurias. "Todo lo que han hecho, lo han hecho muy precipitado y además no han dialogado con nosotros", concluye. 

Finalmente, asegura que antes de este conflicto Alonso ya tenía decidido no participar en el campeonato del mundo -"no había consignado la piragüa"- y sostiene que sus declaraciones sobre este tema son para justificarse ante la Federación por la subvención que recibe. "A la semana ya estaba entrenando con otro club", remacha.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha