eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Expertos del IEO creen que algunas zonas de El Cachuco se podrán abrir a la pesca

El Instituto de Oceanografía estudia El Cachuco y el Sistema de Cañones Submarinos de Avilés para la conservación de sus especies

- PUBLICIDAD -
Expertos del IEO creen que algunas zonas de El Cachuco se podrán abrir a la pesca

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) está llevando a cabo una campaña de exploración de los hábitats de El Cachuco y el Sistema de Cañones Submarinos de Avilés, un estudio encargado por el Ministerio de Medio Ambiente con el objetivo de revisar el plan de gestión que afecta a estas zonas protegidas del Cantábrico y adaptarlo para garantizar la conservación de ecosistemas vulnerables.

En concreto, actualmente los científicos del IEO están realizando la cartografía de El Cachuco, una montaña submarina de un tamaño similar a los Picos de Europa, y del Sistema de Cañones Submarinos de Avilés. Los expertos consideran que en El Cachuco se pueden abrir algunas zonas a las pesquerías y ampliar otras.

El estudio mostrará las especies que es necesario proteger e incluirá un análisis de las actividades pesqueras. Con esta información, el Ministerio llevará a cabo las modificaciones necesarias en los planes de gestión y acotará las zonas y modalidades de pesca para favorecer la conservación de las especies.

El investigador titular del IEO, Francisco Sánchez Delgado, ha presentado este lunes en rueda de prensa los avances del estudio y ha explicado que el objetivo de la Red Natura 2000 no es cerrar cualquier actividad, sino "solamente las que dañan los ecosistemas".

Así, ha añadido que hay lugares en los que no se pesca y "no hay hábitats que proteger, con lo cual esas zonas se podrían abrir a las pesquerías", así como espacios que conviene que se incluyan en el área marina protegida.

Un ejemplo del primer caso es El Cachuco, donde a juicio de los expertos se pueden abrir algunas zonas a las pesquerías y ampliar otras. Sin embargo, según Sánchez Delgado, elaborar el plan de gestión del Sistema de Cañones Sumarinos de Avilés será "complicado".

El motivo es que el terreno es irregular y que hay 400 barcos que pescan allí y utilizan técnicas diferentes. Por eso, ha explicado, habrá que hacer "muchas zonificaciones", y permitir que cada pesquería trabaje en las zonas adecuadas. Además, aún no cuenta con un plan y hay que realizarlo en un plazo de seis años.

El estudio está siendo posible gracias a los vehículos submarinos equipados con tecnología que permite extraer imágenes en alta definición a más de 1.000 metros de profundidad, como el trineo fotogramétrico, que obtiene imágines en 3D, o el ROV (Vehículo Operado Remotamente), capaz de bajar a 2.000 metros.

Dado que este proyecto se realiza para la conservación en el contexto de la Red Natura 2000 europea, los científicos tienen que estudiar las especies sin deteriorar los ecosistemas. Para ello, cuentan también con un instrumentos con una especie de brazos "muy delicados" para coger muestras de especies y estudiarlas "sin romper nada", según ha explicado Sánchez Delgado, que ha puesto el ejemplo de un coral con más de 5.500 años encontrado durante el estudio.

Además, ha apuntado que a esas profundidades no hay luz, por lo que el IEO está trabajando en el desarrollo de nuevos sistemas de iluminación junto al Departamento Fotónico de la Universidad de Cantabria (UC).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha