eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Invertir en hábitats costeros podría proteger mejor a las personas y a la naturaleza, según un estudio

Decenas de millones de personas en todo el mundo se verán afectadas en los próximos años por inundaciones costeras a consecuencia del incremento en el nivel del mar y los aumentos asociados al oleaje y sobrecarga, según el estudio "Efectividad de Defensas Costeras Naturales" (Effectiveness of Nature-Based Coastal Defenses), en el que ha participado el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, IHCantabria.

- PUBLICIDAD -

Este estudio ofrece el primer análisis global de datos (síntesis global de medición de acciones) comparando los hábitats costeros más relevantes y mostrando cuándo son más efectivos para proteger las costas, ha informado la UC en nota de prensa.

El estudio examina todos los datos disponibles sobre arrecifes de coral, marismas, bancos de algas, pastizales marinos y manglares para identificar cuándo son económica y físicamente más efectivos para proteger las franjas costeras y a las personas que habitan en ellas.

El desarrollo costero y el cambio climático están incrementando los riesgos por inundaciones que sufren las personas y sus propiedades, según se indica en el estudio. Al mismo tiempo, estos factores degradan los hábitats costeros que son la primera línea de defensa frente a tales riesgos.

La planificación y las políticas públicas requieren de soluciones costo-efectivas para reducir riesgos. Los hábitats costeros ofrecen estos y otros beneficios, pero es útil para los tomadores de decisiones conocer más sobre cuándo y cómo pueden ser más efectivos para proteger las costas.

"Aunque existen algunos estudios sobre la efectividad física de hábitats específicos, existen muy pocos estudios que combinen conocimiento sobre el tema con información sobre proyectos de restauración para evaluar el desempeño y viabilidad de tales proyectos", destacó Siddharth Nrayan, investigador posdoctoral del Centro Nacional de Análisis y Síntesis Ecológicos (NCEAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de California en Santa Bárbara, y coordinador del estudio.

"Esta información es esencial para incorporar la contribución de los hábitats a la protección costera tanto en la política pública como en la práctica. Los hallazgos de este estudio pueden ayudar a tomadores de decisiones respecto a inversiones futuras en proyectos de conservación y restauración costera".

DEFENSAS NATURALES

El estudio resume una colección sustancial de evidencias de campo que demuestran que los hábitats costeros pueden ser efectivos y costo-efectivos como defensas naturales. Extrae y sintetiza datos de 121 estudios de campo en todo el mundo que midieron la reducción de impacto de oleaje, costos de restauración, beneficios de protección costera y una combinación de todos estos factores.

De los estudios sobre cinco hábitats clave -arrecifes de coral, manglares, marismas, bancos de algas y pastizales marinos- se deriva que tales hábitats costeros reducen la altura del oleaje de 35 a 71 por ciento y la energía de las olas de 44 a 96 por ciento.

La efectividad se determina por el tipo de hábitat: los arrecifes de coral son más efectivos que las marismas, que son más efectivos que los manglares y los bancos de algas. Llama la atención que las marismas son más efectivas que los manglares respecto a defensa costera. La efectividad también depende de los parámetros ambientales. Arrecifes más anchos y poco profundos tienen un mejor desempeño y de manera similar las marismas son las más efectivas cuando el follaje se encuentra cercana superficie del agua.

Actualmente, los arrecifes de coral son los más costosos de restaurar en términos de defensa costera. A pesar de su alta efectividad, muy pocos proyectos de restauración de arrecifes están diseñados como protección costera.

Casi todos los proyectos de restauración de manglares presentaron como su principal objetivo proteger las costas. Los manglares son menos costosos de restaurar y por lo tanto son una opción de protección altamente costo-efectiva.

Los investigadores compararon los costos de restaurar diferentes hábitats y los costos de construir rompeolas en sitios específicos de Asia, Europa y Estados Unidos. Encontraron, por ejemplo, que los proyectos de restauración de manglares en Vietnam tienen un costo promedio de $100 dólares menos que un rompeolas por metro de franja costera.

Por lo tanto, para un proyecto de restauración de sólo 5 kilómetros de costa, esto se traduce en un ahorro de alrededor de 500.000 dólares. Los proyectos de restauración de Vietnam son algunos de los 52 proyectos analizados a lo largo de 100 kilómetros de líneas de diques en esa región.

Este estudio identifica dónde, cuándo y dónde las defensas naturales pueden ser significativamente más costo-efectivas para la protección costera, lo cual ofrece incentivos vitales para la conservación y restauración de estos hábitats críticos", dijo Michael W. Beck, principal científico marino de The Nature Conservancy (TNC), coautor del artículo y coordinador de la Alianza por la Ciencia para la Naturaleza y las Personas (SNAPP, por sus siglas en inglés), quien ofreció apoyo para la realización del mismo.

El estudio se encuentra disponible al público en inglés a través de PLOS ONE y fue elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Defensa Costera de la SNAPP. Este grupo integra un equipo único en su tipo de investigadores de la academia, organizaciones civiles, instituciones públicas y privadas que incluyen la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservation Society), la Universidad de California en Davis, el Banco Mundial, el Cuerpo de Ingenieros de la Armada, Deltares (Países Bajos), la Universidad de Cantabria, a través de IHCantabria y CH2MHILL (Reino Unido), entre otros. Los datos de la investigación también se encuentran disponibles en un sitio interactivo del proyecto de defensa costera en www.coastalresilience.org.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha