eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Revilla defiende el convenio de basuras con Gipuzkoa por su rentabilidad económica

El Parlamento de Cantabria recibirá este miércoles la información sobre este acuerdo, cuya aprobación quedará en manos de los grupos de la oposición

La provincia vasca ha solicitado depositar 128.000 toneladas de residuos en el vertedero de Meruelo durante año y medio a cambio de 9,3 millones de euros

- PUBLICIDAD -
Miguel Ángel Revilla | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Miguel Ángel Revilla durante una entrevista con eldiario.es. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

El Gobierno de Cantabria remitirá al Parlamento toda la documentación relacionada con la solicitud del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa de firmar un nuevo convenio para seguir depositando, durante año y medio, las basuras de esta provincia vasca en el vertedero de Meruelo. De este modo, la información quedará registrada en la Cámara este martes, 3 de mayo, para que los distintos partidos con representación se pronuncien sobre el asunto y se autorice o no el acuerdo.

Así lo ha indicado este lunes ante el Pleno el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, en respuesta a una pregunta formulada por el líder del PP y expresidente cántabro, Ignacio Diego, a propósito de este convenio, que el máximo dirigente popular considera "lesivo" para la comunidad.

Sin embargo, el regionalista se ha mostrado a favor, "por criterios de solidaridad", "porque se cumple la normativa medioambiental", "no se perjudican los intereses de Cantabria" y porque los ingresos a recibir del depósito de residuos de Guipúzcoa contribuirían a mantener -e incluso aumentar- los 272 empleos en MARE, la empresa pública que gestiona el vertedero de Meruelo.

Reducción temporal y económica

El Consorcio de Residuos de la provincia vasca registró el pasado miércoles 27 de abril la solicitud al Gobierno de Cantabria de seguir depositando, a partir del próximo domingo 8 de mayo, las basuras en este vertedero cántabro, pero durante un año y medio, -lo que queda de 2016 y 2017 completo-, y no los cuatro ejercicios planteados inicialmente. Esto supondría verter un total de 128.000 toneladas.

El Ejecutivo autonómico cobraría el vertido de esos residuos a 85,19 euros por tonelada, el mismo precio que abonan todos los ayuntamientos cántabros e inferior, también, al contemplado inicialmente, de unos 97 euros. Ello supondría un beneficio neto para las arcas de Cantabria de más de 9,3 millones (9.301.334 euros) durante esos 18 meses. A esa cuantía se sumarían los tres millones de rentabilidad obtenidos durante los tres meses que se han depositado 42.000 toneladas de basuras de Guipúzcoa en Cantabria, proceso que comenzó el pasado 8 de febrero.

Revilla ha apelado al principio de "solidaridad" para dar luz verde al convenio sobre el que, en todo caso, se tendrá que pronunciar el Parlamento. "No vamos a ir casa por casa preguntando", ha dicho al respecto. En este sentido, ha subrayado que Cantabria está llevando residuos "tóxicos" al País Vasco, a Vizcaya concretamente, mientras que los que pretende depositar la provincia guipuzcoana son "no tóxicos" y están compactados.

También ha resaltado el presidente autonómico y líder del PRC que la petición de verter se limita a un año y medio, y no a los cuatro planteados inicialmente, con lo que la vida útil del vertedero de Meruelo se acortaría de los 17 años actuales a 15 y medio, hasta 2032. Su ampliación, ha recordado, está prevista para el año 2043.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha