eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El PP cántabro deja en manos de Génova la expulsión de los nueve diputados que se oponen a la nueva líder

El Comité Nacional de Garantías aplicará los estatutos "hasta sus últimas consecuencias", lo que puede provocar la expulsión de nueve diputados

- PUBLICIDAD -
Comité Ejecutivo Regional del PP de Cantabria.

Comité Ejecutivo Regional del PP de Cantabria.

El Comité Ejecutivo del PP de Cantabria ha acordado este jueves trasladar al Comité Nacional de Derechos y Garantías del partido la situación generada en la formación regional a raíz de la negativa de nueve de los trece diputados autonómicos a aceptar el relevo del portavoz del grupo, para que sea ese órgano estatal el encargado de aplicar los estatutos "hasta sus últimas consecuencias", desde "el primero" de los parlamentarios díscolos hasta "el último".

Así lo ha decidido el Comité Ejecutivo de los populares cántabros por una mayoría "incontestable", de 37 votos a favor y dos en contra, según ha detallado en un receso de la reunión la secretaria general, María José González Revuelta, quien ha apuntado que "no corresponde" a la dirección regional "juzgar el comportamiento" de los parlamentarios que se oponen a que el actual portavoz, Eduardo Van den Eynde, sea sustituido por la nueva presidenta del partido y del grupo, María José Sáenz de Buruaga.

En cuanto a las consecuencias que afectarán a esos nueve parlamentarios, -afines todos ellos al exjefe de filas de la formación, Ignacio Diego, que perdió el Congreso Regional del pasado mes de marzo por cuatro votos-, González Revuelta ha indicado que las medidas pueden ir desde la suspensión de militancia durante un tiempo determinado hasta la expulsión del PP, que sería esto último "lo más extremo".

La medida que finalmente acuerde Génova dependerá de cómo se califique la postura de los diputados cántabros, es decir, si se entiende que es una falta grave o no, y las sanciones se corresponderán con esa definición.

Pero, en cualquier caso, "será la dirección nacional del Partido Popular la que decida qué sanciones aplica a quien "desobedece una orden" de la formación, ha apuntado la secretaria cántabra, que ha recordado que dos de los parlamentarios -el portavoz y José Manuel Igual- son miembros de la Junta Directiva Nacional.

Máxima celeridad

En una rueda de prensa en la sede, y a preguntas de los medios, ha indicado que desde Cantabria pedirán a Madrid que aborde este asunto con la "máxima celeridad", dada la "gravedad de los hechos". Así, aunque no existen plazos para calificar este comportamiento y aplicar las medidas correspondientes, quieren que todo se lleve a cabo "lo más rápido posible".

En este sentido, González Revuelta ha señalado que "no existe precedente" alguno de esta situación en la historia reciente del PP de Cantabria, ni tampoco en otras comunidades autónomas, donde el relevo en la portavocía parlamentaria se ha hecho "con naturalidad". "No sucede esto en ninguna comunidad", ha recalcado González Revuelta.

Así las cosas, en el Comité Ejecutivo regional no tienen "ninguna duda de la magnitud del pulso y el desafío de quienes no aceptan el resultado del 12 Congreso Regional, huyen de la mano tendida y se dedican permanentemente a alimentar la fractura", en alusión al sector crítico, que ha llevado el cónclave a los tribunales por supuestas irregularidades, para pedir su nulidad y la celebración de uno nuevo.

En este punto, González Revuelta ha hecho un llamamiento expreso al exlíder del PP cántabro, para que "devuelva la lealtad que ha recibido del Partido Popular". "Quien ha sido presidente no puede estar impulsando la rebelión y la ruptura desde dentro", ha advertido, antes de precisar que pese a que le han "reiterado" esta petición en "numerosas ocasiones", las declaraciones "en público y en privado" de Ignacio Diego no les ha "alentado nada".

"Los afiliados del Partido Popular decidimos serlo libre y voluntariamente y con ello aceptamos unas normas de funcionamiento. Todas y a la vez. No picoteamos a nuestra conveniencia", ha remachado la número dos de los populares, para quien "no es posible ir por libre" y "declararse en rebeldía" frente al PP al mismo tiempo que se dice "defender" al partido.

Y, en línea con lo anterior, González Revuelta no considera "posible ni creíble" apelar a la integración mientras "se vierten todo tipo de sospechas, se niega la autoridad de palabra o de hecho a la presidenta del partido y al Comité Ejecutivo, y se alimenta constantemente la fractura".

Por eso cree que la "solución" a la situación que viven los populares cántabros es "bien sencilla". "Basta con que quienes perdieron el Congreso dejen de una vez a un lado los intereses personales y pongan por delante al partido", ha indicado. Así, colocar el PP "primero", es decir, "anteponer los intereses colectivos a los individuales y sumar en la nueva etapa" es, a sus ojos, "la única salida".

En este sentido, desde la nueva dirección reclaman "ética política, honestidad personal y coherencia" para poder así "empezar a trabajar ya al servicio" de Cantabria y sus ciudadanos.

Trabajo parlamentario

Por lo demás, la secretaria autonómica del PP ha asegurado que el trabajo parlamentario "sigue adelante", con la presentación de iniciativas y la labor habitual.

No obstante, ha indicado que tras el Congreso Regional del 25 de marzo "en el que se apostó por un cambio en la dirección y en la forma de trabajar en el PP", se pretende "implementar" esta postura con el cambio de portavoz en el Parlamento, al que se oponen nueve 'dieguistas' que esta semana reclamaron a Mariano Rajoy que ponga una gestora al frente del partido.

Expulsión en Limpias

Por otro lado, en el Comité Ejecutivo regional se ha abordado también la situación generada en el municipio de Limpias, tras abandonar los cuatro concejales del PP el partido a raíz del Congreso Regional del 25 de marzo, que pasaron así a ser ediles no adscritos integrándose en el grupo mixto.

En este caso, las consecuencias para uno de ellos, el portavoz -que era afiliado al PP, en tanto que los otros tres no militaban en la formación- es "la expulsión", dado que ha abandonado de manera "voluntaria" la disciplina del PP y no hace falta por tanto abrir un expediente para expulsarlo, ha concluido María José González Revuelta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha