eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El PP tacha de "frivolidad" decir que no hay independencia judicial y PSOE denuncia "mayor presión" del Ejecutivo

Ciudadanos y el grupo confederal de UP-EC-EM reivindican reformas para garantizar la independencia judicial

- PUBLICIDAD -

La portavoz del grupo popular en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, María Jesús Moro, ha tachado de "frivolidad" concluir que la Justicia en España no es independiente y considera que es más una "percepción", mientras que su homólogo del PSOE, Juan Carlos Campos, ha denunciado que lo que hay es una "mayor presión" del Ejecutivo a los jueces pese a lo que cree que el sistema judicial es "suficientemente fuerte para soportar esas tentaciones".

Mientras, los de Ciudadanos (Cs) y del grupo confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (GUP-EC-EM), José Ignacio Prendes y Jaume Moya, respectivamente, han defendido la necesidad de llevar a cabo reformas que garanticen la independencia judicial, con coincidencias entre ambos sobre la necesidad de reforzar la autonomía del fiscal, o en sus 'peros' al mecanismo de designación de Fiscal General del Estado.

Los cuatro han sido los protagonistas de la mesa redonda sobre la 'Calidad e independencia de la Justicia: un reto de todos', que se ha celebrado en Santander, dentro del III Encuentro 'Una Justicia de futuro' que se celebra ayer y hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Varios de ellos, han alertado de la "percepción" o "imagen" que existe en la ciudadanía --e incluso entre los propios jueces y magistrados, ha añadido Cs-- de la falta de independencia judicial.

Moro (PP) ha opinado que, más que una realidad, existe una "percepción" de que hay menor independencia judicial pero entiende que es algo que hay que abordar porque, según ha dicho, en ocasiones, la percepción "se convierte en realidad jurídica". "Y eso no se puede permitir", ha dicho.

Por su parte, el portavoz de GUP-EC-EM, Jaume Moya, que es procurador, ha reconocido que "probablemente" los profesionales que están sumergidos en el "día a día" de la Justicia consideran que tal "politización" o falta de independencia "no es así".

Sin embargo, ha opinado que en una "sociedad de redes sociales" la "imagen" de algo "tan importante" como un poder del Estado, como es la Justicia, es algo que "nos debe preocupar" y, por ello, ha defendido que "tal vez las primeras reformas" que se realicen en ella debe ir dirigidas a "garantizar esa independencia judicial".

Y es que, según ha señalado, esa percepción o cuestionamiento de la independencia judicial está haciendo que la ciudadanía tenga, a su juicio, una actitud "muy reacia" hacia el sistema judicial y busque "mecanismos alternativos" a él.

Así, ha aludido a encuestas, a su juicio "escandalosas", que determinan que "más del 60% de la ciudadanía" considera que la Justicia "no es suficientemente independiente".

En este sentido, ha advertido de que no solo es la ciudadanía la que "cuestiona" esta independencia, sino también los organismos internacionales, como el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) del Consejo de Europa, que "año tras año" hace recomendaciones a España para que "refuerce las garantías de la independencia de la Justicia que son constantemente desoídas" por el Gobierno.

El portavoz de Cs ha opinado que existe una "problema" en la "percepción" que hay en España de que no hay independencia judicial y ha señalado que esta idea no solo existe entre los ciudadanos, sino también entre los propios jueces y magistrados.

Prendes ha defendido que, junto con la igualdad en el acceso a la justicia, la imparcialidad y la eficiencia, la independencia judicial es un "elemento absolutamente indispensable" para conseguir una Justicia de calidad.

"No son dos elementos que se puedan disociar", ha señalado el portavoz de Cs, que ha expuesto el Decálogo de su partido para 'Una justicia independiente para luchar contra la corrupción'.

Entre otras medidas, el Decálogo propone eliminar los partidismos en la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial y fortalecer la carrera de jueces y fiscales asegurando el mérito, la capacidad y la especialización, acabar con las 'puertas giratorias' y que sean jueces y magistrados quienes elijan directamente a los vocales del Consejo General del Poder Judicial.

Por su parte, Campo (PSOE) sí reconoce "mayor presión" del Ejecutivo en los jueces, aunque confía en la fortaleza del sistema. Sin embargo, sí mantiene que "el mayor ataque" a la independencia judicial es "impedir" que los jueces tengan los "recursos necesarios" para realizar su labor.

LAS REFORMAS NECESARIAS PARA UNA JUSTICIA DE CALIDAD

El socialista ha defendido que para lograr una Justicia de calidad lo que se precisan son "reformas normativas que permitan una estructura más racional"; "reformas organizativas, donde cada uno asuma sus competencias", y "tecnológicas".

Campo ha mantenido que la Justicia en España no tiene ni ha tenido los "parámetros de calidad" pertinentes, a pesar de que, a su entender, se han llevado a cabo "políticas bienintencionadas" pero "puramente incrementalistas".

En su opinión, las políticas y medidas implementadas "no han dado frutos por falta de una idea inicial". "No tenemos un modelo", ha opinado Campo, que considera que es lo que se debe buscar, además del consenso entre las fuerzas políticas para abordar la reforma de la Justicia. "El consenso no es un fin en sí mismo", ha dicho.

Sí ha reconocido lo beneficioso de los pactos, algo que el resto de portavoces de PP, Cs y CUP-EC-EM confían que se logre en la Subcomisión sobre la Estrategia Nacional de Justicia, creada en el seno de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados para estudiar las principales necesidades de la Justicia.

Así, el de Cs ha asegurado la "voluntad" de su grupo de alcanzar pactos es "absoluta", aunque ha advertido de que habrá que hacer frente a "problemas estructurales" que presenta, a su juicio, la Justicia y que "hay que reconocer" porque de lo contrario será "muy difícil" atajarlos.

Moya (CUP-EC-EM) considera que "tampoco puede ser tan complicado el consenso" a la hora de abordar diversas reformas en Justicia, entre las que ve "imprescindibles" la de la Ley de Enjuiciamiento Criminal o el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

De estas reformas también han hablado Cs y PP, que coinciden en que hay una "oportunidad" para emprender esta reforma de la Justicia.

En este sentido, la portavoz del PP considera que "ha pasado tiempo y cosas suficientes para que el fruto esté más que maduro" y ha opinado que habrá que "rendir cuentas" si los grupos políticos no aprovechan esa "oportunidad" que existe para alcanzar los "consensos fundamentales" para poder llevar a cabo esa reforma de la Justicia. Y ha advertido de que ese "fruto maduro" se puede convertir en "podrido" si no se recoge a tiempo.

Esta metáfora ha sido usada también por el portavoz de CUP-EC-EM para advertir a la portavoz 'popular' que el sabor de un fruto también depende de "cómo ha madurado" y cuándo se recoge. "Cuando recogemos el fruto cuando toca es mucho más apetitoso", ha dicho Moya.

En relación a la reforma tecnológica que se plantea llevar a cabo, ha advertido de los riesgos de pasar de una Justicia "del siglo XIX", como, en su opinión, es en algunos aspectos la de España, a una del "siglo XXI".

Para hacer esa transición, ha opinado que "previamente es imprescindible hacer algunos cambios" para que la entrada en el siglo XXI "no sea traumática" y suponga un "desencaje" que "no consiga solucionar" las principales urgencias de la Justicia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha