eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El Plan de Gestión del Lobo podría entrar en vigor la próxima primavera

Será necesaria la modificación de las leyes de Caza y de Conservación de la Naturaleza de Cantabria

- PUBLICIDAD -
El Plan de Gestión del Lobo en Cantabria podría entrar en vigor la próxima primavera

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha presentado este jueves a la Mesa del Lobo el borrador del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria que podría entrar en vigor la próxima primavera aunque antes será necesaria la modificación de dos leyes autonómicas, la de Caza y la de Conservación de la Naturaleza.

Con la presentación del borrador y su calendario de tramitación, Oria cumple su compromiso de presentar a la Mesa el documento en el mes de diciembre, un documento en el que, ha dicho, se han procurado plasmar todos aquellos puntos abordados en las anteriores reuniones.

Entre ellos, ha destacado que se incluyen "algunos de gran trascendencia" como es el status legal de la especie en Cantabria, así como las directrices y medidas de gestión de sus poblaciones.

También ha manifestado su esperanza de que, como resultado de este proceso de participación, "podamos obtener un documento consensuado" sobre el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, que "sea capaz de compatibilizar la conservación de la especie con la permanencia de la ganadería extensiva en nuestros montes".

Según ha informado el Gobierno en un comunicado, el borrador presentado es el del proyecto de Decreto que conformaría el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, cuyo contenido consta de 5 artículos, para después desarrollar en su Anexo el Plan a lo largo de 8.

El borrador se ha elaborado teniendo en cuenta los mejores datos disponibles sobre la situación de la especie en Cantabria, con la finalidad de garantizar la necesaria compatibilidad entre la conservación del lobo y la de la ganadería extensiva, estableciendo unas directrices de gestión conforme al nuevo marco legal en el que se encuentra enmarcada la especie, y estableciendo una serie de medidas y actuaciones.

El ámbito de aplicación del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria se extiende a todo el territorio de la Comunidad Autónoma, siendo la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación el órgano competente para la aplicación y seguimiento del mismo.

El Plan tendrá vigencia indefinida desde su entrada en vigor, aunque podrá ser sometido a cuantas revisiones fuesen necesarias con el fin de adaptarlo a las variaciones de las poblaciones de lobo, de su hábitat o de cualquier otra circunstancia que pueda afectar de manera importante a su estado de conservación o a la gestión de sus poblaciones.

Responsabilidad por daños

A partir de la entrada en vigor del Plan, el lobo tendrá la consideración de especie "no cinegética" en todo el territorio de Cantabria, frente a la situación actual de especie cinegética.

En consecuencia, las actuaciones de control sobre ejemplares de la especie que se efectúen, deberán estar sometidas al régimen de excepciones previsto en el artículo 39 de la Ley de Cantabria 4/2006, de 17 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, y en el artículo 61 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Según el borrador, el Gobierno cántabro indemnizará los daños causados por la especie en todo el territorio de la Comunidad Autónoma, y no sólo en los terrenos cinegéticos en los que es titular (fundamentalmente, la Reserva Regional de Caza Saja) como ocurre en la actualidad.

Entre los objetivos del Plan, está mantener una "población viable" de lobo en Cantabria a unos niveles tanto biológica como socioeconómicamente sostenibles, manteniendo el intercambio poblacional con las provincias limítrofes y, por tanto, contribuyendo a su viabilidad en la Península Ibérica.

Asimismo, tratará de minimizar la "conflictividad" generada por los daños que ocasiona la especie a la ganadería extensiva, con el apoyo de medidas preventivas y compensatorias, además de mejorar el sistema de pagos por daños ya existente.

También busca prevenir y perseguir eficazmente las "acciones hostiles y vengativas" hacia la especie, en particular el uso de venenos, trampas y otros procedimientos no selectivos, que pueden perjudicar también a la conservación de otras especies y del medio natural en general.

Desarrollar los mecanismos necesarios para el seguimiento y el estudio de las poblaciones de lobo en Cantabria (censos, revisiones periódicas del Plan de Gestión, estudios sobre su etología) y propiciar la participación de todos los sectores implicados en la gestión del lobo en la región (asociaciones y sindicatos de ganaderos, asociaciones ecologistas y conservacionistas, administraciones públicas), son otros de los objetivos.

Además, contempla el desarrollo de actuaciones de educación y sensibilización para aumentar el conocimiento y la tolerancia hacia el lobo de los distintos sectores afectados por la presencia del lobo, especialmente en el medio rural, y desarrollar programas de formación del personal de la Administración implicado de manera más directa en la gestión de la especie.

Finalmente, fomentará actuaciones que favorezcan el reconocimiento del lobo como un recurso económico por las poblaciones rurales, tales como las actividades turísticas ligadas a la especie, la recuperación del patrimonio etnográfico asociado al lobo o la promoción de los productos provenientes de explotaciones ganaderas en las que se adopten códigos de buenas prácticas con el lobo.

Calendario

Tras la exposición y el debate sobre el borrador del Plan de Gestión, se ha tratado el calendario propuesto para su tramitación, incluyendo la audiencia a los interesados, el proceso de información pública y el procedimiento a seguir para su aprobación, teniendo en cuenta que para su entrada en vigor es necesario la modificación puntual de dos leyes (Ley de Caza y Ley de Conservación de la Naturaleza) para excluir el lobo de la lista de especies cinegéticas y para hacer posible el pago de los daños que pueda producir en toda Cantabria.

El calendario estimado de tramitación del Plan de Gestión prevé iniciar de inmediato la ampliación de la participación pública, remitiendo el texto a otros organismo y colectivos no presentes en la Mesa del Lobo, y establece el 20 de enero de 2016 como el plazo máximo de entrega de las propuestas o comentarios al borrador del Plan, por escrito y remitidos por correo convencional a la Dirección General del Medio Natural.

Por otro lado, el mes de febrero de 2016 se abrirá el proceso de información pública del proyecto de Decreto, con su publicación en la página web del Gobierno de Cantabria y su anuncio en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Finalmente, a partir de marzo, está prevista la tramitación administrativa del proyecto de Decreto del Plan de Gestión de forma paralela al proceso de modificación de las dos leyes citadas, que debe acometerse por el Parlamento de Cantabria, estimándose que el Plan entre en vigor en la próxima primavera, dependiendo la fecha concreta de la finalización de esos procedimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha