eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Podemos y C's cuestionan la utilidad de la Comisión de Ecomasa tras quedar fuera de la Mesa y PP, PRC y PSOE lo niegan

Podemos y Ciudadanos censuran que la Mesa de la Comisión parlamentaria sobre Ecomasa, constituida este viernes, esté conformada por PP, PRC y PSOE cuando, según señalan, sus gobiernos están "inmersos" en este caso y creen que esto perjudicará la utilidad y la transparencia de la misma, algo que 'populares', regionalistas y socialistas niegan y aluden a cuestiones de representatividad para justificar su puesto en la Mesa.

- PUBLICIDAD -

Tras constituirse la Comisión que investigará en el Parlamento regional lo ocurrido en el proyecto empresarial Ecomasa, al que fueron a parar 18 millones de dinero de los cántabros, los representantes de C's y Podemos en misma, Rubén Gómez y José Ramón Blanco, han expresado su "sorpresa" por que los tres grupos mayoritarios, PP, PRC y PSOE, no hayan querido negociar con ellos la composición de la Mesa y les hayan quedado fuera.

Para Blanco (Podemos), este comportamiento de los grupos tiene un objetivo. "Por algo es", ha dicho el podemita, que ha señalado que la Mesa es la que tiene "facultad" para decidir "quién comparece" y "quién no".

A su juicio, esta composición de la Mesa puede afectar a la "transparencia" y "teme" que pueda ocurrir "algo parecido" que en la Comisión que abordó la proposición de ley del PP para regular en la Ley del Suelo el derecho al realojo y en la que comparecieron, además de distintos representantes políticos, vecinos del barrio de El Pilón y Prado San Roque de Santander, afectados por desarrollos urbanísticos.

Estos representantes vecinales, así como los de la plataforma DEBA y la asociación ecologista ARCA, que también comparecieron, no fueron públicas, a diferencia de las comparecencias 'políticas' que sí lo fueron, una decisión de la Mesa de esa comisión que suscitó las críticas de Podemos.

Por su parte, el representante de C's ha criticado el "tajante 'no'" de PP, PRC y PSOE a "negociar" la composición de la Mesa de esta Comisión y ha censurado que, finalmente, se sienten en ella las tres formaciones que, según ha apuntado, han estado "inmersas" en lo ocurrido en Ecomasa.

Y es que cuando nació Ecomasa y cuando se aportó el grueso de dinero público para este proyecto gobernaba el PP y, posteriormente, ha sido durante el Ejecutivo bipartito PSOE-PRC cuando se produjo el cierre de la empresa, su liquidación, el despido de la plantilla y la venta de activos.

"El caso Nestor Martín (Ecomasa) es un caso muy complejo y muy político y que se puede utilizar como arma arrojadiza con mucha facilidad y, por tanto, entendíamos que los dos partidos que no han tenido relación en ningún caso con esta situación en el pasado, debíamos estar en la Mesa intentando así, de esta manera, despolitizar, en la medida de lo posible las acciones de la Mesa", ha afirmado.

El representante de C's cree que, con esta conformación de la Mesa, se han "desvanecido, en su práctica totalidad", las "esperanzas" de que la Comisión "tenga un sentido en el futuro y sirva realmente para algo" y no ocurra, como, a su juicio, con las celebradas sobre el proyecto empresarial GFB y la sociedad pública Cantur, ambas impulsadas por el PP, que --dice-- fueron "mera palabrería" y "mera discusión política".

"Nunca hemos exigido estar en ninguna Mesa. En aquellas en las que estamos de comisiones es porque nos las han ofrecido, aunque en este caso entendíamos como lógico que, en un acto de buena fe y buena voluntad, los partidos que han estado involucrados en esa situación tendrían que haber dado un paso atrás y dejar que fuéramos otros, que no hemos tenido nada que ver con este caso, quien dirigiéramos esta comisión. No ha sido así, es una pena. Lo lamentamos", ha dicho.

Para C's, se ha "perdido una oportunidad" para "hacer útil una comisión". "Desgraciadamente, parece que los tres partidos mayoritarios en esta Comisión van a hacer válidas las palabras de Napoleón, que cuando no quería solucionar algo creaba una comisión y ese parece que es el destino de esta", ha zanjado.

A preguntas de los periodistas sobre las peticiones de comparecencias de C's, Gómez ha reconocido que su grupo tiene "pensado alguno", si bien la lista completa la darán una vez tengan toda la documentación.

No obstante, ha señalado que ya la próxima semana, C's podría presentar ya alguna solicitud de los "principales implicados", que --ha recordado-- no solo es el Gobierno, sino también algunas de sus empresas públicas, como el ICAF.

Por su parte, PP, PRC y PSOE han salido al paso de las críticas y han coincido en usar como argumento para defender la Mesa elegida.

El portavoz parlamentario del PP y miembro de la Comisión, Eduardo Van den Eynde, ha negado que haya habido un acuerdo previo de su grupo con PRC y PSOE para pactar estar los tres en la Mesa. "No nos hemos puesto de acuerdo con nadie", ha afirmado el 'popular', que ha asegurado "no entender muy bien las quejas" de C's y Podemos porque, según ha dicho, "lo normal" es que "uno obtenga la representación en función de los votos que tiene" y ha apuntado que es el funcionamiento habitual de una mayoría parlamentaria.

Así, ha recordado que el PP tiene "cuatro votos en todas las comisiones y, por tanto, un miembro de la Mesa, con seguridad es del Partido Popular". "Evidentemente no íbamos a renunciar a tener un miembro en la Mesa porque tenemos votos suficientes", ha señalado el 'popular' que dice que no se ha negociado con PRC y PSOE, sino que solo ha "comentado" que iban a presentar candidato esos dos grupos han preferido apoyarles para que obtengan la Vicepresidencia de la Comisión y no la Secretaría.

Van den Eynde considera que es "lo mismo" el cargo que cada partido ocupe en la Mesa porque --ha dicho--, tanto en ella, como en la Comisión los acuerdos se toman por mayoría.

Además, ha negado que, como temen Podemos o C's, PP, PRC y PSOE vayan a 'torpedear' la Comisión, y ha recordado que su partido voto a favor de su constitución porque quiere "que se aclare" lo ocurrido en Ecomasa ya que tiene la "absoluta seguridad" de que el Gobierno 'popular' no tuvo "ninguna responsabilidad".

Y respecto a la de los socios particulares del proyecto, ha recordado que serán los tribunales los que decidan las que pudieron tener los socios particulares del proyecto en que el proyecto resultada "fallido", algo en lo que, a su juicio, influyó, al menos en parte, la "mala fortuna".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, ha coincidido con Van den Eynde en afirmar que la composición de la Mesa es "proporcional al peso" que los ciudadanos dieron a los distintos partidos en las elecciones de mayo. "No es una cuestión de acuerdos, es una cuestión de proporcionalidad", ha señalado sobre si había habido pacto.

También ha dicho que la composición de la Mesa no va a tener "ninguna influencia" en los trabajos de la Comisión y ha recordado que "todos" los grupos han apoyado su creación y coinciden en "sacar a la luz, si existe, una responsabilidad política en la mala gestión del caso Ecomasa".

"Yo les garantizo que desde el PRC, que se va a ostentar la Presidencia, se va, como en todas las demás comisiones, a garantizar que todos los grupos que están en ella representados tengan el acceso a la documentación y a todas las peticiones que se hagan", ha zanjado.

Tampoco entiende las críticas la portavoz del PSOE en el Parlamento e integrante de la Comisión, Silvia Abascal, que ha aludido a las mismas razones de representatividad que Van den Eynde y Hernando para justificar la composición de la Mesa.

Ante las sospechas planteadas por Podemos y C's sobre los motivos que puede haber para excluirles de la misma, Abascal ha criticado que estos grupos generar esa "sombra" y esa "duda" y ha recordado que la comisión se ha creado por la petición y el apoyo de todos los partidos y ha afirmado que "todos" los grupos quieren que se esclarezca "dónde esta el dinero" público que se destinó al proyecto Ecomasa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha