eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Rechazada la iniciativa del PP a favor de mantener la actual regulación de vivienda unifamiliar en suelo rústico

Podemos y los dos socios de Gobierno, PRC y PSOE, votan 'no' pese a que los regionalistas están "de acuerdo" en el "qué" de lo planteado por el PP

- PUBLICIDAD -

El 'no' de regionalistas, socialistas y podemitas ha hecho que la iniciativa del PP para reclamar que la nueva ley del suelo en la que trabaja el Ejecutivo regional (PRC-PSOE) mantenga la actual regulación que permite construir vivienda unifamiliar en suelo rústico sin necesidad de un plan especial haya sido rechazada este lunes en el Pleno del Parlamento regional.

Pese a que el PRC ha reconocido estar "de acuerdo" con el PP en el "qué" de esta iniciativa, ha votado en contra de ella al no aceptar los 'populares' la enmienda de modificación que planteban los regionalistas a la proposición no de ley del PP.

"No se puede ser Gobierno y oposición", ha reprochado a los regionalistas el diputado del PP José Manuel Igual, quien ha criticado que el PRC en su enmienda incluya aspectos ajenos al tema de la vivienda unifamiliar en suelo rústico, como son los relativos a los procesos de realojo y retorno.

Aunque los regionalistas han reconocido estar "de acuerdo" con el PP en el "qué" de la iniciativa han asegurado que no lo están en otros aspectos de la misma.

Así, el portavoz del PRC en el Parlamento, Pedro Hernando, se ha mostrado en desacuerdo con el PP en el "cuándo" de esta iniciativa ya que considera que los grupos tendrán la "oportunidad" de expresar sus planteamientos sobre la nueva ley del suelo una vez que concluya el periodo de participación pública sobre el borrador del anteproyecto que se está llevando a cabo y cuando la normativa entre en la Cámara regional para su tramitación.

Además, se ha mostrado "seguro" de que el Gobierno "va a escuchar" las distintas opiniones y alegaciones que se presenten sobre el borrador del anteproyecto de lo que considera "una buena reforma" de la ley del suelo, aunque "con algunas cuestiones que hay que matizar".

El PSOE, socio de gobierno de los regionalistas en el Ejecutivo regional, ha reconocido que le "llama la atención" la "coincidencia" de posturas en este caso entre el PRC y los 'populares'.

Al contrario de los regionalistas, los socialistas se ha mostrado en contra de mantener la actual regulación sobre las viviendas unifamiliares en suelo rústico y ha defendido un crecimiento del mundo rural "más ordenado", "más compacto", "menos disperso", con "más dotación" en servicios y en la que se mantenga la "identidad" de los pueblos.

Así lo ha hecho la portavoz socialista Silvia Abascal, quien ha argumentado que la normativa de las regiones "vecinas" de Cantabria va en el mismo sentido que la postura defendida por el PSOE. "No puede ser que vascos, asturianos y gallegos estén equivocados", ha dicho.

También ha considerado "imposible" alguna de las exigencias que planteaba la enmienda de modificación presentada por el PRC relativa a los plazos que plantea para llevar a cabo determinadas tramitaciones.

Y es que los regionalistas reclamaban que se regulase la reducción de los procedimientos y trámites urbanísticos y medioambientales, especialmente los referidos a los procesos de aprobación y modificación de los planes generales de ordenación urbana, planes especiales de suelo no urbanizable y resto de instrumentos de planeamiento.

Así, pedían que la nueva ley incluya un procedimiento de tramitación simplificada de estos planes que evite que la tramitación de cualquiera de ellos pueda extenderse más allá de doce meses. "La exigencia es imposible de cumplir", ha aseverado Abascal.

Los socialistas consideran que la iniciativa del PP es "innecesaria" e "inoportuna" y han planteado una enmienda de sustitución dirigida a pedir al Gobierno regional a "buscar un acuerdo con los grupos parlamentarios, con los agentes económicos y sociales, con los ayuntamientos y con todos los sectores afectados" para establecer en el anteproyecto dde la ley del suelo en tramitación "con el fin de promover un crecimiento de los núcleos rurales más ordenado, menos disperso y con mayor dotación de servicios".

Por su parte, Podemos se ha mostrado a favor de la derogación de la vigente Disposición Transitoria Novena de la Ley del Suelo de Cantabria en la que se regulan las construcciones ensuelo no urbanizable o rústico tal y como se prevé en el actual borrador del Ejecutivo, ya que, a su juicio, esta derogación no solo es "aconsejable" sino "lógico" para mantener l a forma de asentamiento tradicional en los suelos rústicos en Cantabria.

"No permitan implantar la patología como forma de conducta", ha dicho la diputada Verónica Ordóñez al PP, partido que, a juicio de la podemita, demuestra tener "mucho valor" o "caradura" al "sacar pecho" de su gestión urbanística tras haber dejado --ha dicho-- Cantabria con viviendas con sentencia de derribo o con otras "desperdigadas" en un modelo que es "imposible" de gestionar.

Los podemitas han pedido a la Consejería competente en materia urbanística, que es la de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social que lidera la socialista Eva Díaz Tezanos "ceda a las presiones".

A su juicio, lo que propone el PP es la "total desregulación" del urbanismo y del suelo rústico "para que nadie vuelva a molestar a sus alcaldes con sus chanchullos" y ningún colectivo conservacionista se "inmiscuya" en ellos.

"Eso es inaceptable", le ha contestado el presidente de los 'populares' cántabros y diputado regional del PP, Ignacio Diego, desde su escaño.

Los podemitas han pedido a los regionalistas que "recapaciten" y "protejan la 'tierruca' que tanto dicen amar".

La iniciativa de los 'populares' solo ha recibido el apoyo de Ciudadanos (C's), que ha avisado al Ejecutivo que "no va a apoyar cualquier reforma" que deje a los propietarios del suelo rústico "con menos derechos que tiene".

Por su parte, el PP ha opinado que la disposición transitoria que regula las viviendas unifamiliares en suelo rústico desde la pasada legislatura ha funcionado "razonablemente bien".

"La vivienda unifamiliar en suelo rústico ha sido una de las cosas que ha funcionado en la época de quiebra", ha defendido Igual, que ha explicado que la vigente regulación ha permitido la construcción de "alrededor de 400 viviendas nuevas" y de "1.400 actuaciones", con su efecto, además, en la economía.

Por ello, ha opinado que "lo que ha funcionado razonablemente bien no se debe cambiar" y ha advertido de la existencia, a su juicio, de "inquietud" en los ayuntamientos ante la posibilidad de que la nueva ley del suelo del bipartito acabe con la actual regulación de la vivienda unifamiliar en suelo rústico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha