eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Revilla desmiente al comité de Ecomasa y asegura que no prometió mantener la empresa

Podemos cree que "parece" que Díaz Tezanos es la que dirige el Gobierno e insta a Revilla a ser "el presidente de Cantabria y no el honorífico"

- PUBLICIDAD -

El jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla, asegura que él "no prometió" a los trabajadores el mantenimiento de Ecomasa como éstos aseguraron en la comisión de investigación mientras Podemos le reclama que "sea el presidente de Cantabria y no el honorífico".

En el Pleno del Parlamento autonómico, Revilla ha acusado a los representantes de los trabajadores en la comisión de "faltar a la verdad" en relación a las promesas que él les hizo sobre Ecomasa.

Revilla ha asegurado que él prometió a los representantes de los trabajadores de Ecomasa "hacer lo posible" para "intentar mantener" la actividad de la empresa y, si no se podía, trabajar para ayudarles a su recolocación en otros proyectos empresariales.

Podemos ha vuelto a recordar a Revilla que fue la formación 'morada' la que "le puso" como presidente "para dirigir Cantabria". "Y no la vicepresidenta, que es lo que parece", ha añadido el diputado podemita José Ramón Blanco, que ha pedido al regionalista que "demuestre que no es el presidente honorífico".

Blanco y Revilla han protagonizado este lunes en el Pleno un cruce de declaraciones, en la que el podemita ha preguntado al presidente por su valoración de las declaraciones que hicieron los miembros del comité de empresa de Ecomasa en la comisión de investigación que se está desarrollando en el Parlamento sobre este proyecto empresarial en relación a varias conversaciones que mantuvieron con el consejero delegado de Sodercan.

Según la versión de los representantes de los trabajadores, el Salvador Blanco les habría dicho que "las noches que él no había dormido con GFB, las iban a empezar a no dormir otros".

Además, miembros del comité afirmaron en su comparecencia en comisión que Blanco "amenazó" a los trabajadores "con tirar todos sus currículums a la basura si seguían con sus actuaciones en el juzgado, echando a la empresa pública la culpa del cierre de la fábrica de estufas de Camargo", algo que la empresa pública ha negado.

Blanco ha preguntado a Revilla si iba a hacer algo tras estas supuestas declaraciones de Blanco --que el podemita da por ciertas-- o, si por el contrario, le habían pedido que "mirara para otro lado".

Tras escuchar esto, el presidente cántabro ha afirmado que "no le consentía" a Blanco que le preguntara si alguien le había pedido que "mirase para otro lado" como si fuera una "veleta".

Además, al contrario que Blanco, Revilla no ha dado por seguras las palabras de los miembros del comité de empresa sobre las conversaciones con Salvador Blanco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha