eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cuatro rampas, una escalera mecánica y un ascensor unirán el Paseo de Pereda con General Dávila

Cuatro rampas y una escalera mecánicas, además de un ascensor, unirán la calle Lópe de Vega (Paseo de Pereda) con la Finca Jado, en General Dávila.

- PUBLICIDAD -

El proyecto de este gran itinerario peatonal incluido en el Plan de Transporte Vertical ha sido aprobado hoy por la Junta de Gobierno local de Santander, se licitará en enero con un presupuesto de 2.159.426 euros ya consignados en las cuentas municipales de 2017 y las obras comenzarán en verano, con el objetivo de que pueda estar operativo en la primavera-verano de 2018.

En concreto, son diez meses de plazo de ejecución de una actuación que ha sido elegida como la mejor de las ocho alternativas de movilidad planteadas entre el este del túnel de Tetuán y el oeste del Río de la Pila, y que además "pondrá en valor" las escaleras mecánicas del Grupo Santa Teresa.

El proyecto incluye la construcción de dos rampas mecánicas en la calle Lópe de Vega, dos en la zona de la calle del Carmen-Entrehuertas, una escalera mecánica en la Finca Jado y un ascensor en Santa Teresa. La actuación supondrá la pérdida de 16 plazas de aparcamiento y la instalación de bancos y jardineras, además de la reposición de arbolado autóctono.

En rueda de prensa, la alcaldesa, Gema Igual, ha explicado que con esta iniciativa se pretende mejorar la calidad de vida de los vecinos al ofrecer alternativas a un problema social y de movilidad en una ciudad con un "problema" de conexión entre el norte y el sur qu ese está abordando mediante la instalación de rampas y escaleras mecánicas como prueban los 3,5 millones de euros ejecutados en movilidad vertical.

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, ha explicado que la pendiente de la calle Lópe de Vega es del 6% por lo que no se ha considerado necesario instalar ningún elemento pero sí entre Daoiz y Velarde y Santa Lucía, puesto que la pendiente es del 18%.

Así, entre Daoiz y Velarde y la calle Bonifaz se ubicará una rampa de 32,6 metros de longitud que salvará un desnivel de cinco metros de altura; y entre Bonifaz y Santa Lucía irá otra rampa que superará un desnivel de 5,3 metros y que tendrá una longitud de 34 metros.

Entre Santa Lucía y la calle del Carmen la pendiente es reducida por lo que se dejará como está y en la calle del Sol, al oeste de la iglesia del Carmen (calle Carmen-Entrehuertas), las actuales escaleras serán sustituidas por una rampa mecánica de 25,3 metros de longitud con una pendiente del 21% y salva una altura de 5 metros; seguida de otra rampa de la misma pendiente, que salva una altura de cuatro metros, y que medirá 22 metros de longitud.

Los diez metros restantes de desnivel desde la cuarta rampa y la calle Santa Teresa se salvarán con un ascensor y una pasarela. En Santa Teresa se cogerán las escaleras mecánicas ya existentes y se construirán otras nuevas para el desnivel entre San Roque y la parte superior de la Finca de Jado.

El concejal ha opinado que las nuevas instalaciones que comunicarán la "parte alta y baja" de la ciudad tendrán un "uso tremendo" y "pondrán en valor" las del Grupo Santa Teresa, que son las menos utilizadas. Según un estudio, se realizan entre siete y ocho millones de viajes anuales en las rampas y escaleras mecánicas existentes actualmente, una cifra "tremenda" teniendo en cuenta que el TUS transporta 18 millones de viajeros al año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha