eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El ataque de un hongo y un insecto obliga a talar 70 pinos del golf de Mataleñas para evitar su caída

El ataque de un hongo y de un insecto ha obligado a iniciar la tala de unos 70 pinos del Campo de Golf de Mataleñas para evitar la caída de los árboles, que han quedado completamente secos, han perdido la estabilidad y presentan "un alto riesgo de caída".

- PUBLICIDAD -

Trabajadores del servicio de parques y jardines han comenzado este lunes las labores, que se prevé que se prolonguen durante unas dos semanas, ha informado el Ayuntamiento de Santander en nota de prensa.

Según explica, el Consistorio va a adoptar también medidas para intentar salvar otros ejemplares enfermos -eliminando las raíces y partes dañadas y atacando el hongo-, así como para evitar la propagación de la enfermedad a los árboles sanos.

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, ha indicado que todas estas medidas se están aplicando siguiendo las recomendaciones de un informe técnico encargado para conocer el estado de los árboles, el grado de avance de la enfermedad y las acciones necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios de las instalaciones y las personas que transitan por las inmediaciones.

Los árboles afectados son pinos piñoneros (pinus pinea) de entre 10 y 15 metros de altura que se encuentran en el pinar que rodea el campo de prácticas del campo de golf.

En el estudio realizado por los técnicos se concluye que la causa de la muerte ha sido el ataque del hongo Armillaria y una plaga de un coleóptero barrenador, probablemente de la especie 'pissodes', un tipo de insecto cuyas larvas excavan galerías en el interior del tronco.

A consecuencia de todo ello, se han producido desprendimientos de corteza, fracturas en la base del tronco de algunos árboles, ha disminuido su resistencia y estabilidad, y existe el riesgo de caída de los árboles por efectos del viento.

Según indica el informe, 71 ejemplares están completamente secos, algunos de ellos presentan "un alto riesgo de caída" y también son peligrosas sus copas, de las que pueden desprenderse las ramas muertas.

Por ello, como primera medida, el informe aconseja la tala de los 71 ejemplares que están "totalmente muertos" y evaluar la posibilidad de talar algunos más en función del grado de avance de la enfermedad.

Asimismo, se recomiendan otra serie de actuaciones para tratar el resto de árboles enfermos y evitar la extensión de la plaga a ejemplares sanos.

El concejal de Medio Ambiente ha reiterado que se adoptarán en todo momento las medidas más adecuadas y proporcionadas tratando de compatibilizar la preservación de aquellos ejemplares que aún puedan recuperarse, con la seguridad de los usuarios del campo y las personas que pasean por las inmediaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha