eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La crisis de la ganadería cántabra se cobra la segunda dimisión del Gobierno en una semana

Renuncia la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, siete días después de que la Consejería cesara a petición de los ganaderos al jefe del Servicio de Bienestar Animal

- PUBLICIDAD -
Jesús Oria y Beatriz Fernández, en una rueda de prensa. | Lara Revilla

Jesús Oria y Beatriz Fernández, en una rueda de prensa. | Lara Revilla

El organigrama del Gobierno de Cantabria ha sufrido su segunda baja en apenas 24 horas. A la dimisión de Israel Marcos como director de la Sociedad Año Jubilar Lebaniego -adelantada por este diario-, se ha sumado este jueves la renuncia de la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández.

Aunque en ambos casos, el Ejecutivo cántabro ha justificado estos abandonos en "razones personales", lo cierto es que ambos dirigentes, con un perfil más técnico que político, han tenido que lidiar en los últimos meses con dos de los marrones más importantes a los que se enfrenta actualmente el Gobierno: la falta de financiación para uno de los proyectos estrella de la legislatura, la celebración del Año Jubilar Lebaniego, y la crisis de la ganadería cántabra, fuertemente enfrentada a la Consejería que dirige el regionalista Jesús Oria.

En este último caso, la baja de Beatriz Fernández, que ha sido avanzada por El Diario Montañés, se produce además una semana después del cese del jefe del Servicio de Sanidad y Bienestar Animal, Francisco Fernández, reclamado por los ganaderos.

Las protestas del sector ganadero han sido uno de los principales quebraderos de cabeza del Gobierno cántabro desde que comenzó la legislatura. Las movilizaciones del sector primario han estado a la orden del día y desde el sector primario señalan directamente a la cabeza del presidente, Miguel Ángel Revilla, tal y como sucedió por ejemplo en la concentración que tuvo lugar hace exactamente un año frente al Parlamento regional.

La tensión y el enfrentamiento han ido creciendo escalonadamente, hasta alcanzar su punto álgido el pasado 11 de abril, cuando la Guardia Civil tuvo que intervenir ante las protestas de un grupo de ganaderos que increpaban a Revilla por el vaciado sanitario y la gestión del lobo durante una visita del jefe del Ejecutivo a Ruente para inaugurar la biblioteca municipal. 

Tras ese altercado, que no pasó a mayores, se han producido las dos bajas en la Consejería de Oria, que además esta misma semana también anunciaba que daba marcha atrás e incluía el lobo como especie cinegética, rompiendo el consenso que se había alcanzado con todos los agentes implicados y adoptando de forma uniletral y sin previo aviso una medida cercana a los postulados de los ganaderos. 

Revilla: "La gente se agobia"

Pese a que los indicios indican todo los contrario, el Gobierno insiste en que ambas bajas, las de Beatriz Fernández y la de Israel Marcos, se deben a motivos personales. Así lo ha expresado el propio presidente cántabro, quien ha tratado de restar importancia a los hechos.

"La gente unas veces se agobia, otras veces son motivos personales, es normal y habitual", ha dicho Revilla a preguntas de los medios, tras admitir que no conoce a la hasta ahora directora general de Ganadería.

Beatriz Fernández es licenciada en Veterinaria por la Universidad de León y diploma posgrado de Veterinaria de Salud Pública por la Universidad de Barcelona, ha trabajado como técnico de producción animal en la Consejería de Medio Rural y técnico de salud pública, técnico de higiene alimentaria y jefe de seguridad alimentaria en la Consejería de Sanidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha