eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La oposición acusa a Salvador Blanco de practicar "capitalismo de amiguetes" en Sodercan

PP, Podemos y Ciudadanos aseguran que el contrato entre la empresa pública y FIDBAN "no tiene un pase" y cuestionan la "pasividad" del Ejecutivo

CCOO afirma que el nombramiento de Blanco como consejero de Sidenor "no es ético ni moral", mientras que UGT opina que debería "cesar la hostilidad"

Los populares también recuerdan la oposición del PSOE al proyecto de UNEATLÁNTICO: "Esto demuestra el concepto de ética que tienen algunos"

- PUBLICIDAD -
Salvador Blanco, consejero delegado de la empresa pública Sodercan.

Salvador Blanco, exconsejero delegado de la empresa pública Sodercan.

La Fundación Innovación y Desarrollo (FIDBAN) ha nacido con más protagonismo del que esperaba. El ente participado por FUNIBER -la propietaria de UNEATLÁNTICO- y Sodercan ha saltado a la palestra mediática y política después de que eldiario.es revelara que Salvador Blanco le adjudicó un contrato de 75.000 euros sobre la bocina, tan solo 48 antes de ser cesado como consejero delegado de la empresa pública. 

Tampoco ha ayudado que la cabeza visible de esta Fundación sea precisamente el anterior jefe de Blanco, el exconsejero de Economía, Ángel Agudo, quien le dio la oportunidad de saltar al Ejecutivo cántabro en el año 2003, y que en la misma también se haya integrado otro excompañero de trabajo y amigo, el exresponsable de Promoción y Desarrollo de Sodercan, Víctor Gijón, inhabilitado para la administración de bienes ajenos.  

Todos estos hechos han despertado las críticas de los partidos de la oposición, que cuestionan tanto las formas como el fondo y que lamentan que una vez más la imagen de la sociedad encargada del desarrollo industrial de Cantabria se vea empañada por este tipo de maniobras.

Al portavoz parlamentario del PP, Eduardo Van den Eynde, el contrato le parece "estética y éticamente muy, muy, muy feo". "Toda la opinión pública se ha escandalizado que a dos días de cesar en un cargo se apruebe una financiación y encima a una organización vinculada a quien fue su jefe y colaborador", cuestiona el diputado popular, que al mismo tiempo llama la atención sobre la "doble vara de medir" de los socialistas.

Tal y como recuerda, "el PSOE fue muy crítico con las tramitaciones que se llevaron a cabo para la instalación de la Universidad Europea del Atlántico y ahora curiosamente no solo financian una fundación vinculada, sino que mucho nos tememos que pronto veremos a algunos de los interesados ligados directamente a esta Universidad", apunta.

"En su momento al proyecto de UNEATLÁNTICO le pusieron muchas pegas por quienes se arrogan ser defensores de lo público y sin embargo luego no tienen ningún problema a la hora de coger cargos y representación institucional en esa misma Universidad", incide Van den Eynde. A su juicio, "esto demuestra la doble vara de medir y el concepto de ética que tienen algunos".

Su homólogo en Ciudadanos, Rubén Gómez, ha criticado que "Sodercan sigue siendo un juguete para el beneficio de los amiguetes en lugar de una sociedad de desarrollo regional". En opinión de Gómez, "el Gobierno de Cantabria se ríe de los cántabros y utiliza las empresas públicas para el compadreo permanente".

"El último contrato de Salvador Blanco al frente de Sodercan lo podemos calificar como capitalismo de amiguetes", ha subrayado Rubén Gómez, que ha indicado que "las mismas prácticas que motivaron el durísimo informe de la intervención sobre la gestión de Salvador Blanco son las que vemos en su despedida", lo que demuestra, según sus palabras, que "los vicios del viejo PSOE se mantienen en el nuevo".

El portavoz de Cs en el Parlamento autonómico también ha manifestado que "ahora tenemos la certeza de que nada va a cambiar en Sodercan con el cese de Salvador Blanco si quienes han firmado este contrato son tanto el consejero  delegado saliente como quien le sustituye".

Por último, Rubén Gómez ha precisado que "esto es una prueba más de que las denuncias de Cs acerca de la nefasta gestión de las empresas públicas por parte del Gobierno tienen total vigencia". "Una gestión que no aporta nada a los cántabros", ha enfatizado.

Para Podemos, la adjudicación de 75.000 euros a la Fundación que encabeza Ángel Agudo es "el último servicio de Salvador Blanco al expresidente del PSOE". En su opinión, este contrato supone "un corolario a la altura de la gestión que ha llevado a cabo al frente de Sodercan caracterizada por, según interventores y jueces, por la gestión irregular, la partición de contratos y la adjudicación de contratos a empresas sin abrir concursos públicos", según ha subrayado Alberto Gavín.

Igualmente, el coordinador del Consejo Ciudadano ha lamentado "la pasividad del Gobierno de Cantabria "permitiendo este tipo de prácticas hasta el último día".

También la nueva dirección del PSOE ha mostrado su descontento con este contraro y las últimas maniobras de Salvador Blanco, aunque emplazan a la reunión que mantendrá esta tarde la Ejecutiva para "analizar con calma" la situación, según ha indicado la secretaria de Economía y Comunicación del PSOE, Ainoa Quiñones. 

No obstante, Quiñones emplaza a la vicepresidenta del Gobierno y exlíder del PSOE, Eva Díaz Tezanos, a dar como última responsable de esta empresa pública las explicaciones oportunas. 

"Acoso" para UGT, "inmoral" para CCOO

La figura de Salvador Blanco y su puerta giratoria hacia la nueva sociedad de Sidenor -a la que Sodercan ha inyectado 15 millones de euros- tampoco ha pasado desapercibida para los sindicatos mayoritarios, que han mostrado visiones distintas.

Mientras que para el secretario general de CCOO, Carlos Sánchez, el nombramiento de Blanco como consejero de Sidenor "no es ni ético ni moral", su homólogo de UGT, Mariano Carmona, ha criticado la "persecución permanente que hay sobre esta persona", que "habrá hecho cosas muy mal, pero esto ya tiene ciertos tintes de acoso".

A preguntas de los periodistas, Sánchez ha reconocido que la decisión del Gobierno "no nos ha gustado" y Carmona, por el contrario, ha defendido que el cargo "no lleva aparejada ni retribución en salario ni de ningún tipo". "¿Que es el mejor nombramiento?, a lo mejor no", ha dicho Carmona, quien ha considerado que "debería cesar la hostilidad" contra esta persona que, "no está imputada en nada, que a mí me conste". "Una de dos, o que le mate alguien ya, o que le dejen en paz de una vez", ha reivindicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha