eldiario.es

Menú

Atractivo para Bill Gates

Es bueno que alguien se acerque a nuestras empresas e invierta pero, por otro, genera cierto desánimo habernos vuelto tan atractivos por ser baratos.

- PUBLICIDAD -

Son de sobra conocidas las muchas acciones filantrópicas que pone en marcha el fundador de Microsoft, Bill Gates. Podía no hacerlo, pero lo hace. Es posible que lo que gasta sea poco en relación a su fortuna, pero hay otros ricos que no lo hacen. Pero no es este el motivo que le ha traído a España. Ha venido de compras. Ha gastado de golpe 124 millones de euros para hacerse con el 5,74% del Capital de FCC, que antes de la crisis hubiera valido casi cuatro veces más.

Me entra la duda en esta operación. Por una lado, es bueno que alguien se acerque a nuestras empresas e invierta pero, por otro, genera cierto desánimo habernos vuelto tan atractivos por ser baratos. Corremos el riesgo de que las empresas españolas vayan poco a poco cayendo en manos extranjeras. Alguno dirá que da igual porque el capitalismo no tiene casa, pero no es del todo cierto.

Pongo dos ejemplos, uno nacional y otro extranjero. Iberdrola cuenta con una importante red de empresas proveedores en Euskadi, donde tiene su sede, y es un grupo tractor a pesar de estar en todos el mundo y de tener como primer objetivo maximizar el beneficio. Hablo de grupos como Ormazabal, Arteche, Ingeteam...

El Grupo alemán Daimler está en todo el mundo. Sus furgonetas se fabrican, por ejemplo, en Vitoria, pero la sede y el núcleo está en Alemania. Imaginemos que deciden desinvertir en Europa, pues estoy seguro que siempre cuidaran la casa madre.

Hay una empresa en especial que lleva tiempo preocupándome. Ha hecho un duro ajuste laboral, cotiza en Bolsa y ha vuelto a la senda de beneficios, pero vale muy poco. Se trata de Gamesa.


Vuelvo a la España barata que busca la competitividad y vender lo que fabrica en los mercados extranjeros porque el doméstico sigue muerto. La crisis ha forzado a las empresas a ajustarse, en unos casos por necesidad y en otros por oportunidad. En esta España de un 27% de paro nos podemos encontrar que encima nos compren lo poco que nos queda. Hay una empresa en especial que lleva tiempo preocupándome. Ha hecho un duro ajuste laboral, cotiza en Bolsa y ha vuelto a la senda de beneficios, pero vale muy poco. Se trata de Gamesa.

Es cierto que tiene un accionista de referencia, Iberdrola, pero no es menos cierto que el negocio de la energía eólica tiene su futuro en el mar. La pasada semana se inauguraba el primer aerogenerador marítimo de la empresa en Canarias. Vale, es un prototipo, pero ¿en qué costa española se van poder instalar? Está difícil ya que la plataforma terrestre en la costa española pega un corte brusco.

Escocia, en cambio, tiene buena plataforma continental e interés en este sector y, a su vez, Iberdrola está bien colocada en este país. Y lo dicho, Gamesa vale poco, muy poco. Si a este cóctel le sumamos el hachazo a las primas eléctricas en renovables, puede que a la compañía le interese mirar a otros mercados y a algún avispado inversor quedársela a bajo precio.

Es verdad que necesitamos inversión y actividad, pero no es menos cierto que corremos el peligro de quedarnos sin nada. Lo barato, a veces, puede ser caro.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha