eldiario.es

Menú

Aburto espera que la mejora económica frene el crecimiento de perceptores de RGI y PCV

Iniciará una campaña con acciones para frenar "determinados rumores que existen sobre la población inmigrante"

- PUBLICIDAD -

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan Mari Aburto, ha reconocido este lunes que no sabe si los 461 millones de euros presupuestados para Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) serán "suficientes" para cubrir la demanda de estas ayudas el próximo año, aunque cree que las previsiones de mejora económica podrían ayudar a que la evolución de estas ayudas sea "diferente" a la que ha tenido en los últimos años cuando se ha dado un crecimiento en el número de perceptores.

Aburto ha comparecido ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlamento vasco para presentar las principales líneas presupuestarias de su departamento, que pasa de contar con 925 millones de euros, a un total de 1.035 millones presupuestados para 2015. "Contamos con un presupuesto con marcado carácter social, con especial atención a aquellos sectores más vulnerables de la sociedad", ha indicado.

Tras destacar que los indicadores económicos apuntan a que nos encontramos en el inicio de un crecimiento que podría verse condicionado por "factores de riesgo", ha defendido que "también en esa previsión, va a haber miles de personas en situaciones de dificultad y con necesidades de apoyo, contexto en el que debe actuar nuestro departamento".

Según ha explicado, las bonificaciones a la Seguridad Social pasan de 119 a 140 millones, la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) pasan de 384,5 millones a 461 millones de euros (un 19,9% más), mientras que el resto del disponible del departamento pasa de contar 421 a 434 millones de euros.

Aburto ha subrayado que este presupuesto les va a permitir cubrir las dotaciones previstas de la RGI y de la PCV, así como de las Ayudas de Emergencia Social (AES), que cuentan con un "pequeño incremento" de 500.000 euros, lo que supone un 2,44 por ciento más respecto al pasado año, alcanzando los 21 millones de euros.

La RGI es una prestación mensual dirigida a personas que no disponen de ingresos suficientes para hacer frente a los gastos de las necesidades básicas y a los del proceso de inclusión social y el Gobierno vasco tiene la obligación de incrementar la partida si el presupuesto se agota. Sin embargo, las AES son ayudas puntuales para personas que no pueden pagar el alquiler, el gas, el agua o la luz, con una partida que el ejecutivo no tiene obligación de ampliar al no estar contempladas como derecho subjetivo en la normativa actual.

El titular de Políticas Sociales ha indicado que no sabe si la partida de la RGI y PCV será "suficiente" aunque cree que las previsiones de mejora económica podrían afectar a que la evolución de estas ayudas sea "diferente" a la que ha tenido en los últimos años con crecimientos en el número de perceptores.

Respecto a las AES, ha reconocido que el debate sobre estas ayudas es "muy vivo", ya que el Parlamento le ha reclamado que amplíe la partida en varias ocasiones para que este coste no sea asumido por los ayuntamientos. Sin embargo, ha explicado que el Gobierno ha presupuestado "lo que ha podido presupuestar", considerando que "lo más básico" eran las prestaciones de RGI y PCV, consideradas como un derecho subjetivo de la ciudadanía, aunque ha contestado a los grupos que "caben negociaciones" presupuestarias, ya que se trata del proyecto de Cuentas.

Respecto al programa de ayudas a la conciliación familiar y a las referidas al nacimiento de hijos, ha informado de que cuentan con una dotación de 60,9 millones de euros. En concreto, las ayudas a la conciliación casi se duplicarán respecto a este año pasando de los 17,3 millones a los casi 30 millones.

Todos los grupos parlamentarios, salvo el PNV, han reclamado en varias ocasiones al consejero Aburto que amplíe la partida de ayudas de este año, agotada en los primeros meses de 2014 este año. Sin embargo, el consejero ya ha anunciado en varias ocasiones que debido a una "carencia de recursos", las solicitudes que no se han podido atender en 2014 se van a pagar con "retraso" y con cargo a la partida del próximo año.

"PARTIDA SUFICIENTE"

El consejero ha explicado que van a esperar a ver cómo evolucionan las solicitudes pero cree que la partida va a ser "suficiente" para atender las solicitudes que se planteen en 2014, por lo que ha afirmado que el próximo año va a haber dinero suficiente para sufragar las solicitudes que se planteen en 2015. "Ya veremos si va a ser suficiente o no; tenemos que ver cómo han ido las solicitudes del año en curso, pero el Decreto de ayudas estará en vigor, por lo que la voluntad del Gobierno es atender y pagar todas las solicitudes que se planteen", ha insistido.

En política de Empleo, el Gobierno vasco propone dedicar "algo más de dinero" a las políticas activas de empleo con el objetivo de conseguir la mayor activación laboral posible y fomentar también el espíritu empresarial. "Dos deben ser los destinatarios de nuestras acciones: las empresas y los trabajadores", ha indicado.

Además, ha recordado que la RGI no solo contempla el derecho a la prestación, sino también a la inclusión, por lo que ha indicado que la partida de Orientación laboral cuenta con más de 2 millones de euros para concertar con entidades que trabajan con estos grupos de personas, mientras que 20 millones se destinarán a la Formación de los perceptores.

En este sentido, ha hecho referencia a la detección de cobros indebidos realizados por Lanbide, para asegurar que estos no tendrán un reflejo presupuestario, sino que lo tendrán en la plantilla. "Cuando se apruebe la Relación de Puestos de Trabajo de Lanbide, hay prevista una plantilla de 18 personas para abordar esta cuestión. Prevemos que haciéndolo bien, conseguiremos una mayor contención del gasto en 2015", ha explicado.

Aburto ha manifestado que en el ámbito de Inmigración, su departamento se encuentra trabajando en la labor iniciada en la legislatura anterior con el Pacto Social por la inmigración y espera que el próximo 18 diciembre se pueda leer en todas las instituciones un manifiesto conjunto sobre este Pacto social por la inmigración, y a partir del cual, desplegarlo todas las acciones del mismo en 2015.

FRENAR RUMORES

Además, "contra el racismo y la xenofobia", el Gobierno vasco va a impulsar la celebración de jornadas en los ayuntamientos para dar a conocer el citado pacto e iniciará una campaña con acciones para "frenar determinados rumores que existen sobre la población inmigrante", así como para dar a conocer la Red de igualdad de trato y no discriminación, compuesta por asociaciones del ámbito gitano y de las personas con diversidad sexual.

Finalmente, la Dirección de Vivienda registra un incremento del 0,6 por ciento de su presupuesto con el objetivo de impulsar el Plan director de Vivienda que reorienta las prioridades estratégicas del departamento hacia una mayor atención sobre lo edificado en le ámbito de rehabilitación, regeneración y fomento de la accesibilidad y eficiencia energética, así como con una "apuesta decidida" por el alquiler como "tendencia de futuro".

En este sentido, ha explicado que buscará "lograr" un equilibrio territorial, insistiendo en la movilización de la vivienda vacía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha