eldiario.es

Menú

Álava comienza esta semana las obras en la Iglesia de Garaio para que pueda ser visitada

Con un presupuesto de 68.061 euros, el proyecto prevé limpieza y consolidación del edificio anexo, actualmente en peligro de derrumbe

- PUBLICIDAD -

La Diputación Foral de Álava comenzará esta semana las obras de consolidación de la antigua Iglesia de San Esteban en el Parque de Garaio, que prevén la construcción de una pasarela de madera para poder visitar las ruinas e incluirá paneles interpretativos sobre la historia del pueblo, abandonado tras la construcción del embalse.

En un comunicado, la Institución foral ha informado de que la semana pasada, las cigüeñas dejaron ya el nido de la torre de la iglesia -uno de los más antiguos de Álava- de forma que los trabajos comenzarán esta misma semana.

Con un presupuesto de 68.061 euros, el proyecto del Departamento Foral de Medio Ambiente contempla la limpieza y consolidación del edificio anexo a la torre, actualmente en peligro de derrumbe.

Asimismo, se construirá una pasarela de madera para permitir el acceso al interior. La visita estará apoyada con nuevos paneles interpretativos sobre la historia de la iglesia y su restauración, así como el antiguo pueblo de Garaio, que quedó abandonado tras la construcción del embalse de Ullibarri-Gamboa.

El proyecto contempla también la restauración paisajística y medioambiental del entorno de la iglesia, así como la habilitación de una nueva senda que unirá el Mirador de las Colas de Zadorra con el Centro de Información del Parque de Garaio, y podrá recorrerse a pie o en bicicleta. Se prevé además la creación de nuevos espacios de descanso.

Según ha informado, se trata de la segunda fase de una obra que comenzó a finales del año pasado con la consolidación de la torre, en cuya parte más alta está ubicado el nido de cigüeña, y que estaba en grave peligro de derrumbe. En esta primera fase, la Diputación Foral de Álava invirtió otros 32.050 euros.

Además de afianzar la estructura de la iglesia, que se ha convertido ya en el icono del parque, la Diputación quiere recuperar la memoria de este edificio histórico, cuyo origen se remonta al año 1662.

SU HISTORIA

La parroquia de San Esteban mantuvo el culto hasta el año 1966, poco después de que el pueblo de Garaio quedara prácticamente abandonado con la construcción del embalse de Ullibarri-Gamboa, que provocó la pérdida de gran parte de las tierras de cultivo utilizadas por sus vecinos.

La documentación histórica escrita es escasa y se enmarca principalmente en lo que recoge la historiadora Micaela Portilla en el Tomo V de su Catálogo Monumental de la Diócesis de Vitoria.

En este catálogo, publicado en el año 1981, la historiadora recoge algunos aspectos relacionados con su arquitectura, así como los nombres de sus maestros canteros. Entre otros aspectos, destacaba la bóveda demedia naranja diseñada por Antonio de Olaguibel o su retablo mayor, construido a comienzos del siglo XIX.

HOGAR DE CIGÜEÑAS

La Diputación Foral de Álava ha esperado hasta esta semana para comenzar las obras, a la espera de que la pareja de cigüeñas que habita en su torre abandonara el nido. Su viaje anual comenzó la semana pasada, lo que permitirá que comience la restauración del edificio que alberga su hogar desde el año 1995.

El nido de Garaio es precisamente uno de los primeros de esta especie en Álava tras el inicio de su recuperación en la década de los 90. A principios del siglo pasado, se conocían hasta treinta parejas en el territorio, que fueron desapareciendo hasta quedar un único nido en Gamarra Mayor.

Las ruinas de la antigua Iglesia de San Esteban acogieron a una pareja en el año 95 en uno de los seis nidos que en esa fecha existían en el territorio. Desde entonces, las cigüeñas blancas no han faltado ningún año a su cita con el Parque de Garaio, donde se han extendido por el embalse y sus alrededores, tales como la isla de Orenin, donde habitan más de cuarenta parejas, con cerca de veinte nidos más.

En total, se han contabilizado ya 173 parejas reproductoras en Álava. A las del embalse de Ullibarri-Gamboa se suman otros 44 nidos en Salburua, Arkaute con más de 40 o el río Ebro a su paso por Elciego (19 nidos más).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha