eldiario.es

Menú

Ana Aguirre niega "perjuicio patrimonial" para la Administración por el proyecto Epsilon

La exconsejera vasca de Industria sostiene que el valor de las instalaciones que adquirió el Gobierno supera los 16,3 millones que tuvo que pagar por el crédito avalado por el Ejecutivo vasco cuando el proyecto fracasó.

- PUBLICIDAD -

La exconsejera vasca de Industria Ana Agirre ha asegurado que la quiebra del proyecto Epsilon no generará una "perjuicio patrimonial" para las instituciones vascas, que se han visto obligadas a hacer frente al pago de 16,3 millones de euros por un crédito concedido a esta empresa y avalado por el Ejecutivo en 2009. Aguirre ha dicho que el valor de las instalaciones que ha adquirido la Administración vasca a cambio de este desembolso supera al de la suma que ha debido abonar.

Aguirre, responsable de Industria durante el último gobierno de Juan José Ibarretxe, época en la que se puso en marcha la empresa automovilística Épsilon, ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Desarrollo Económico a petición del PSE-EE, que le ha pedido explicaciones por las ayudas concedidas a este proyecto.

La empresa automovilística Épsilon recibió más de 40 millones de euros procedentes de las instituciones públicas, y, posteriormente, entró en concurso de acreedores por sus problemas de solvencia, para finalmente ser liquidada. Su responsable, Juan Villadelprat, ha sido condenado por un Juzgado de Vitoria, al considerar que agravó la situación de la empresa mediante la "salida fraudulenta de bienes y derechos".

En 2009, el Parque Tecnológico de Álava -cuyo socio mayoritario es el Ejecutivo vasco- decidió avalar un crédito concedido por Kutxabank a Epsilon para la adquisición de un edificio en el Parque Tecnológico de Álava. Ante la imposibilidad de la empresa de devolver el crédito, las instituciones vascas -como avalistas-se han visto obligadas a hacer frente al pago de 16,3 millones de euros.


Actuaciones "legales"

Aguirre ha defendido la "legalidad" de todas las actuaciones que el Ejecutivo autonómico efectuó en relación a este proyecto bajo su mandato. Además, ha destacado que las ayudas que se le concedieron entre 2007 y 2008 respondieron a decisiones "razonables", puesto que en aquel momento la crisis económica aún no se había manifestado con la gravedad que lo hizo posteriormente.

Según ha asegurado, pese a tener que asumir el pago del mencionado crédito, las instituciones vascas no han sufrido una "pérdida patrimonial", dado que el valor de los activos adquiridos a raíz de ese desembolso -las instalaciones de Epsilon en el Parque Tecnológico- supera al de dicho desembolso. La exconsejera de Industria ha afirmado que, por el contrario, el Gobierno central sí ha sufrido una merma por las ayudas que también concedió al proyecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha