eldiario.es

Menú

Ayuntamiento de Barakaldo asegura que el agua procedente del pantano de Oiola no está contaminada

Dice que "nunca autorizaría el suministro de agua si existiera la más mínima sospecha de que pudiera estar contaminada"

- PUBLICIDAD -

La concejal de Disciplina Urbanística, Medio Ambiente, Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia), Ana Belén Quijada, ha asegurado que el agua procedente del pantano de Oiola no está contaminada, tal y como confirman los análisis de la Agencia Vasca del Agua-URA y el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, avalados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, que "demuestran que no hay rastro de HCH (lindano)".

Quijada ha comparecido este lunes en rueda de prensa, tras la aparición en los últimos días de unos carteles en Barakaldo firmados por EH Bildu donde se asegura que el pantano de Oiola "está contaminado con lindano".

La concejal de Disciplina Urbanística, Medio Ambiente, Sanidad y Consumo ha querido "tranquilizar a la población" y ha asegurado que "es totalmente falso que este embalse contenga dicha sustancia".

Según ha explicado, los análisis realizados por la Agencia Vasca del Agua-URA y el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, avalados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, "dejan a las claras que desde hace dos años no hay ni rastro de HCH -más conocido como lindane- en el pantano de Oiola, ni siquiera por debajo de los límites de consumo recomendados". El foco hallado en 2008, con origen en el arroyo Ángela, "ha desaparecido", ha afirmado.

"Los vecinos y vecinas de Barakaldo pueden estar tranquilos. El agua del pantano de Oiola es 100 por cien segura y de una gran calidad, según constatan los técnicos del Gobierno Vasco, la institución competente en la materia, en base a las analíticas", ha reiterado.

"MÍNIMA SOSPECHA"

Quijada ha manifestado que el Ayuntamiento "confía plenamente en la labor" de los técnicos del Gobierno vasco, de URA y del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, y "nunca autorizaría el suministro de agua del citado embalse si existiera la más mínima sospecha de que pudiera estar contaminada".

La responsable municipal ha afirmado que el agua de Oiola, embalse situado en Trapagaran pero propiedad del Ayuntamiento baracaldés, "es actualmente y seguirá siéndolo en el futuro próximo, la más vigilada de Euskadi, porque en ningún otro pantano se tienen tantos mecanismos de control como en este".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha