eldiario.es

Menú

Bilbao endurece las sanciones de la OTA

Las multas irán de los 100 a los 200 euros.

La modificación de la norma supone también el aumento de las tareas de los trabajadores.

El PNV emplaza a los grupos de la oposición a "seguir sentándose a negociar" tras el rechazo de PP y PSE.

- PUBLICIDAD -
Ayuntamiento de Bilbao aprueba la modificación de la ordenanza de OTA que contempla un endurecimiento de las sanciones

El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado este jueves la modificación de la Ordenanza de Tráfico y Aparcamiento (OTA), que contempla un endurecimiento de las sanciones y aumenta las tareas que los trabajadores del servicio deberán llevar a cabo, entre ellas, la vigilancia del cumplimiento de horarios en las zonas de carga y descarga, que hasta ahora realizaba únicamente la Policía Municipal.

Pese a que los grupos de la oposición que se encontraban en el Pleno, PP y PSE, se han mostrado contrarios a la modificación --Bildu no ha asistido al secundar la huelga general--, el concejal delegado de Circulación, Asier Abaunza, se ha prestado a "seguir sentándose a negociar" con los grupos, tras afirmar que la citada modificación responde también a la petición de los barrios para efectuar posibles extensiones del servicio a más zonas de Bilbao, algo que reivindicaba el grupo popular.

Abaunza ha adelantado que las posibles incorporaciones de otros barrios al servicio se llevarían a cabo "de forma escalonada", y ha defendido que la modificación de la normativa añade "sencillez" a la hora de tramitar esas futuras incorporaciones.

Por su parte, el portavoz municipal del PSE, Alfonso Gil, ha recordado que su grupo presentó más de 40 enmiendas a la citada modificación de ordenanza, de las que el Equipo Municipal "solamente" ha admitido 14. A su juicio, el cambio normativo planteado por el área de Circulación y Transportes "se queda en el ámbito de lo técnico y de la recaudación, pero nosotros queremos más movilidad".

Sin embargo, ha lanzado "el guante" al Equipo de Gobierno para "seguir hablando y negociando" en los próximos meses, antes de la aprobación definitiva de la modificación. Tras ver la botella "medio llena", Gil ha agradecido el "acercamiento" del PNV al resto de grupos políticos a este respecto y ha juzgado "posible" lograr en un futuro el objetivo "primigenio" de la OTA, es decir, "favorecer la movilidad" en la Villa.

La portavoz del PP, Cristina Ruiz, ha señalado que su grupo tiene un modelo de OTA "diferente" al planteado por el Equipo de Gobierno, y ha advertido "desacuerdos de raíz" con el PNV en este sentido, al que ha acusado de "hurtar el debate" sobre, por ejemplo, ampliar la OTA a otras zonas de la capital vizcaína.

En relación al endurecimiento de las sanciones, Ruiz ha considerado que el Ayuntamiento "se pasa de frenada queriendo evitar la picaresca". Por ello, de aquí a la aprobación definitiva, ha esperado que el área facilite "más información" a los grupos, aunque, de momento, existen elementos que no comparten. "Aún hay un recorrido por transitar para llegar a acuerdos", ha agregado.

Abaunza ha concluido su intervención repasando las adaptaciones a las nuevas tecnologías en el servicio de OTA que, por ejemplo, elimina la necesidad de dejar el ticket en el vehículo o posibilita el pago de las multas a través del teléfono móvil.

SANCIONES

La modificación de la ordenanza implica cambios referentes a las sanciones, que pasarán a ser leves, graves y muy graves, y se endurecerá el importe de las mismas. Ahora las cantidades oscilan entre 60 y 100 euros. Así, las más leves subirán hasta los 100 euros, que incluyen superar el tiempo de estacionamiento o no comunicar que no son residentes.

Por su parte, las sanciones graves pasan a estar penalizadas con 150 euros y se impondrán por aparcar en carga y descarga, volver al mismo sector en el que se estaba aparcado o no sacar tique. Finalmente, las muy graves se gravan con 200 euros y se imponen en los casos de falsificación de tarjeta y por aparcar en zonas reservadas para minusválidos o ambulancias.

Otra de las modificaciones importantes hacen referencia a la carga y descarga que, una vez aprobadas las modificaciones propuestas, pasarán a ser controladas por los vigilantes de la OTA, para que exista un "mayor control", según el Equipo de Gobierno.

Esta modificación conllevará también otro cambio en el aparcamiento de carga y descarga, porque los turismos ya no podrán estacionar en estos espacios y quedarán reservados únicamente para repartidores con furgonetas y vehículos profesionales. Los turismos deberán utilizar para este fin los quince minutos gratuitos de OTA. Esto implica que habrá que adaptar las señales de carga y descarga.

Finalmente, también se modificará la ordenanza en el apartado referido al aparcamiento de los residentes del Casco Viejo. Al tratarse de una zona peatonal, hasta ahora podían aparcar en cualquier zona de residentes de Bilbao, pero ahora se limitará a Santutxu, Abando y Uribarri.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha