eldiario.es

Menú

Un banco concede una carencia a una madre hipotecada sin recursos, pero con cláusulas abusivas

La vecina de Errenteria está pendiente de cobrar la Renta de Garantía de Ingresos y se encuentra en una situación de precariedad

- PUBLICIDAD -
La afectada, durante la concentración en San Sebastián.

La afectada, durante la concentración en San Sebastián.

A regañadientes. Así ha concedido el Banco de Santander la carencia a una madre hipotecada sin recursos, algo a lo que tiene obligación por ley. La sorpresa ha llegado cuando la escritura de carencia de la hipoteca incluye varias cláusulas consideradas como "abusivas", según la plataforma Stop Desahucios de Gipuzkoa. Esta madre, vecina de Errenteria (Gipuzkoa), está pendiente de cobrar la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y vive en una situación de precariedad.


Stop Desahucios ha informado sobre este caso durante una concentración celebrada ante una sucursal que el Banco Santander tiene en San Sebastián. La movilización ha sido secundada por representantes de distintos partidos políticos como Podemos, PSE, EH Bildu e Irabazi.

La portavoz de Stop Desahucios, Rosa García, ha exigido al Banco Santander que "cumpla la ley, es decir, el código de buenas prácticas bancarias" y ha explicado que la afectada pidió un préstamo para la adquisición de su vivienda de 132.000 euros en 2005. En estos momentos, la mujer, llamada Josune, debe abonar una cuota mensual de 772 euros al tener que hacer frente a un interés "totalmente abusivo" del 5,75%, cuando sus ingresos, desde que dejó de cobrar el paro, apenas alcanzan los 646 euros, en los que se incluyen 210 de la ayuda de emergencia social para pagar la hipoteca, ha añadido Rosa García.

La afectada cumple los requisitos para tener derecho a una carencia de amortización de los capitales de su préstamo hipotecario por un período de cinco años, así como a la reducción del tipo de interés aplicable al euribor más el 0,25%, lo que se traduciría en el abono de una cuota mensual de unos 30 euros.

"El banco", ha puntualizado la portavoz de Stop Desahucios, "no ha tenido más remedio que concederle finalmente la carencia". Pero a la hora de confeccionar la escritura de la misma la entidad ha presentado un nuevo préstamo de 35 páginas que incluye un "montón de cláusulas abusivas".

Ha explicado que al suscribir este nuevo documento ante notario las cláusulas perderían su condición de abusivas y no podrían ser reclamadas en los juzgados en el caso, por ejemplo, de una futura demanda de ejecución hipotecaria. García ha lamentado que algunos bancos, además de no informar a los hipotecados en situación de vulnerabilidad de la posibilidad de la carencia, incluyan cláusulas abusivas en las escrituras de carencia de las hipotecas.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha