eldiario.es

Menú

Esquinazo al Parlamento

- PUBLICIDAD -

La directora de Kontsumobide, Belén Greaves, rehuyó ayer el cuerpo a cuerpo con los parlamentarios y optó por darles esquinazo en la Comisión de Salud y Consumo. La oposición en bloque le censuró las declaraciones que realizó al comienzo del proceso (en abril) a El Correo, donde mostrada una actitud favorable a Eroski y Fagor, a los que prácticamente exoneraba de cualquier tipo de responsabilidad. Afectados, partidos de la oposición y hasta asociaciones de jueces han descalificado estas declaraciones, invalidando a Greaves para actuar de mediadora.

La directora del Instituto Vasco de Consumo señaló de entrada que no iba a replicar a las críticas de los parlamentarios y se circunscribió a la gestión que estaba realizando el organismo que dirige con las quejas de los afectados por las aportaciones subordinadas a Eroski y Fagor.  Lo único que admitió Greaves fue su error al hacer declaraciones en aquel momento, en pleno fragor e indignación por el descubrimiento de lo que suponía este tipo de productos. No hubo ningún atisbo de rectificación, sólo un ‘mea culpa’ por no elegir el momento oportuno para hablar. “Nunca debí hablar en ese momento”, admitió.

Desde el PSE, Txaro Sarasua, le acusó de hacer dejación de su responsabilidad y tomar partido por una de las partes (Eroski y Fagor). El representante de UPyD le pidió directamente su dimisión y Carmelo Barrio, del PP, le espetó que se había ganado “una reprobación de libro”. Para EH Bildu, Greaves ha puesto por encima los intereses de las dos cooperativas frente a los consumidores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha