eldiario.es

Menú

Bilbao, cerrado por rebajas

El convenio de comercio de Bizkaia recoge que el comercio cierra los sábados por la tarde de verano lo que ha sorprendido a varios consumidores en el primer fin de semana de rebajas

- PUBLICIDAD -
La confianza de los consumidores se recupera por unas mejores expectativas

Unas jóvenes observan ropa en un comercio de rebajas. EFE

El arranque de las rebajas en Bizkaia ha sido a medio gas. Pero no por la falta de clientes, sino porque los comercios que colgaron los carteles con sus grandes descuentos el pasado viernes, atendieron a sus posibles compradores esa jornada y la mañana del sábado. Por la tarde, merced al convenio provincial del comercio, los establecimientos están cerrados entre julio y septiembre. Si a eso se añade que el lunes fue festivo local para celebrar San Valentín de Berrio-Otxoa, el periodo de rebajas arrancó el viernes, se asomó el sábado y estuvo eclipsado hasta el martes.

Un comienzo poco alentador para las tiendas que ven como en las provincias limítrofes atienden a su clientela en horarios mucho amplios. Y un debate eterno entre los derechos de los trabajadores, las 'necesidades' de los clientes, y la vida comercial de una ciudad que se apaga con las grandes marcas cerradas. Todo esto en Bilbao, cuyo gran apuesta tras el efecto Guggenheim es el sector servicios. Pero que, en realidad, se topa con una ordenanza de hostelería restrictiva y un comercio cerrado en verano, fechas turísticas por excelencia, los sábados por la tarde.

Quizás la medida no debería haber sorprendido ya que está incluida en todos los acuerdos entre los sindicatos y la patronal desde hace un cuarto de siglo, pero la realidad es que hasta este pasado fin de semana no se había puesto en práctica. Y ante esta novedad, muchos potenciales clientes se encontraron con la persiana echada. Ante este panorama, las opiniones se dividen. Según recoge el diario El Correo, Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro, cree que el convenio hay que cumplirlo a rajatabla, pero los empresarios perdieron "una gran oportunidad de ventas" y quizás el sector deba repensar su forma de actuar ante un Bilbao que se ofrece como destino turístico. En cambio, la patronal señala que "legalmente, los establecimientos están sujetos al acatamiento del acuerdo y tienen que cerrar". Según Pedro Campo, presidente de Cecobi -la patronal del sector-, "nuestros asociados no consideran indispensable abrir los sábados por la tarde".

No obstante, hubo comercios que englobados en convenios propios, trabajaron con normalidad y aprovecharon el 'apagón' comercial de muchas grandes marcas para atraer a los clientes a sus centros. Los trabajadores de esos comercios, lógicamente, también tuvieron que trabajar el sábado por la tarde. El debate, interminable, sigue su cauce un año más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha