eldiario.es

Menú

El plan contra el fraude de Bizkaia centra sus novedades en las declaraciones sobre Patrimonio y las normas antielusión

Se pretende obtener mayor información de los administradores concursales y se hará una campaña de control del uso de registradoras

- PUBLICIDAD -
El plan contra el fraude de Bizkaia centra sus novedades en las declaraciones sobre Patrimonio y las normas antielusión

El Departamento de Hacienda de la Diputación de Bizkaia ha aprobado los criterios generales de actuación del Plan de Lucha contra el Fraude para 2015, cuyas principales novedades se centrarán en el análisis de las declaraciones presentadas por el nuevo Impuesto sobre el Patrimonio, así como en el control de las normas antielusión.

Estas pautas generales de actuación, tal y como se viene haciendo cada año, se publicarán en el Boletín Oficial de Bizkaia (BOB), en esta ocasión en el de este miércoles, día 25.

Según ha explicado la Diputación, estos criterios son elaborados por la Comisión de Lucha contra el Fraude de Bizkaia, un órgano técnico especializado dentro de la Hacienda Foral vizcaína que se encarga de elaborar, implantar y hacer un seguimiento de los resultados de la política de lucha contra el fraude llevada a cabo.

El plan de actuación que se seguirá este año presenta "importantes novedades" ya que 2014 ha sido el primer año de aplicación de las nuevas normas forales reguladoras de los principales impuestos, los del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sociedades (IS) y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR).

También ha sido el primer ejercicio en el que se han presentado las declaraciones de los contribuyentes del IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y el Impuesto sobre el Patrimonio conforme a las "importantes modificaciones normativas para luchar más eficazmente contra el fraude y la elusión fiscal", incorporadas en las nuevas normas forales aprobadas en 2013 que "incluyeron toda una serie de medidas adicionales de refuerzo".

Por ello, los responsables de Hacienda han considerado que, durante este ejercicio 2015, "va a ser muy importante prestar especial atención al adecuado cumplimiento de las nuevas obligaciones impuestas por la normativa tributaria por parte de los contribuyentes, puesto que no es suficiente con modificar la regulación para modular los comportamientos de los obligados tributarios, sino exigir el cumplimiento de la nueva regulación desde un primer momento".

Siguiendo estos criterios generales, el Plan de Actuación de Lucha contra el Fraude 2015 va a poner "el foco de atención" en la obtención de una mayor información de varios sectores económicos como los abogados y procuradores y, en particular, de los administradores concursales y otros profesionales intervinientes en los procedimientos de este tipo desarrollados en Bizkaia.

También siguiendo la línea abierta el pasado ejercicio, se pretende obtener y contrastar información de otros sectores como profesionales de la medicina y sanidad, de obras de rehabilitación de edificaciones, de empresas pagadoras de dietas u otras retribuciones exentas de retención y gravamen a sus empleados, en las deducciones de los gastos por relaciones públicas relativos a servicios de restauración, hostelería, viajes y desplazamientos, de los regalos y obsequios, y de los gastos derivados de la utilización de vehículos de turismo y embarcaciones.

A ellos, se añaden las entidades financieras en relación con sus clientes titulares de tarjetas de crédito con pagos anuales por importes elevados.

Otra nueva línea de control se centrará sobre los sistemas informáticos más cercanos al consumidor final, sobre todo en cajas registradoras de bares, restaurantes y comercios minoristas. En este sentido, se va a realizar una campaña especial de control de la utilización de las máquinas registradoras por parte de estas empresas, así como de la correcta expedición de los tickets a que están obligados.

Además de recabar información de estos sectores profesionales, se va a incidir también de forma especial en las actuaciones de regularización y cobro, mediante la comprobación de las declaraciones del Impuesto sobre el Patrimonio. Teniendo en cuenta que se trata de un nuevo impuesto, se pretende verificar la correcta declaración del valor de los bienes y derechos, tanto de los ostentados de forma directa como de los poseídos a través de la participación en sociedades.

También se va a continuar, entre otras actuaciones, focalizando el control de contribuyentes titulares de actividades económicas, de forma especial en aquellos con rendimientos negativos o proporciones muy reducidas de beneficios en función de sus ingresos.

COBROS CON TARJETA Y FACTURAS

Para ello, se revisarán con mayor profundidad los cobros a través de tarjetas de crédito, la emisión y recepción de facturas irregulares o "sin contenido económico real", la declaración del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y del IRPF, y el control de empresas mayoristas.

Asimismo, este año se intensificarán las actuaciones de control de las deducciones por la realización de actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica declaradas en el Impuesto sobre Sociedades y de la deducción por adquisición de vivienda habitual en el IRPF.

Por otro lado, Hacienda ha explicado que una parte de los criterios aprobados por Bizkaia se van a incorporar al Plan de Lucha contra el Fraude de Euskadi, que se aprobará próximamente en la Comisión de Lucha contra el Fraude de Euskadi, integrada por representantes de las tres diputaciones forales y del Gobierno vasco.

El objetivo, ha indicado, es poner en común las prioridades de las tres haciendas forales para coordinar "de una manera más eficaz" sus esfuerzos en este ámbito.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha