eldiario.es

Menú

Confebask pide analizar la oferta de Cantabria con "el mismo rigor que se aplicó" a Euskadi con los incentivos fiscales

Destaca que, "incluso en situaciones muy difíciles y dolorosas" los empresarios vascos han demostrado su apuesta por Euskadi"

- PUBLICIDAD -
Confebask pide analizar la oferta de Cantabria con "el mismo rigor que se aplicó" a Euskadi con los incentivos fiscales

El presidente de la patronal vasca Confebask, Miguel Ángel Lujua, exige que, a la hora de analizar la legalidad de la oferta de Cantabria de suelo gratis a las empresas, se aplique "el mismo criterio y rigor que se aplicó al País Vasco en lo relativo a sus incentivos fiscales".

En un artículo publicado en su blog personal, Lujua hace referencia a la polémica suscitada tras conocerse la iniciativa del Gobierno de Cantabria de ofrecer, como parte de una estrategia de impulso a la industria y a la inversión, suelo gratuito durante cinco años a las empresas que quieran instalarse en este territorio, iniciativa cuya legalidad analizan los servicios jurídicos del Gobierno vasco.

Lujua reconoce carecer, en estos momentos, de "suficientes elementos de juicio para verificar la legalidad o ilegalidad de la medida, algo que habrá de determinar quien corresponda", pero, a su entender, "cabe exigir que a la hora de analizar esa circunstancia se aplique el mismo criterio y rigor que se aplicó al País Vasco en lo relativo a sus incentivos fiscales".

Según indica, "resulta también difícil conocer hoy la posible acogida que el ofrecimiento de suelo barato o gratuito sea capaz de suscitar entre el empresariado, vasco o de otros sitios, cuando son tantos los factores que influyen en las decisiones de inversión de las empresas y cuando, en general, lo que se está buscando son mercados con más actividad y demanda de la que, desafortunadamente, existe hoy por efecto de la crisis en el conjunto de España".

No obstante, afirma que "de lo que sí existe constancia, y los datos así lo avalan, es de que las empresas vascas, precisamente para preservar en Euskadi el grueso de los proyectos empresariales y del empleo, vienen acometiendo desde hace ya tiempo un intenso proceso de internacionalización, buscando nuevos nichos y mercados a nivel mundial". "Un proceso éste que ha sufrido una especial aceleración desde el inicio de la crisis", añade.

En ese sentido, indica que "hoy contamos con 6.000 nuevas empresas exportadoras más que en 2008, habiéndose incrementado un 87,8% (un 155% en el caso de los países emergentes), y nuestras exportaciones superan igualmente los 10.300 millones de euros".

Lujua considera que "el panorama actual obliga, con todo, a nuestras empresas a contemplar y trabajar todos aquellos elementos de competitividad que les aporten ventajas diferenciales ante la competencia".

En su opinión, "el posicionamiento competitivo que cada compañía sea capaz de alcanzar en su respectivo ámbito resulta cada vez vital y, por eso, giran en torno a él los diagnósticos, actuaciones y estrategias empresariales", porque, "de otra manera, quedarían fuera del mercado, con lo que eso supone para la propia empresa, sus integrantes y para el conjunto de la comunidad donde se inserta".

Conscientes de que "ésta es la única vía hoy posible para sobrevivir y encontrar nuevas oportunidades de negocio y de crecimiento ante la atonía de la demanda local y europea", Lujua explica que "se está igualmente trabajando para potenciarla sobre factores tan críticos desde el punto de vista competitivo como el tamaño de nuestras empresas, la innovación, la I+D o la formación, así como sobre la necesidad de colaboración interempresarial, aspectos todos ellos que constituyen una prioridad clara en el actuar de Confebask".

En este punto, subraya que "resulta también obvio que, junto a otros, se sufren diferenciales claramente negativos en el ámbito de las relaciones laborales y la conflictividad sobre los que sería necesario reflexionar muy seriamente desde todas las instancias".

"El momento en el que más necesitamos remar todos juntos, como empresas y como país, con un único objetivo: salir de la crisis y ser competitivos, no puede ser también aquel en el que desde determinados sectores sindicales se pongan más palos en la rueda con una confrontación estructural que va en contra de la lógica y la competitividad, pero también del propio empleo", advierte.

A su entender, es necesario "seguir incidiendo desde nuestra Comunidad en aquellos elementos y políticas que incrementan nuestro atractivo para la inversión y que más favorezcan el desarrollo de la actividad empresarial y el surgimiento de nuevas empresas", pero "no es menos cierto que, a estas alturas, está también demostrado que si por algo se han caracterizado las empresas y empresarios vascos siempre ha sido por su férreo y responsable compromiso con el País Vasco, más allá de posibles ofertas de suelo industrial barato".

"APUESTA POR EUKADI"

Lujua destaca que, "incluso en situaciones muy difíciles y dolorosas de nuestra historia reciente", el colectivo empresarial vasco y la propia Confebask "han reiterado y demostrado en todo momento su apuesta por Euskadi, por su crecimiento, su empleo y su desarrollo".

"Todo nuestro discurso, nuestras iniciativas, nuestra continua oferta de colaboración a las instituciones y al resto de agentes políticos y sociales han tenido y tendrán siempre como mira el deseo de ser una organización que construye y que aporta desde la responsabilidad y el compromiso al progreso colectivo de todos, más aún en circunstancias tan delicadas como las que atraviesan nuestra economía, las personas y las empresas", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha