eldiario.es

Menú

Destacados militantes de Podemos, PSE, IU y Equo piden acuerdos en la izquierda vasca

Afirman que se ha abierto por primera vez "una ventana a articular un espacio de izquierdas liberado de lastres identitarios"

- PUBLICIDAD -

Un total de 58 personas de diferentes ámbitos político, sindical, universitario, cultural, sanitario y de organizaciones sociales, entre ellos militantes de Podemos, PSE, IU y Equo, han realizado un llamamiento a las diferentes fuerzas de la izquierda vasca para que "acuerden espacios de acción común, ya sea en la oposición o para conformar una alternativa de Gobierno".

En este sentido, creen que "en Euskadi se ha abierto, por primera vez, una ventana de oportunidad para la articulación de un espacio de izquierdas liberado de todos esos lastres identitarios que históricamente han impedido la construcción de una alternativa a los nacionalismos".

Entre los que han suscrito este 'Manifiesto para el acuerdo entre la izquierda vasca', se encuentran el exsecretario general de Podemos Euskadi, Roberto Uriarte, la senadora de Unidos Podemos Pilar Garrido, el responsable de Acogimiento Familiar Bizkaia de Ezker Anitza, Ángel Bao, el exdirigente de Euskadiko Ezkerra y exsenador por designación autonómica a propuesta del PSE-EE, Roberto Lertxundi, el exconcejal socialista del PSE-EE Jorge Letamendia, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Euskadi, Pablo García de Vicuña o el exrepresentante de Gesto por la Paz Imanol Zubero.

Los firmantes del documento "se reconocen en una izquierda plural, esencialmente crítica y autocrítica, encarnada en una cultura de deliberación sin restricciones y de debate permanente, como instrumento de transformación social".

"Nuestra propuesta no tiene nada que ver con la construcción de ninguna 'casa común'. En lo que sí creemos es en la posibilidad de llegar a diagnósticos compartidos y encontrar espacios de acción común", explican en el comunicado.

A su juicio, "la izquierda ha sido más fuerte y más útil como instrumento de transformación social cuando, reconociendo su diversidad, ha sido capaz de llegar a acuerdos estratégicos más allá de las coyunturas electorales".

Según recalcan, se trata de "acuerdos abiertos a la participación de otras fuerzas políticas en el contexto del juego democrático, pero cuyo contenido esencial haya surgido desde posiciones netamente progresistas".

"Cuando esto ha sido así, las políticas públicas impulsadas por partidos y organizaciones sociales de izquierda han contribuido claramente al desarrollo del país y al bienestar de su ciudadanía", subrayan.

El texto destaca que "la izquierda es y debe ser plural, pero a esta pluralidad le debe corresponder una cultura pluralista que sea capaz de compartir diagnósticos, identificar objetivos, alcanzar acuerdos, desarrollar políticas coordinadas y gestionar constructivamente las discrepancias".

"Lo contrario, limitarse a la competencia electoralista en el corto plazo, obsesionarse con los liderazgos y hegemonismos, convertir las discrepancias, en cuanto al horizonte transformador, en obstáculos que hagan fracasar las intervenciones en el corto y medio plazo, es una tragedia para la izquierda y, sobre todo, una traición a las necesidades y esperanzas de las clases populares, especialmente hoy", señala.

Los que suscriben el manifiesto consideran que "en Euskadi se ha abierto, por primera vez, una ventana de oportunidad para la articulación de un espacio de izquierdas liberado de todos esos lastres identitarios que históricamente han impedido la construcción de una alternativa a los nacionalismos que, a la hora de la verdad, rompían a la izquierda en campos etnoculturales supuestamente irreconciliables".

En su opinión, "hoy existe en Euskadi una nueva generación que, cómoda con su identidad pluralista, afronta la política desde claves distintas de las que han caracterizado la realidad vasca". "Nunca antes como hoy habíamos vislumbrado la posibilidad de construir una alternativa de gobierno en clave progresista y cívica", ha añadido.

Momento histórico

En este sentido, han asegurado que no se "resignan a observar cómo nuestro país, y el mundo en general, se encalla en unas políticas basadas en la desigualdad, en la exclusión, el racismo, la insolidaridad, la privatización, la desposesión y la destrucción de lo público".

"Sobre todo, no nos resignamos a contemplar cómo la izquierda fracasa en el intento de enmendar esta deriva neoliberal precisamente ahora, en un momento en que el capitalismo muestra sus límites como nunca antes y las políticas de la derecha han renunciado a cualquier objetivo que tenga que ver con la cohesión social, la sostenibilidad ecológica, la justicia global, la redistribución de la riqueza, la igualdad plena entre mujeres y hombres o la democratización real de la administración e instituciones públicas", apuntan los firmantes.

Por ello, han subrayado que "hay momentos históricos en los que lo que toca discutir para prefigurar escenarios estratégicos y hay otros en los que lo urgente es acordar". "No se trata de elegir entre pensamiento estratégico e intervención pragmática, sino de modular ambas dimensiones en favor de una acción política transformadora", indican.

En esta línea, han precisado que "estamos ante la posibilidad de ser parte activa de una mayoría social y de gobierno que lidere las transformaciones que Euskadi necesita". "Hacemos un llamamiento a las diferentes fuerzas de la izquierda vasca para que se reconozcan y acuerden espacios de acción común, ya sea en la oposición o para conformar una alternativa de gobierno", concluye el manifiesto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha