eldiario.es

Menú

Detenido en Amurrio (Álava) por estafar a transportistas a los que no pagaba sus sueldos o no registraba como socios

los trabajadores tenían que hacer frente a deudas a la Seguridad Social o gastos propios del transporte, que el empresario no pagó

- PUBLICIDAD -

Un individuo de 34 años y con antecedentes policiales ha sido detenido en Amurrio (Álava), acusado de estafar a decenas de transportistas a los que engañaba con un contrato de trabajo o proponiéndoles participar en su empresa de transporte como socios cooperativistas.

Sin embargo, el empresario posteriormente no hacia frente al pago de sus sueldos o no los registraba como socios, dejando a las víctimas sin su aportación. En algunos casos, los trabajadores además tenían que hacer frente a deudas a la Seguridad Social o gastos propios del transporte.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, la investigación ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción de Amurrio y ha contado con la colaboración del Área de Delitos Económicos de la Policía autonómica y la Inspección de Trabajo.

El modus operandi del presunto estafador consistía en captar a trabajadores, a través de diferentes medios, entre ellos páginas en Internet, a los que ofrecía un trabajo como transportistas.

Tras acordar un periodo de prueba y un sueldo, los empleados realizaban el trabajo, pero no recibían la asignación pactada. Incluso en algunos casos, las víctimas tenían que hacer frente a los pagos de combustible y otros gastos propios del transporte, ya que las tarjetas de crédito facilitadas por el empresario carecían de fondos.

En otros casos, el propio empresario ofrecía a los trabajadores participar de su empresa como socios cooperativistas. Tras aportar el capital, que podía llegar a los 10.000 euros, los socios no recibían el sueldo pactado ni recuperaban su dinero, ya que no eran inscritos como socios.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre de 2013 cuando la Ertzaintza recogió varias denuncias de trabajadores de una empresa de transporte de Amurri,o que denunciaban una presunta estafa perpetrada por su responsable.

Tras realizar las consiguientes averiguaciones, los investigadores consiguieron contactar con una treintena de antiguos trabajadores que corroboraron diversas irregularidades. Las víctimas procedentes en su mayoría del País Vasco, pero también de otros puntos del Estado, se encontraban en una situación de precariedad económica.

En algunos casos habían perdido entre 1.200 y 10.000 euros, ya que tuvieron que hacer frente incluso a pagos a la Seguridad Social, ya que el empresario no les había registrado el alta como trabajadores. La cantidad estafada podría superar los 74.000 euros, ya que la investigación continúa para determinar el número total de afectados.

Los agentes asignados al caso informaron al Juzgado de Instrucción de Amurrio, quien se encargó de coordinar la investigación en la que han participado el Área de Delitos Económicos de la Ertzaintza y la Inspección de Trabajo. El pasado lunes, 13 de enero, el presunto estafador fue arrestado acusado de un delito contra el derecho de los trabajadores y estafa.

En una inspección posterior realizada, con autorización judicial, en el interior de la empresa los agentes localizaron varios ordenadores, discos duros y documentación, que está siendo analizada, así cómo una pistola detonadora, un bate de béisbol, dos machetes y una porra extensible.

El arrestado, de 34 años y con antecedentes policiales, fue trasladado a dependencias policiales para realizar las correspondientes diligencias y posteriormente fue puesto a disposición judicial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha