eldiario.es

Menú

Detenido un joven en Arrasate (Gipuzkoa) por robar en unos garajes y en un local de ocio

La Ertzaintza arresta también al padre del joven por tenencia ilícita de armas

- PUBLICIDAD -

Un joven de 22 años ha sido detenido en Arrasate acusado de ser el presunto autor de varios robos con fuerza registrados en los últimos días en la localidad guipuzcoana. El arrestado ha sido acusado del robo de dos bicicletas del interior de una parcela de garaje de la calle Santa Teresa y de la sustracción de varios televisores, unos palos de golf y una caja de caudales de un local de jóvenes del municipio.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, el pasado lunes, tras el aviso de un ciudadano, agentes destinados en la comisaria de Deba-Urola se personaron en un garaje ubicado entre las calles Santa Teresa y Elkano de Arrasate para aclarar e investigar la aparición, en una de las parcelas, de dos bicicletas cuyo robo había denunciado un particular.

Los ertzainas identificaron en el lugar a un varón de 51 años que les manifestó que había sacado las bicicletas de su parcela para hacer sitio, y que eran propiedad de su hijo. Instantes después, se presentó en el lugar el hijo de 22 años que reconoció que las bicicletas habían sido sustraídas por otra persona y que él solamente las guardaba en la parcela.

Los agentes comprobaron que en el interior de la parcela había numerosas piezas de bicicleta que habían sido desmontadas, una caja de caudales, varios bastones de golf, así como varias herramientas con las que se pueden perpetrar robos y otra gran cantidad de objetos apilados.

Al lugar, y tras ser avisados por la Policía local, se presentaron dos jóvenes que reconocieron unos bastones de golf y una caja de caudales como de su propiedad y señalaron que habían denunciado su robo y la de varios televisores de su local de ocio.

Ante estos hechos, se procedió a la detención del joven de 22 años, que reconoció la autoría de los robos y manifestó que se había desprendido de los televisores sustraídos.

UN ARMA EN LA MOCHILA

En el transcurso de la actuación, los agentes se percataron de que el padre del acusado ocultaba una mochila entre los diferentes enseres que había en el garaje, por lo que la inspeccionaron y localizaron en su interior un arma de fuego que había sido manipulada y adaptada para disparar. Además, los agentes encontraron tres cajas de munición con 58 cartuchos.

Tras comprobar que sobre el identificado pesaba una prohibición para portar armas hasta el año 2017, procedieron a su detención por un presunto delito de tenencia ilícita de armas y otro de quebrantamiento de condena.

La Ertzaintza mantiene abierta la investigación y continúa practicando diligencias diversas en función del avance de las pesquisas. Al mismo tiempo, sigue analizando el resto del material recuperado y lo coteja en su base de datos con las denuncias recogidas. Los dos detenidos en relación con estos hechos pasarán en las próximas horas a disposición judicial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha