eldiario.es

Menú

Dimite una dirigente de Podemos Euskadi y critica su forma "vieja" de hacer política

"Es viejo funcionar de 'arriba a abajo', no contar con la gente, es viejo hacer que las decisiones 'parezcan' participativas y no sean participativas", denuncia Patricia Insúa, de Kaliangora

Critica la "ausencia total de debate político" en la formación morada y censura el "aislamiento entre los cargos electos" y la dirección

- PUBLICIDAD -
La dirigente dimisionaria de Podemos Patricia Insúa

La dirigente dimisionaria de Podemos Patricia Insúa

La dirigente del Consejo Autonómico de Euskadi Patricia Insúa, encuadrada en el sector de Kaliangora, afín al anterior secretario general Roberto Uriarte, ha presentado su dimisión ante Nagua Alba censurando el funcionamiento interno de Podemos en Euskadi. En una misiva, a la que ha tenido acceso eldiarionorte.es, fechada este viernes y con la firma de la propia dirigente, se critica que la formación morada en el País Vasco funciona "de arriba a abajo" y sin "transparencia". Una forma de trabajar que, a su juicio, " está haciendo un daño importantísimo al partido en Euskadi".

"Cuando he cuestionado la transparencia, habéis entendido que criticaba a los compañeros y compañeras. Nada más lejos. Critico una forma de hacer política que es vieja, aunque se defienda la RGI. Es viejo funcionar de 'arriba a abajo', es viejo no contar con la gente, es viejo hacer que las decisiones 'parezcan' participativas y no 'sean' participativas. Es viejo, no sirve, es gestión deficiente", censura.

La dirección de Podemos, que ha confirmado la decisión adoptada por la ya exdirigente del partido morado, ha declinado valorar la dimisión de Patricia Insúa. Insúa es  Doctora en Psicología y psicóloga clínica, ha trabajado muchos años en Osakidetza en Bizkaia y es profesora en la Facultad de Psicología en la UPV, en San Sebastián

La misiva de dimisión incluye una cuestión que los críticos de Podemos Euskadi y el propio exsecretario general, Roberto Uriarte, plantearon tras Vistalegre II: la adecuación de la organización a la nueva situación, una vez que las tesis de Podemos -apoyadas por el núcleo de la dirección en Euskadi- habían salido perdedoras del cónclave morado. "He pensado que después de Vista Alegre II íbamos a ponernos a trabajar todas juntas en la adecuación inmediata de Podemos Euskadi a lo nuevos documentos, descentralizando el poder a las bases, integrando las distintas sensibilidades, entendiendo las confluencias como elemento estratégico, y apostando por la articulación de una nueva voluntad popular, que no deje nada fuera, que es lo que la gente eligió", explica.

Sin embargo, la dirigente dimisionaria considera que nada de eso se ha producido. "No he visto un cambio de funcionamiento, sino más de lo mismo: toma de decisiones aislada del conjunto del CCA [Consejo Ciudadano Autonómico], ausencia total de debate político y aislamiento entre los cargos electos, el Consejo de Coordinación y el resto del CCA", resalta.

La ya exdirigente ha sentido "muchas veces que los debates se realizaban en otros lugares y que a algunas solo nos tocaba votar por el chat de Telegram", incluso que muchas veces solo se comunicaban "las decisiones tomadas en otros foros", cuestiona.

"En estas condiciones no puedo continuar. No he llegado hasta aquí para repetir esquemas del pasado. Y no puedo legitimar esta manera de actuar. No estoy de acuerdo con ella, no creo en ella y, es más, creo que está haciendo un daño importantísimo al partido en Euskadi", confiesa. "Así no se genera confianza, así no se ganan los territorios", apunta, al tiempo que desea "toda la suerte a los compañeros y compañeras que están en las instituciones y toda la fuerza para hacer una oposición útil, anclada en los derechos de las personas más desfavorecidas y que gane espacios de debate y poder secuestrados por los nacionalistas en Euskadi".

Crisis en Álava

El Consejo Autonómico está controlado por la candidatura que encumbró a Nagua Alba a la dirección en el último proceso de primarias, celebrado en marzo de 2016. Su candidatura, Aurrera Begira, copó  29 miembros del Consejo Ciudadanos Autonómico. Por su parte, la candidatura Kaliangora situó a Patricia Insúa, Ana Viñals, Daniel Urkiaga, Javier Busselo, Fernando López y Lourdes Arrieta.

Podemos vivió una crisis en Álava en marzo que ha dejado maltrecho el partido y el grupo juntero en esa provincia. Para atajar la crisis,  la comisión mixta integrada por los responsables de Organización del partido en Euskadi y la portavoz en Álava, Arantxa Abecia, suspendió con carácter fulminante a los cuatro junteros críticos por haber accedido a las cuentas de la institución , Koldo Martín, Daniel Trujillano, José Javier Bizarro y Juan José Celorio.

El partido señalo entonces que la decisión tenía el visto bueno de Pablo Echenique, responsable de Organización de Pablo Iglesias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha