eldiario.es

Menú

Diputación afirma que Bizkaia necesita "cinco familias" para acogimientos de menores en circunstancias "especiales"

Se trata de menores que reúnen unas circunstancias específicas, necesidades especiales y grupos de hermanos principalmente

- PUBLICIDAD -

La diputada foral de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, ha señalado que Bizkaia necesita, de manera constante, "cinco familias" para acogimientos de menores en circunstancias "especiales".

Se trataría de menores que reúnen unas circunstancias específicas, necesidades especiales y grupos de hermanos principalmente, que tienen dificultades para beneficiarse del acogimiento familiar voluntario o no encuentran cabida en el mismo.

La diputada foral de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, ha ofrecido este dato en una comparecencia en las Juntas Generales de Bizkaia, solicitada por el grupo Popular Vizcaíno que pedía un balance sobre el programa de acogimiento familiar "profesionalizado" de menores tutelados, han informado las Juntas.

Según ha indicado Robles, este programa se inició en 2014 mediante una experiencia "piloto" en la que se apuntaron inicialmente un total de "78 familias vizcaínas", de las cuales cuatro llegaron a participar en el proceso de formación de la Diputación para iniciar el proceso de acogimiento y, de éstas, finalmente una logró el plácet definitivo del servicio de infancia.

Robles ha destacado que, entre las personas que contactaron con el servicio de Infancia, el 75% fueron mujeres; un 42% tenía entre 25 y 34 años y otro 33% entre 35 y 44 años; por otro lado, un 45% no cumplía el criterio de experiencia laboral que exigía el programa.

Tras ofrecer estos números, Sánchez Robles ha señalado que las condiciones de las familias acogedoras son "exigentes", ya que a los requisitos de un acogimiento voluntario, se le unen en estos casos una titulación específica y una experiencia previa.

Así, el tutor familiar debe tener un título de educación social, psicología o pedagogía infantil, y una experiencia de "como mínimo dos años", además de "dedicación exclusiva", entre otros requisitos. La persona acogedora profesional tiene derecho a percibir una ayuda económica.

Según la diputada, la experiencia demuestra que el cuidado de un menor en el seno de una familia, sobre todo cuando se trata de menores de poca edad, les proporciona "un mejor desarrollo personal" que la atención en el medio residencial. Según ella, el programa de acogimiento voluntario está ofreciendo "buenos resultados" y los últimos datos en Bizkaia hablan de "327 niños o niñas en familias de acogida".

En cuanto al perfil de los menores con necesidades "especiales", y pese a no haber "dos casos iguales", en líneas generales se trata de menores "preadolescentes y adolescentes con trastornos psicopatológicos, grupos de hermanos, o niños y niñas mayores de 10 años sin posiblidad de retorno a su familia de origen", ha explicado Sánchez Robles.

La responsable foral ha señalado que el programa piloto concluyó el pasado 26 de enero y que la intención de su departamento es "continuar" con él pese a que dicho programa se encuentra en "stand by" debido a que, en mitad de la experiencia vizcaína, se ha introducido un nuevo marco normativo como es la Ley 26/2015, de 28 de julio, de Protección a la Infancia y a la Adolescencia.

Esta ley ha tenido "consecuencias jurídicas" que han obligado al departamento a iniciar un periodo de reflexión para ver si el programa iniciado desde la Diputación vizcaína cumplía con la citada legislación. Según Robles, los servicios jurídicos forales han concluido que el programa iniciado en Bizkaia "cumple con los requerimientos de la ley" por lo que la "voluntad" de la Diputación es "continuar" con el programa "se llame como se llame", ya que lo fundamental es "proporcionar respuestas para el bienestar de los niños".

GRUPOS JUNTEROS

Todos los grupos junteros han coincidido en destacar el programa iniciado por la Diputación para dar respuesta a esta problemática social, ya que creen que el acogimiento familiar es la mejor solución para estos niños, frente a los hogares o los centros de acogida.

"Al principio los metíamos, en grandes centros, luego en hogares y, ahora, en familias. Es un paso más", ha destacado el juntero socialista Juan Otermin, quien ha recordado que el programa es "de largo recorrido".

A su juicio, "hace bien" la Diputación en hacer "un alto en el camino, para desarrollar el programa con normalidad", porque el esfuerzo es "digno de reconocimiento" y está en la línea "acertada", ha dicho.

Para la representante jeltzale Zuriñe Argatxa, la valoración de esta experiencia piloto es "positiva". Ha pedido "paciencia" para poder continuar el programa "lo antes posible" y ha señalado que los condicionantes para entrar en el programa son "muy importantes". A su juicio, se debe hacer un esfuerzo para que más familias se animen a participar en el programa con campañas de sensibilización.

En este sentido, el portavoz de EH Bildu, Josu Unanue, ha pedido que se utilicen "otras vías" de sensibilización social, ya que el mensaje "no ha llegado".

De este modo, se ha mostrado favorable a "seguir" con el programa, aunque ha mostrado "dudas" sobre si la Diputación tiene que "externalizar" este servicio a través de una entidad privada.

Por ello, ha abogado por que la Diputación se marque un plazo para aumentar la plantilla. Tras preguntas del PP, Sánchez Robles ha informado de que la adjudicataria de la prueba piloto fue Agintzari Cooperativa de Iniciativa Social. Previamente, Otermin se ha referido a la "prohibición" por ley del Gobierno Central de permitir la contratación en el sector público para poder llevar a cabo por medios propios este programa.

Por su parte, Nuria Atienza, de Podemos Bizkaia, ha lamentado que "sólo" una familia haya pasado el proceso de selección. Antes de constatar este hecho, ha destacado la experiencia de Gipuzkoa en donde, según ella, existen "26 familias de acogida". El programa del territorio está "muy avanzado ya que empezaron antes", ha reconocido la diputada que ha señalado que están contrastando "técnicamente" la experiencia vizcaína, tanto con la guipuzcoana como con la alavesa que ha apostado por seguir otro modelo.

Sánchez Robles, ha señalado que no cree que la falta de campañas de sensibilización sea la causa de obtener estos resultados de captación de familias ya que se ha llegado desde "mil maneras". Ha justificado dicha circunstancia en el escaso recorrido de la experiencia vizcaína, los "exigentes" requisitos y a que la decisión para acoger a este tipo de menores es "difícil" ya que exige "mucha responsabilidad". Ha finalizado con un "agradecimiento" a estas familias, ya que la decisión para apuntarse al programa profesionalizado es "terriblemente valiente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha