eldiario.es

Menú

La sede de EDP en Bilbao distinguida entre los edificios más sostenibles de Europa

La sede de la empresa energética EDP en Bilbao ha sido distinguida entre los edificios "más sostenibles" de Europa, por U.S. Green Building Council, que ha concedido al edificio el sello LEED-NC (Nueva Construcción y Grandes Remodelaciones), en la categoría Platino. Se trata del primer edificio de oficinas en recibir esta certificación en Euskadi, y el segundo en todo el Estado.

- PUBLICIDAD -

El consejero director general corporativo de EDP, Massimo Rossini, ha recibido la placa acreditativa este miércoles en un acto en la propia sede del grupo energético de manos de Luis Álvarez-Ude, director general de GBC España, que ha entregado la placa en nombre de US GBC.

La certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) es un conjunto de normas de aplicación voluntaria que buscan el desarrollo de construcciones "innovadoras y de alta eficiencia", a través de valores como el consumo del agua, el ahorro energético y el uso de energías renovables, la calidad ambiental interior, y el fomento de un diseño que realice un óptimo aprovechamiento de los materiales y recursos.

Este sello ha reconocido el impacto positivo en el bienestar de los ocupantes y el medio ambiente, así como la reducción de los costes generales de operación, tanto de construcción como de mantenimiento.

"EDIFICIO INTELIGENTE"

La rehabilitación del inmueble histórico, situado en el centro de la capital vizcaína, ha supuesto una inversión de más de 17 millones de euros. Así, la nueva sede conserva la fachada de 1924, pero se ha convertido en un "edificio inteligente" construido con criterios sostenibles, de bajo consumo y óptimo aprovechamiento energético.

Según ha indicado el consejero, "más de la mitad" de los colaboradores del negocio gasista de EDP en España trabajan desde octubre de 2012 en este edificio, que fue inaugurado oficialmente en abril en un acto que contó con la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, y otras autoridades locales, así como el presidente del Grupo EDP, Antonio Mexia.

La nueva sede corporativa del Grupo produce un 60% menos de emisiones de CO2 que un edificio convencional equivalente. Desde el punto de vista arquitectónico, ha incorporado un espectacular patio interior acristalado, que filtra y distribuye la luz y actúa de regulador térmico.

El 90% de las 422 toneladas empleadas en su construcción son de acero reciclado y cuenta con microgeneración a gas y una instalación geotérmica de aprovechamiento del calor del subsuelo, con columnas que llegan hasta los 125 metros de profundidad.

Rossini ha señalado que estos sistemas "evitarán la emisión de más de 16 toneladas de CO2 al año". "Se trata de un ahorro significativo en un edificio de estas características ya que, con respecto al consumo total de generación de calor y frío, supone un tercio del consumo de la energía primaria", ha destacado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha