eldiario.es

Menú

ELA acusa al Gobierno vasco de "no creer" en el marco vasco de relaciones laborales

"Su alianza de intereses con Confebask le lleva a sentirse cómodo aplicando el marco español", denuncia

- PUBLICIDAD -

ELA ha acusado al Gobierno vasco de "no creer" en el marco vasco de relaciones laborales y protección social, y ha denunciado que la "alianza de intereses" del Ejecutivo autonómico "con Confebask le lleva a sentirse cómodo aplicando el marco español".

La central abertzale ha celebrado este lunes un consejo extraordinario para analizar los acuerdos de la mesa de diálogo social que firmaron en julio el Gobierno vasco, Confebask y los sindicatos CCOO y UGT.

En él, ELA ha aprobado una declaración en la que, bajo el título "Tenemos motivos para indignarnos", denuncia que los mencionados acuerdos han sido firmados para "blindar y desbloquear" la negociación colectiva vasca.

A su juicio, "se han hecho con una doble intención, la primera, tratar de neutralizar la reivindicación sindical y social, y la segunda, facilitar a la patronal y al Gobierno vasco que puedan elegir, despreciando el voto de los trabajadores vascos, a quien quieran para cerrar acuerdos, al interlocutor más dócil y barato".

ELA considera "intolerable" que "el Gobierno desprecie las mayorías sindicales vascas tomando partido por los acuerdos en minoría" y ha incidido en que "el respeto a la autonomía de la voluntad de las partes no puede entenderse al margen de unas reglas de juego democráticas para que las decisiones se tomen por la mayoría de cada parte". "No hay marco vasco de relaciones laborales sin respeto a la democracia en el ámbito sindical", apostilla en su declaración.

La central abertzale denuncia, en su declaración, que al Gobierno vasco "no le gusta" la representación sindical existente en Euskadi y le acusa de mantener una posición "propatronal sin matices".

En su opinión, los acuerdos de julio se firmaron "con una patronal que, sabedora de las ventajas obtenidas con las dos últimas reformas laborales, se niega a que la negociación colectiva sea útil para mejorar las condiciones de trabajo".

Además, incide en que "se firman con un Gobierno que extiende precariedad en sus ámbitos de responsabilidad y niega en esos mismos ámbitos el derecho a la negociación colectiva".

Para ELA, Gobierno y patronal vascos "comparten un modelo de sociedad injusto y un modelo de empresa en el que no tenga cabida la reivindicación y comparten que todos los instrumentos políticos sean puestos al servicio de la patronal". Además, acusado a Confebask, CCOO y UGT de "usar la reforma laboral de Zapatero para eliminar o condicionar la negociación colectiva en el ámbito vasco".

"La Mesa de Diálogo Social es una farsa que vive al margen de las decisiones antisociales que toman los gobiernos, las que han tomado y las que van a tomar", critica ELA, al tiempo que insiste en que el Gobierno vasco "ha pasado a defender que el interlocutor preferente de la patronal y del propio ejecutivo sea la minoría sindical que nos impide negociar aquí".

La central abertzale reafirma en su declaración su "papel de contrapoder" y adelanta que seguirá trabajando para "reforzar las estructuras de base sindical en los centros de trabajo" porque "agrupar y organizar cada vez a más trabajadores es, hoy por hoy, el medio más eficaz para limitar el poder empresarial".

Por último, demanda a los partidos políticos vascos que "pongan altavoz a la denuncia de este atropello", y reitera su voluntad de trabajar "para dotar a la mayoría sindical vasca de la máxima referencia sindical, social y política".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha