eldiario.es

Menú

“ETA socializó el sufrimiento y ahora pretende socializar el silencio”

El catedrático Pello Salaburu denuncia que la sociedad vasca está "anestesiada" frente a la violencia y sus secuelas después de que ETA ha dejado de matar.

- PUBLICIDAD -
Sara Buesa pide un "discurso público unánime" que deslegitime el terrorismo

Sara Buesa pide un "discurso público unánime" que deslegitime el terrorismo

“ETA ha dejado las armas, pero se niega a desaparecer. Esto debe ser la paz, no la que quisiéramos muchos, pero mejor de lo que teníamos”. Para el catedrático y exrector de la Universidad del País Vasco (UPV), Pello Salaburu, se viven tiempos de paz, pero una buena parte de la sociedad vasca sigue “amilanada” por el terror. Salaburu ha intervenido en la conmemoración del XV aniversario del asesinato de Fernando Buesa. La Fundación que lleva el nombre del político socialista asesinado por ETA en Vitoria el 22 de febrero de 2000, junto con su escolta, el ertzaina Jorge Díez, ha celebrado el aniversario de recuerdo con un acto en el museo Artium de la capital alavesa. Al evento han acudido, entre otros, el lehendakari, Iñigo Urkullu; el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia.

Salaburu hilvanó su discurso a través de las diferentes miradas con las que se observa hoy la realidad de la violencia desplegada por ETA durante 40 años. Por una parte, habló de la mirada social, de las personas que discurren por la calle y en las que “prevalece un silencio aterrado”. “Es la anestesia de una sociedad medianamente satisfecha, que calló entonces y lo sigue haciendo. ETA socializó el sufrimiento y ahora pretende socializar el silencio”.

Después destacó la mirada de las víctimas y lamentó la instrumentalización de algunos colectivos por parte de ETA. “No hay víctimas de primer y segundo grado, solo víctimas. La Fundación Buesa muestra una mirada constructiva y valiente e incide en la necesidad de la reconciliación”.

Salaburu criticó la “mirada cínica e inmoral” del entorno de la izquierda abertzale que recurren al manido “conflicto” para explicar lo sucedido. “Lo malo no es la vacuidad del argumento, sino la falta de escrúpulos. Son incapaces de reconocer el daño causado y no piden perdón, pretenden que los comprendamos, hablan de víctimas de ambos lados. Es una mirada que entorpece la convivencia y plantea dudas sobre el futuro de la sociedad”.

El exrector también ha sido crítico con el Gobierno vasco por haber "prescindido" de colaboradores de la anterior responsable de atención a las víctimas, porque a estas les hubiese gustado tener ahí a "alguien que hablase su mismo lenguaje"

Una sola voz

Sara Buesa, la hija de Fernando Buesa y vicepresidenta de la Fundación, ha reclamado un "discurso público unánime, una sola voz”, que contribuya a deslegitimar por completo el terrorismo. Para la hija del político asesinado, el hecho de que aún no se haya producido una asunción clara de responsabilidades por el daño que ha causado representa "una de las principales barreras para la convivencia". “Ya han pasado tres años desde que ETA anunció el cese de su actividad terrorista y pese a que ha dejado de matar, se resiste a disolverse. La violencia no ha sido totalmente repudiada y desterrada".

Buesa ha lamentado el hecho de que la ciudadanía se haya "acomodado ante la ausencia de violencia explícita y parece dispuesta a olvidar con facilidad". Y lo ha lamentado porque "el sectarismo, el dogmatismo, las actitudes que constituyen el germen de la violencia siguen presentes y persistirán aunque no se hable de ellas, persistirán a no ser que se hable de ellas". "Sigue habiendo mensajes permisivos”, ha añadido, “que transmiten que en determinadas circunstancias el recurso a la violencia puede ser legítimo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha