eldiario.es

Menú

Un cambio de criterio del Gobierno puede dejar a cientos de ciudadanos fuera de la prueba libre de FP

Educación restringe el número de plazas y prima a los más jóvenes frente a los mayores.

Los directores de los centros de Educación Permanente de Adultos critican la medida y reclaman que la prueba sea universal, como hasta ahora.

"No se pueden cambiar las reglas del juego a mitad de partido", reprochan los directores.

- PUBLICIDAD -

Cientos de ciudadanos pueden quedar fuera de la prueba libre de acceso a los ciclos formativos de Formación Profesional. Una prueba (que se celebrará en mayo del próximo año) para la que llevan preparándose en cursos específicos desde el pasado septiembre. Un cambio de criterio del Gobierno de última hora, cuando los cursos de preparación ya se habían iniciado, ha sembrado la incertidumbre en este colectivo, integrado por ciudadanos que carecen de los requisitos académicos que perrmiten el acceso directo a estas enseñanzas.

En el curso pasado, la prueba fue de acceso universal y se presentaron más de 7.000 personas (2.000 de fuera de la comunidad autónoma). Este volumen de ciudadanos obligó al Gobierno a alquilar una sala en el Bilbao Exhibition Center (BEC) de Barakaldo, lo que le supuso un coste de 140.000 euros. Esta prueba es la vía para que jóvenes y mayores de 40 años que en su momento salieron del sistema educativo se puedan volver a reenganchar a él y acceder al mercado laboral con una formación.

El problema se ha suscitado cuando los interesados han vuelto a matricularse en el curso en septiembre pasado, creyendo que regían las mismas condiciones que el anterior. La condición fundamental que cambia es que se crea un numero máximo de personas que se pueden presentar (340 para la prueba de grado medio y 2.760 para la prueba de gradio superior), mientras que el curso pasado no hubo ningún límite. Eso significa que "hay un montón de gente que se está preparando y después no se va a poder presentar", apunta Begoña Ayarzagüena, directora del centro de Educación Permanente de Adultos Paulo Freire, de Vitoria. "Educación justifica el límite en que la prueba es cara pero si multiplicas los 18 euros que cuestan las tasas por el número de presentados sale una cantidad que compensa los gastos".

Por otro lado, se dan dos puntos por preparar el acceso en centros de Formación Profesional y otro punto por residir en un municipio de Euskadi. En  la convocatoria, publicada el pasado 15 de noviembre, se habla únicamente de centros de FP, pero la presión de los centrois de EPA le ha hecho rectificar e incluirles. Pero se trata de una declaración de intenciones porque "lo único que hay por escrito es lo de la resolución", puntualiza Ayarzagüena. En caso de que haya más aspirantes que plazas, se primará  los jóvenes frente a los mayores.

Los directores de centros de EPA han solicitado la retirada de la normativa de este año y que se aplique la del curso pasado. Argumentan que "no se puede cambiar las reglas a mitad del partido. No se puede cambiar la normativa en noviembre cuando el curso se inicia en septiembre. Todo el mundo tiene derecho a presentarse y si es preciso que se implementen medidas para que el coste sea más barato. De lo contrario, se va a quedar un colectivo en inferioridad de condiciones. Se trata de formación básica y no se puede restringir el acceso a esa formación".

Matrículas cerradas

José Diez es una de esas personas que pueden verse fuera de la prueba. En la actualidad, prepara el curso de cara a la prueba en un centro de EPA de Bizkaia. Diez reprocha al Gobierno que "la disposición llega  cuando el curso ya lleva en marcha desde primeros de  octubre. Una vez iniciado el curso, algunos alumnos después de los trastornos ocasionados para poder acudir al centro de EPA se pueden encontrar con que en el mes de febrero les comuniquen que no reúne las condiciones para poderse presentar a las pruebas de acceso".

"Al estar la matriculas cerradas", añade, "ya no se pueden  cambiar a otros ciclos, habiendo perdido el tiempo y dinero con su ilusión por los suelos. Lo lógico es de que haberse presentado los actuales requisitos al comienzo de curso algunos de los alumnos quizás no hubiesen reunido las condiciones exigidas, y por lo tanto, no se hubiesen presentado a estos ciclos. Si no se aplaza la ejecución de esta resolución muchos alumnos dejarían las clases con el correspondiente trastorno para los centros. Y en lo referente a algunos estudiantes que se están preparando fuera de los centros, están excluidos sin estar avisados".


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha