eldiario.es

Menú

Emergencias de Osakidezta atiende a 71 personas este lunes y martes en Euskadi afectadas por la ola de calor

El servicio de Emergencias de Osakidetza ha atendido este lunes y martes a un total de 71 personas en Euskadi afectadas por la ola de calor, de las cuales 39 han sido derivadas a distintos hospitales de Osakidetza y 10 a centros de salud y ambulatorios, donde han sido atendidos por profesionales del Servicio Vasco de Salud.

- PUBLICIDAD -
Emergencias de Osakidezta atiende a 71 personas este lunes y martes en Euskadi afectadas por la ola de calor

Según ha informado el Departamento vasco de Salud, en concreto, a lo largo de esta mañana Emergencias de Osakidetza ha atendido a un total de 13 personas (una en Álava, dos en Gipuzkoa y diez en Bizkaia), mientras que este lunes se atendió a un total de 58 personas, ninguna de ellas con síntomas graves.

Como consecuencia de las altas temperaturas que están afectando estos días a Euskadi, el Departamento de Salud del Gobierno vasco y Osakidetza han recordado la conveniencia de adoptar medidas de prevención, especialmente relevantes en el caso de los grupos de riesgo como son personas con enfermedades crónicas, menores y personas mayores.

Así, Osakidetza aconseja beber más líquidos de lo habitual, preferentemente agua y no esperar a tener sed para beber. También se recomienda evitar bebidas que contienen cafeína, alcohol o demasiado azúcar, y hacer comidas ligeras.

En casa, recomienda cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol, aprovechar los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa, usar ropa apropiada, y calzado cómodo y fresco.

Otros consejos son refrescarse si se nota mucho calor, procurar no salir a al calle durante las horas de más calor y no hacer actividad física intensa y prolongada en las horas de más calor.

Emergencias de Osakidetza ha advertido de la necesidad de prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitados, al menos, una vez al día por un miembro de la familia, amigo, vecino y, en su caso, solicitar la colaboración de los servicios sociales. Asimismo, se aconseja mantener las medicinas en lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y su efecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha