eldiario.es

Menú

Euskadi refuerza su rechazo a la Constitución y votaría 'no' a la independencia

El 'no' (37%) a la Carta Magna ha subido siete puntos y es compartido por el 33% de los nacionalistas y por uno de cada cinco no nacionalistas en el País Vasco

La sociedad vasca se muestra favorable a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia (59%), aunque los deseos de ser independientes son minoritarios y estables entre la población (29%)

Retrocede 14 puntos la preocupación por el empleo, que encabeza el ránking con un 56%. Es la primera vez que sucede desde el inicio de la crisis en 2008

- PUBLICIDAD -
Manifestación de apoyo a la independencia de Euskadi y Cataluña.

Manifestación de apoyo a la independencia de Euskadi y Cataluña.

Si hoy se celebrara un referéndum sobre la Constitución de 1978, la ciudadanía vasca votaría mayoritariamente 'no' con un 37%, frente a un 27% que aprobaría la Carta Magna. Pero además ese desapego constitucional se ha incrementado en siete puntos. Este es uno de los datos recogidos en la última oleada del Euskobarómetro, que ha presentado esta mañana su director, el catedrático de Ciencia Política por la UPV, Francisco Llera.

Lo significativo, además, es que este proceso de alejamiento de la Constitución de 1978 se ve tanto en el electorado nacionalista (con un 33%), como en el no nacionalista: uno de cada cinco encuestados (el 20%) que se coloca en el segmento no nacionalista rechaza la Carta Magna.

Este voto negativo es mayoritario en el electorado de EH Bildu (73%) y está mucho más dividido en el PNV y Elkarrekin Podemos, mientras que el 'sí' es mayoritario en el PP (80%), PSE-EE (55%) y Ciudadanos (50%).

El Estatuto de Gernika, aprobado un año después de la Constitución, sigue arrancando la satisfacción relativa de la mayoría (74%) y el apoyo expreso del 47%, que votaría de nuevo 'sí'. Los deseos de independencia siguen siendo minoritarios: un 29%, con una gran estabilidad a lo largo de las diferentes oleadas. Con todo, la sociedad vasca se muestra favorable a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia: un 59% a favor, frente a un 30%, algo similar a la respuesta dada en 2014. Y es mayoritaria en el electorado nacionalista (un 81%). Pero si se celebrara el referéndum, el 'no' (39%) ganaría al 'sí' (31%), que retrocede cuatro puntos. Y si la independencia supusiera la salida de la UE, el Euskobarómetro revela que el 'sí' se reduciría al 25-23%.

¿Euskadi es una nación? Hace 11 años una mayoría del 55% veía bien definir a Euskadi como una nación. Hoy en día ese reconocimiento de carácter nacional se ha reducido hasta el 47%, con un retroceso de ocho puntos.

Mejora la percepción sobre la economía vasca

Una de las mejores noticias recogida en la encuesta de otoño, basada en 800 entrevistas realizadas en domicilios entre el 3 y el 27 de octubre, es la relacionada con la situación económica y la percepción que la ciudadanía tiene sobre ella. Aunque el paro sigue siendo la principal preocupación de la ciudadanía vasca (56%), por primera vez desde que se inició la crisis en 2008 se produce un retroceso significativo: ha caído 14 puntos. A este dato habría que sumar, según revela la nueva oleada del Euskobarómetro, la mejora en las expectativas sobre la evolución económica en el País Vasco, algo que contrasta con el pesimismo y desconfianza con la que se ve la situación económica en el resto de España.

En resumen, la ciudadanía vasca parece haberse contagiado de un optimismo que no se había visto desde el inicio de la crisis económica y la "mayoría valora positivamente su situación personal, recuperándose el estado de ánimo previo a la crisis". De hecho, aunque el clima de pesimismo sobre la economía vasca es notable (31%), dicha percepción ha experimentado un retroceso de 17 puntos en favor de los optimistas (ahora un 21%), aunque se mantiene un amplio segmento de población que se mueve en el escepticismo (47%).

El conflicto vasco y los presos no interesan

Pero es que a nivel político, el pesimismo sobre la situación en España ha batido su récord histórico (88%). En Euskadi, el lehendakari sale bien parado. La gestión de su Gobierno obtiene un incremento de 15 puntos y logra además una valoración positiva de casi la mitad de la población (49%). Pero por primera vez también, además del lehendakari (5,5 puntos), varios líderes obtienen el aprobado de la ciudadanía: Miren Larrion, de EH Bildu, supera incluso a Urkullu con un 5,6, Alberto Garzón de IU (5,2), Nagua Alba de Podemos (5,2) y el peneuvista Andoni Ortuzar (5,1), mientras que a la cola siguen los dirigentes del PP Soraya Sáenz de Santamaría (1,8) y Mariano Rajoy (1,3). Y la inhabilitación de Arnaldo Otegi es rechazada por una mayoría: el 48%, frente al 32%.

Hay una constatación que se sigue repitiendo tras el abandono de la organización terrorista ETA de su actividad armada hace ya más de cinco años: todo lo relacionado con la violencia, la pacificación, los presos de ETA o el denominado problema vasco se mantiene en un lugar marginal en la preocupación de la ciudadanía vasca, con el 1%. Aunque de manera muy mayoritaria (el 82%) considera que la actividad terrorista de ETA ha sido muy o bastante negativa para el País Vasco, que tiene un rechazo frontal del 63% de la sociedad. De hecho, el apoyo explícito es mínimo (1%), incluso en el electorado de EH Bildu, con un residual 3%.

Urkullu jura como lehendakari acompañado por Sáenz de Santamaría y Puigdemont

Urkullu jura como lehendakari acompañado por Sáenz de Santamaría y Puigdemont EFE

 Hay un dato, además, que se sigue profundizando oleada tras oleada: la mayoría de la sociedad vasca endurece su posición ante el perdón y la reinserción de los presos por delitos de terrorismo. Un 40% apoya que los terroristas que se arrepientan y expresen su decisión de abandonar las armas se puedan beneficiar de las medidas de reinserción social, pero ha retrocedido 10 puntos. Pero tres de cada diez (29%) -con un avance de diez puntos- siguen sin estar dispuestos a perdonar y creen que deben cumplir íntegramente sus penas por delitos de terrorismo.

En materia de gobernabilidad en Euskadi, el Ejecutivo que más respaldo tiene entre los encuestados es el que finalmente se ha cerrado: la mayoría formada por PNV y PSE-EE, con un 26% (un Ejecutivo que entusiasma al electorado socialista con un 83% de apoyo), frente al pacto PNV-EH Bildu (19%) o PNV-Elkarrekin Podemos (14%). Lo que sin duda no está maduro en la sociedad vasca es la articulación de nuevas mayorías con el eje de izquierdas alternativo al PNV: Bildu-Elkarrekin Podemos solo convence al 26% de electorado peneuvista y al 22% del de la formación morada.

FICHA TÉCNICA

Trabajo de campo: Entrevistas indivisuales a domicilio realizadas entre los días 3 y 27 de octubre.

Tamaño y diseño muestrales: 800 entrevistas en 22 municipios de Euskadi: 2 en Álava, 11 en Bizkaia y 9 en Gipuzkoa.

Error muestral: Para un nivel de confianza del 95%, y supuesta la máxima variabilidad de la población, el error muestral para el conjunto de la encuesta es de (más-menos 3,46%).

Decrece entre los vascos el apoyo al reconocimiento de Euskadi como nación

Decrece entre los vascos el apoyo al reconocimiento de Euskadi como nación EFE

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha