eldiario.es

Menú

Euskadi eliminará el próximo año las declaraciones de la renta secretas

La Diputación de Bizkaia, donde persisten casi todas (unas 500), anuncia la supresión por el cese definitivo del terrorismo hace dos años. Alava, con unas 120, también se va a sumar.

Personal de las haciendas y la asociación española de inspectores habían censurado su mantenimiento por su opacidad y favorecer el fraude fiscal.

- PUBLICIDAD -

Euskadi dejará de ser la única comunidad en España con declaraciones de la renta secretas. La Diputación de Bizkaia, donde se concentran la mayoría de las que persisten (cerca de 500), ha anunciado esta mañana que las eliminará el próximo año “dado el contexto el contexto social y político que desde hace dos años vivimos en nuestro Territorio, en alusión al cese definitivo del terrorismo de ETA. Álava , con cerca de 120 declaraciones de este tipo, también se sumará, mientras que Gipuzkoa las suprimió hace dos años, cuando Bildu llegó al poder hace dos años.

Estas declaraciones se implantaron a mediados de los años 80 por la amenaza de ETA, y la selección de los contribuyentes que se incluyen en ellas carece de norma o requisito escrito. “Son la cueva de Alí Babá”, ha asegurado un exinspector de la Hacienda de Bizkaia, en alusión a la arbitrariedad existente para decidir qué contribuyentes se acogen a estas declaraciones confidenciales. Las haciendas vizcaína y alavesa apenas dieron datos el mes pasado sobre las razones de su mantenimiento cuando eldiarionorte.es informó de ello.

La Agencia Tributaria Estatal, que afecta a toda España salvo Euskadi y Navarra con competencias propias en Hacienda, nunca las ha tenido. No hay ninguna orden ni escrito que regule su funcionamiento. “Extraoficialmente entran los que tengan más de 300.000 euros anuales de renta y cuatro millones de patrimonio pero estos criterios también se saltan. En la práctica, es absolutamente discrecional”, aseguran fuentes próximas a las Haciendas.

En la Hacienda de Bizkaia, donde se tramitan más de la mitad del millón de declaraciones de la renta que se realizan al año en Euskadi, estas declaraciones secretas se entregan en mano a un funcionario de confianza del director de Hacienda y son examinadas por un grupo selecto de de tres o cuatro personas. En el documento no consta la identidad del contribuyente sino una clave, que se relaciona con el nombre real en otro manuscrito. Se guarda en un búnker blindado con acceso limitado a cargos de la Hacienda. Tres liquidadores también de confianza graban los datos by Text-Enhance">, que “no se incorporan al sistema general de datos” de Hacienda, señalan las fuentes consultadas.

Este hecho dificulta la labor del inspector porque, para cruzar los datos tiene que pedirlo al funcionario encargado de esas declaraciones. “Te tienes que fiar de la información que te aporten. Hay veces que lo facilitan pero otras veces se encargan ellos [el grupo de funcionarios selectos]. Pero en ningún momento podemos inspeccionarles”, aseguran funcionarios de Hacienda.

El diputado vizcaíno de Hacienda y Finanzas de Bizkaia, José María Iruarrizaga, ha asegurado que se mantendrán en la campaña de la renta próxima, correspondiente a la de 2013, y que ya no existirán en la de 2014, que se tramita en la primavera de 2015, “dado que en estos momentos todo el proceso de aplicaciones informáticas y de gestión ya está en marcha y prácticamente culminado”.

Frente a las críticas del propio personal de las haciendas vascas, que se preguntan si el resto de las declaraciones de impuestos de los ciudadanos no son confidenciales, el diputado vizcaíno de Hacienda ha señalado que hoy todas las declaraciones que se presentan en Hacienda “son confidenciales, y que a todas se les aplica la normativa vigente, estando sujetos  a los mismos derechos y obligaciones. La única diferencia es que a las confidenciales se le aplican criterios más restrictivos revisándose todos los años”.

La asociación de inspectores de Hacienda de España ya abogó el mes pasado por anular las declaraciones de la renta secretas por entender que aumentan “mucho las posibilidades de fraude fiscal” y sin la amenaza terrorista de ETA “no tiene sentido que se mantengan”, aseguró Ransés Pérez Boga, presidente de la organización profesional de Inspectores de Hacienda del Estado, la única existente que agrupa a cerca de 1.400 de los 1.600 inspectores fiscales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha