eldiario.es

Menú

Fernández Díaz afirma que hoy se puede hablar de paz y convivencia porque hay "vencedores y vencidos"

Insta a evitar la humillación de las víctimas por quienes "todavía jalean a los terroristas" y a construir "una contranarrativa" al terror

- PUBLICIDAD -
Fernández Díaz afirma que hoy se puede hablar de paz y convivencia porque hay "vencedores y vencidos"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que hoy se puede hablar de paz y convivencia porque hay "vencedores y vencidos", ya que, "quienes impedían la paz, han sido derrotados". Además, ha instado a evitar la humillación de las víctimas por quienes "todavía se permiten estar jaleando a los terroristas" y a construir "una contranarrativa" al terror, con un relato "que destierre ambigüedades, equidistancias y justificaciones".

Fernández Díaz ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el acto de entrega de 28 condecoraciones a víctimas del terrorismo del País Vasco, en un acto sin precedentes celebrado en Bilbao, en el que se ha otorgado a título póstumo cuatro de las grandes cruces a los ertzainas Ana Isabel Arostegi y Jorge Díaz Elorza --que escoltaba al también dirigente socialista Fernando Buesa, también asesinado--; al concejal del PSE-EE Isaías Carrasco; y al Inspector de la Policía Nacional Eduardo Puelles.

En el acto han estado presentes el ministro de Sanidad y presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo; la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, María del Mar; la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos; y el director gerente del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, entre otros.

Fernández Díaz ha afirmado que "el testimonio de dignidad que permanente dan las víctimas está rodeado de mucha fuerza ética y moral, y contribuye de forma visible y determinante a la derrota policial del terrorismo y a su deslegitimación social".

Además, ha recordado que "un día como hoy, 3 de noviembre", hace 35 años, cuatro jóvenes guardias civiles fueron "brutalmente asesinados mientras estaban en un bar Zarautz" y pasaron a "engrosar una interminable lista de asesinados en 1980, año en el que se produjeron más asesinados por la organización terrorista ETA".

Tras subrayar que los terroristas han sido derrotados "en el desafío que plantearon al conjunto de la sociedad vasca y española", ha señalado que la banda "no consiguió hacer de las víctimas un simple número". "No consiguieron cosificarlas y deshumanizarlas", ha añadido.

A su juicio, "los terroristas también han perdido la contienda que plantearon ante el Estado Democrático de Derecho en su plenitud, con unas Fuerzas de Seguridad del Estado en vanguardia, aún no por todos reconocidas y honradas debidamente, y que, tras una lucha tan sacrificada como costosa, han derrotado al terrorismo".

VENCEDORES Y VENCIDOS

El ministro de Interior ha apuntado que, cuando habla de "vencedores y vencidos", no lo hace "desde una perspectiva de odio ni venganza ni de revancha, sino porque, afortunadamente, han sido vencidos los terroristas y han sido vencedores las víctimas, la sociedad y, en definitiva, el Estado de Derecho".

"Gracias a esa victoria, hoy podemos a hablar de paz y de convivencia, que durante demasiado tiempo tenía secuestrada la organización terrorista ETA, porque ha vencido la libertad y el terror ha sido derrotado", ha reiterado.

Jorge Fernández Díaz ha recordado a los "muchos" que han sufrido la amenaza terrorista "durante aquella etapa de socialización, de generalización del sufrimiento y del terror para intentar imponer su proyecto totalitario y excluyente al conjunto de la sociedad vasca". "Está claro que, quienes impedían la paz, han sido derrotados", ha indicado, para reivindicar que "la verdad histórica se imponga".

A su juicio, "una memoria justa debe ser el necesario tributo al sacrificio de las víctimas". Por ello, manifestado que la responsabilidad de una sociedad plural y democrática "es evitar que el tiempo desvanezca el ejemplo de las víctimas".

Tras precisar que un pueblo "no tiene futuro ni esperanza" si no recuerda a sus muertos, ha aseverado que el País Vasco sí los tiene. Asimismo, ha apuntado que el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, que en breve comenzará su andadura, "jugará un papel capital" para contribuir a "la verdad histórica de lo ocurrido" y al "mantenimiento de la memoria y la dignidad" de las víctimas.

A su juicio, "el alivio de vivir en paz no puede hacernos insensibles y mucho menos desconsiderados hacia el sufrimiento padecido", y ha llamado a prender del ejemplo de las víctimas "para construir un futuro mejor sin terrorismo, con convivencia digna y, por tanto, democrática, libre y pacífica".

Jorge Fernández Díaz ha subrayado que el modelo de solidaridad de las víctimas de España ha merecido "los máximos elogios y reconocimientos internacionales", ha indicado que las víctimas "son siempre inocentes" y han sido tratadas "injustamente, por desgracia, por el conjunto de la sociedad, durante mucho tiempo".

Por ello, ha emplazado a "reparar esa injusticia", y a evitar "el daño y el sufrimiento añadido absolutamente inaceptable" que supone su "humillación o denigración por parte de quienes todavía se permiten estar jaleando a los terroristas".

RELATO SIN AMBIGÜEDADES

El ministro ha remarcado que también se han dado "pasos necesarios en la construcción de una contranarrativa que resulte eficaz y activa frente al terrorismo". De esta forma, ha emplazado a "elaborar un relato que destierre definitivamente las ambigüedaddes, las equidistancias y las justificaciones".

Por su parte, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha recordado a las 857 personas asesinadas por ETA "a lo largo de su actividad criminal", de las que 569 murieron "en tierra vasca".

En este sentido, ha destacado que el Gobierno del PP, "además de coordinar las FSE para acabar con la banda", ha hecho suyo en esta legislatura el lema de "verdad, memoria, dignidad y justicia".

"A finales de 2015, después de casi ya cinco años sin atentados y con la banda descabezada, tiene más sentido que nunca asegurar esos cuatro pilares para que el final de la historia de ETA sea el que se merece la democracia y no el que buscan los terroristas", ha aseverado.

Urquijo ha precisado que el Ejecutivo "no descansa para lograrlo", y ha asegurado que, "con el relato la verdad", impedirán "que se falsifique la historia del terror porque aquí ni existió un conflicto con España ni hubo dos comunidades enfrentadas". "Tan solo padecimos a un grupo de asesinos que, por la fuerza de las armas, pretendieron imponer su proyecto totalitario", ha añadido.

Tras mostrar su satisfacción porque "la Justicia haya reconocido los delitos de la banda como de lesa humanidad", ha recordado que la Ley "encomienda al Estado asumir la defensa de la dignidad de las víctimas" y faculta a los delegados del Gobierno "para evitar actos que puedan suponer descrédito, menosprecio, humillación de las víctimas o sus familiares".

"Debéis saber que, desde esta Delegación, no hemos tenido otro empeño que asegurar en estos cuatro años que ningún acto de los que acabo de referir quedara impune. 139 recursos presentados y ganados dan fe de ello", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha