eldiario.es

Menú

García-Margallo dice que en Cataluña "se va a restablecer el imperio de ley" y no se va a "ninguna anarquía"

Insta a ver "cómo continúa la vía soberanista" y, "en función de las decisiones se aplicarán los remedios que sean convenientes"

- PUBLICIDAD -
García-Margallo dice que en Cataluña "se va a restablecer el imperio de ley" y no se va a "ninguna anarquía"

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que en Cataluña "se va a restablecer el imperio de la ley" y ha dicho que "no vamos a ninguna anarquía" porque el Estado de derecho es "extraordinariamente fuerte y tiene los instrumentos para hacer cumplir la Constitución".

García-Margallo ha participado este martes en el Encuentro Deusto Business Alumni, evento organizado por Deusto Business Alumni en colaboración con PwC, en el que ha hablado sobre las orientaciones de la política exterior durante los últimos cuatro años.

En cuanto al Consejo de Ministro extraordinario que este miércoles abordará la respuesta a la aprobación en el Pleno del Parlament de Cataluña de la declaración soberanista impulsada por Junts pel Sí y la CUP, el ministro ha señalado que, "cuando se infringe la Constitución y la ley, lo que hay que hacer con absoluta normalidad democrática es restablecer el imperio de la Constitución y de la ley".

Por lo tanto, ha indicado, "lo que interpondrá el Gobierno es un recurso de inconstitucionalidad, que el Tribunal Constitucional discutirá, debatirá y, probablemente, adopte en los próximos días, lo cual acarrea la suspensión y quiere decir que la declaración de ruptura unilateral jurídicamente no ha tenido existencia nunca y, por tanto, ningún acto derivado de esa cuestión puede tener razón".

El Gobierno ha hecho "lo que la Constitución y las leyes han dicho, algo tan elemental como que las leyes se cumplen y que todos, desde el Rey hasta el último ciudadano, estamos obligados a cumplir la ley".

García-Margallo ha señalado que, lo que va a pasar es que "la ley se va a cumplir en todo el proceso" y ha afirmado que "no hay un estado en el mundo que pueda permitirse decir que hay leyes que no se van a cumplir".

"Las leyes están para cumplirse, y si no gusta hay que cambiarlas por el procedimiento establecido por la ley, lo que no puede uno es saltarse las leyes a la torera", ha advertido, para preguntarse "qué ocurre si Tarragona decide autodeterminarse respecto a la Generalitat o deciden los catalanes que no quieren cumplir las normas aprobadas por el Parlament, entramos en un Estado de anarquía absoluta que es, exactamente, el peor de los estados".

En ese sentido, ha asegurado que "no vamos a ninguna anarquía" porque el Estado de derecho es "extraordinariamente fuerte y tiene los instrumentos para hacer cumplir la Constitución y la leyes, por tanto, no va a haber anarquía de ningún tipo y las leyes se van a cumplir como se cumplen en cualquier país que forme parte de las Naciones Unidas y de la Unión Europea".

En relación a la aplicación del artículo 155 de la Constitución que suspendería la autonomía en Cataluña, García-Margallo ha instado a esperar a ver "cómo continúa la vía soberanista y cuáles son los actos en que se plasma esa decisión de seguir la vía soberanista y, en función de cuáles sean las decisiones se aplicarán los remedios que sean convenientes".

"Primero hay que saber qué es lo que pasa, no anticipar acontecimientos, a la medida que ellos adopten habrá que adoptar la medida que sea más conveniente, más proporcionada y más eficaz para restablecer la ley", ha remarcado, para insistir en que "el objetivo es restablecer la ley" y "los instrumentos que el Estado de derecho tiene aquí y en cualquier parte del mundo son muchísimos".

Según ha dicho, el artículo 155 de la Constitución "no es un artículo exótico en ninguna Constitución, es copia exacta de un artículo de la Ley Federal de Bonn, es decir, lo que se llama la cláusula de lealtad federal".

Por otro lado, ha señalado que "la cuestión catalana no es nueva" y ha advertido de que el "camino soberanista no conduce a ningún sitio". Tras advertir de que "el tema de Cataluña es un tema internacional porque la viabilidad de una Cataluña independiente en estos momentos depende del reconocimiento por Naciones Unidas para que sea Estado y de la pertenencia a la Unión Europea".

En cuanto al reconocimiento en Naciones Unidas, ha explicado que "se basa en que en el Consejo de Seguridad, en el que estamos sentados 15, tenga nueve votos y ningún veto" y, en la actualidad, "no tiene ningún voto y tendría todos los vetos, entre otras cosas porque a Rusia o a China lo de hablar de desintegración territorial no les divierte ni poco, ni mucho ni nada".

García-Margallo ha subrayado que "si no eres un estado, no tienes acceso a las instituciones internacionales" y Cataluña es "la comunidad más endeudada de España y no tendría acceso al Fondo Monetario en un programa de rescate".

Además, no se trata de un "tema de mayorías en Naciones Unidas", ha advertido, para precisar que "responde a una cuestión de fondo, ya que, históricamente, siempre los estados consolidados han estado en contra de la desintegración territorial y los países nuevos más, porque sabían que las metrópolis podían incurrir en la tentación de fragmentar los nuevos estados y quedarse con las partes más ricas".

En cuanto a la Unión Europea, ha recordado que el artículo cuarto del Tratado de la Unión dice que "la organización territorial es competencia de la estados miembros" y el artículo 49 añade que "cualquier estado que quiera entrar, tendrá que adquirir la condición de candidatos y en cada capítulo de negociación, un total de 35, lograr unanimidad incluidos los parlamentos nacionales".

"Si estamos en la tesis de esa Cataluña independiente en virtud de una declaración unilateral no es un estado, si no es un estado no puede pedir el ingreso", ha remarcado, para señalar que "quedaría fuera del Banco Central y, por lo tanto, de las inyecciones de liquidez".

Por todo ello, ha considerado que "los separatistas con perfectamente conscientes de que es un camino imposible, otra cosa es que estén forzando esto para intentar negociar en mejores términos", pero, a su entender, "ese es el camino opuesto" porque "tú no puede negociar el estatuto de la comunidad de vecinos con un señor que lo que quiere es prenderle fuego al edificio". "Deje usted la antorcha y luego hablaremos, y ahora estamos en cumplir la ley", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha