eldiario.es

Menú

El juez del ‘caso Gaztelueta’ decide imputar por abusos sexuales al antiguo profesor colegio

El magistrado ha dictado un auto en el que resuelve remitir el caso a la Audiencia de Bizkaia para la apertura de juicio oral

Imputa al docente hechos punibles, "que por su reiteración y por la manifiesta superioridad con la que actuó", pueden acarrear una pena de hasta 10 años de cárcel

El caso suscitó la intervención directa del Papa, que ordenó una investigación pero después exculpó al acusado «por no probarse los hechos

- PUBLICIDAD -
El colegio vizcaíno colaborará en la investigación del supuesto abuso sexual

El colegio vizcaíno donde se dió supuestamente el abuso sexual. EFE

El juez que investiga los presuntos abusos sexuales cometidos entre 2008 y 2010 por un antiguo profesor del colegio Gaztelueta sobre un exalumno "imputa" al docente "hechos punibles", que "por su reiteración y por la manifiesta superioridad con la que actuó", pueden acarrear una pena de hasta 10 años de cárcel, según ha avanzado El Correo.

Este nuevo paso será determinante para la apertura del juicio oral y previsiblemente todo apunta a que el antiguo docente del centro vizcaíno acabará en el banquillo de los acusados en la Audiencia Provincial del Bizkaia.

Después de haber tomado declaración a la familia de la víctima, que en el momento de los hechos tenía 12 años , y a los diez testigos llamados por las partes y junto al  análisis de los informes periciales, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Getxo ha resuelto imputar por un delito continuado de abusos sexuales al profesor del colegio, ubicado en el municipio vizcaíno de Leioa y perteneciente al Opus Dei.

Ahora las partes tienen unos días para recurrir ese auto y, si no lo hacen, el juez remitirá el caso al tribunal provincial para que sea juzgado.

En el auto, el juez no se pronuncia sobre si el exprofesor de Gaztelueta es culpable o no, pero sí se muestra muy contundente al asegurar que "de las diligencias practicadas se desprende la existencia de indicios racionales de criminalidad que permiten, con la provisionalidad propia del momento procesal en que nos encontramos, imputar –al exprofesor– los siguientes hechos punibles".

Según el juez, el docente se valió de la diferencia de edad, de la "especial vinculación" que tenían tanto el menor como sus padres con el colegio, "de la confianza y las creencias religiosas de la familia para «cometer" unos hechos delictivos dentro de un "marcado contexto de dominación-sumisión".

El caso suscitó la intervención directa del Papa, que ordenó una investigación tras recibir una carta de la familia pero después exculpó al acusado "por no probarse los hechos". La familia ya denunció el caso en 2013 ante la Fiscalía del País Vasco y la inspección educativa, pero se archivó el asunto. Entonces el padre de la víctima (un niño de 12 años), decidió recurrir al Papa y le escribió una carta relatándole los hechos y los presuntos abusos. El Santo Pontífice pidió ese juicio canónico, pero después exculpó al acusado.

La víctima (hoy mayor de edad) presentó entonces una querella criminal  en los juzgados de Getxo (Bizkaia) contra el preceptor (la persona encargada de guiar el proceso formativo del alumno) por agresión sexual, abusos sexuales y contra la integridad moral, que parece que finalmente desembocará en juicio oral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha