eldiario.es

Menú

Gobierno vasco concede 145.200 euros a Ibarrangelu para un sistema de depuración de aguas residuales con filtros verdes

El Gobierno vasco concederá una subvención de 145.200 euros al Ayuntamiento de Ibarrangelu (Bizkaia) para la instalación de un sistema de depuración natural para las aguas residuales urbanas mediante filtros verdes, en el barrio Garteiz, según ha aprobado este martes el Consejo de Gobierno.

- PUBLICIDAD -

El Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco ha elaborado un proyecto piloto de "filtro verde" en el núcleo rural de Garteiz, Ibarrangelua, dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, que incorporará un innovador sistema de depuración de aguas residuales mediante plantas macrofitas flotantes.

El núcleo rural de Garteiz, en el municipio vizcaíno de Ibarrangelu, está constituido por una decena de caseríos diseminados, que no cuentan con un sistema de vertidos de las aguas residuales. Es una zona rural aislada, sin red de saneamiento general, y cuya ubicación geográfica impide la acometida por gravedad a la red general de saneamiento existente.

Según la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, "con objeto de evitar la instalación de un complicado y costoso sistema de bombeo, se ha planteado la instalación de un sistema no convencional de depuración que permita el tratamiento general de las aguas residuales antes de proceder al vertido de las mismas al medio natural".

El núcleo de Garteiz, ubicado en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, se sitúa sobre uno de los sistemas kársticos que vierten sus aguas al estuario y, por ello, "resulta preferente la preservación de los sistemas hidrogeológicos de la cuenca".

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai forma parte del Programa MaB, programa internacional de investigación, formación, demostración y difusión en materia de conservación y desarrollo sostenible.

"Estos espacios están concebidos como áreas para experimentar, perfeccionar, demostrar y desarrollar los objetivos de conciliación entre la conservación de los recursos naturales y el logro de un desarrollo económico y social sostenible", ha señalado Oregi.

DEPURACIÓN SOSTENIBLE

Según Oregi, este proyecto piloto para el estudio de la viabilidad técnica de un sistema de depuración sin necesidades energéticas, permite "definir un sistema óptimo para los diversos núcleos urbanos, barrios rurales o caseríos aislados". De esta forma, ha añadido, "se consigue que estos no estén sometidos a una economía de escala y además, se eliminen los condicionantes derivados de la ubicación geográfica y orográfica de la zona".

La titular de Medio Ambiente ha señalado que, su localización, dentro del enclave de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, "resulta idóneo para la implantación de un sistema de depuración no convencional, más sostenible, autónomo y ecológico". "Se trata de que de forma experimental se pueda comprobar la idoneidad técnica de la solución y su viabilidad depurativa final", ha precisado.

Oregi ha explicado que "es precisamente en los núcleos rurales donde se pueden desarrollar los llamados sistemas blandos para el tratamiento de aguas residuales, cuya característica principal es el imitar el proceso de auto-depuración de las aguas que las plantas producen de forma natural en lagunas y ríos". "Consumen poca energía convencional y son de bajo coste", ha destacado.

FILTRO VERDE

Se denomina Filtro Verde a una tecnología de bajo coste y explotación que aprovecha la capacidad física, química y biológica del suelo y las plantas para depurar las aguas residuales y evaluar la viabilidad del sistema y la posibilidad de hacerlo extensivo a otros pequeños núcleos rurales.

El proyecto prevé una red de recogida entre los distintos puntos de vertido para derivar las mismas a un lugar unificado de tratamiento de las aguas residuales. La recogida y derivación se proyecta con canalizaciones soterradas con colectores por gravedad, con acometidas a los distintos focos de vertido en las salidas de los caseríos y parcelas, y el establecimiento de un tratamiento ecológico mediante filtros verdes mediante el sistema de plantas macrofitas flotantes o en grava.

"Los filtros verdes de estas plantas que flotan y, con su mínimo gasto energético y efectividad, ayudan a la consecución de los objetivos incluidos en el Protocolo de Kyoto y la Directiva Marco del Agua", ha argumentado Oregi.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha