eldiario.es

Menú

El Gobierno mueve ficha arrastrado por el varapalo del informe PISA

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, plantea reducir el número de alumnos situados en los niveles más bajos de rendimiento revelados en el chequeo internacional

- PUBLICIDAD -
Euskadi ha suspendido el examen PISA.

Euskadi ha suspendido el examen PISA.

El Gobierno vasco ha decidido mover la primera ficha tras el varapalo de la última evaluación del informe PISA, que ha dejado en un mal lugar a la Educación en Euskadi. La consejera de Educación del Gobierno vasco, Cristina Uriarte, ha planteado reducir el número de alumnos situados en los niveles más bajos de rendimiento de PISA.

El objetivo es reducir el número de alumnos y alumnas situados en los niveles más bajos de rendimiento de PISA y aumentar el porcentaje de los situados en los niveles más elevados, algo que, según Educación, quedó reflejado expresamente en el acuerdo suscrito recientemente entre socialistas y peneuvistas para el Gobierno de coalición.

Uriarte ha realizado esta propuesta en la reunión mantenida este viernes con los máximos responsables del Consejo Escolar de Euskadi para abordar los resultados del informe PISA 2015 para Euskadi.

Uriarte convocó esta reunión con los representantes del Consejo Escolar y de ISEI-IVEI después de que el estudio arrojase un claro suspenso de los alumnos vascos de 15 años en matemáticas, ciencias y en comprensión lectora, un retroceso que ha sido ampliamente criticado por la comunidad educativa y por la oposición en la Cámara vasca.

En ese sentido, Educación admite que "la mejora del sistema educativo es un reto de país que requiere de la aportación y colaboración de todos los agentes educativos. Su colaboración es fundamental para que el sistema educativo vasco siga avanzando".

En esta reunión, en la que se han abordado diversas cuestiones relacionadas con evaluación y diagnóstico, la consejera Uriarte, la presidenta del Consejo Escolar, Maite Alonso, y el director de ISEI-IVEI, Xabier Aizpurua, han cotejado informes y datos, contrastado opiniones y reflexiones en relación a dichos resultados.

En concreto, se ha hecho especial hincapié en la importancia del Informe del Consejo Escolar aprobado en julio de este mismo año, ya que aborda, entre otras, cuestiones relacionadas con los resultados de la evaluación diagnóstica 2015 -realizada dos meses antes que las pruebas PISA- y con ellas, una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

Los resultados de marzo no eran alarmantes

En las pruebas diagnósticas de marzo, realizadas al alumnado de cuarto de Primaria y segundo de la ESO, ya se apuntaba un retroceso y pérdida de competencia en euskera, en matemáticas y también en ciencias. Tras conocerse aquellos resultados, la propia consejera Uriarte aseguró que no eran alarmantes.

A la vista de los recientes datos de PISA 2015, el Consejo Escolar se ha comprometido a iniciar, en coordinación con ISEI-IVEI, el análisis de los datos y la identificación de las posibles causas con el objeto de elaborar "lo antes posible el informe correspondiente recogiendo medidas de mejora en este ámbito".

Finalmente, la consejera de Educación ha insistido en la necesidad de seguir desarrollando Planes de Mejora de acuerdo a las líneas estratégicas establecidas en el modelo educativo pedagógico, impulsando programas para mejorar la comprensión lectora y la competencia matemática y científica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha