eldiario.es

Menú

El Gobierno rechaza rebajar a un año el empadronamiento para cobrar la RGI

El Parlamento debatirá la propuesta de Bildu de reducir de tres a un año el tiempo de residencia en un municipio vasco para acceder a la Renta de Garantía de Ingresos.

- PUBLICIDAD -

El Gobierno vasco no quiere rebajar a un año el empadronamiento para cobrar la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). En la actualidad, la ley fija en tres años el tiempo que una persona debe permanecer empadronado en algún municipio de Euskadi para acceder a la RGI. EH Bildu pretende reducir a un año ese plazo, una medida que, sobre todo, favorecería a las personas inmigrantes. Sin embargo, su proposición de ley se enfrenta a un muro insalvable: la oposición del Gobierno y probablemente la del PSE y PP, que en la pasada legislatura endurecieron la Ley de la RGI subiendo a tres años el empadronamiento.  

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, ha explicado que la rebaja del tiempo de empadronamiento conllevaría un aumento "notable" del presupuesto de la RGI y tendría que detraerse el dinero de otras partidas porque las cuentas aprobadas son muy ajustadas. Además, el Gobierno considera que el tiempo transcurrido desde la aprobación de la citada ley, en noviembre de 2011, "no es suficiente" para hacer una evaluación de la misma, por lo que de momento no estima necesario un cambio legislativo.

Entre los requisitos para acceder a la RGI (además de carecer de recursos económicos) figura el de estar empadronado y tener residencia efectiva en el País Vasco durante los tres años anteriores ininterrumpidamente. Si no se cumple ese requisito, se acepta el empadronamiento al menos con un año de antelación a la fecha de presentación de solicitud si se pueden acreditar cinco años de vida laboral remunerada. Se hace una excepción con las personas que cobran una pensión pública o hayan sido víctimas de maltrato doméstico, que solo deben cumplir el año de empadronamiento.

Trabajos sociales

Si no se cumple ninguno de los requisitos anteriores, deberán haber estado empadronados durante cinco años continuados de los diez inmediatamente anteriores. Estos requisitos se introdujeron en 2011, lo que supuso un endurecimiento en el acceso a estas ayudas. En la actualidad, un perceptor que vive solo puede cobrar 650 euros al mes, que suben a 923 en el caso de tratarse de un matrimonio con dos hijos. A lo largo del año pasado, el Gobierno vasco gastó más de 400 millones de euros entre la RGI, las Ayudas de Emergencia Social y el Complemento de Vivienda (ayuda para el alquiler).

En su iniciativa, la coalición abertzale también plantea modificaciones legislativas para que los beneficiarios de la RGI no tengan que hacer trabajos en beneficio de la comunidad de manera obligatoria para poder seguir manteniendo las ayudas. En este sentido, Erkoreka ha recordado que el consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, presentó un estudio que planteaba esta cuestión, que de momento no ha sido desarrollado en su totalidad por lo que por ahora "no es correcto derogar dicho artículo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha