eldiario.es

Menú

El Gobierno rectifica y amplía las plazas para acceder a la prueba libre de FP

Eleva a 5.700 los puestos y prima a los mayores de 45 años frente a los más jóvenes en caso de que haya más demanda.

- PUBLICIDAD -

La presión de los ciudadanos y de la comunidad educativa ha obligado al Gobierno vasco a rectificar una orden que había publicado el pasado 15 de noviembre regulando el acceso a la prueba libre de Formación Profesional.  Miles de ciudadanos que carecen de los requisitos académicos que permiten el acceso directo a estas enseñanzas (título de ESO o de Bachillerato) se ven obligados a pasar un examen para poder acceder a los ciclos formativos. Se trata de ciudadanos que en su momento se desengancharon del sistema educativo en busca de un trabajo, pero que ahora necesitan más que nunca volver a estudiar debido a la falta de oportunidades por la crisis. La primera orden publicada por el Departamento de Educación introdujo una serie de nuevos criterios con relación a los del curso pasado. El problema es que los alumnos interesados en la prueba se inscribieron en cursos específicos desde el pasado septiembre, tanto en centros de Formación Porfesional como de Educación Permanente de Adultos (EPA) o por libre. En el curso pasado, la prueba fue de acceso universal y se presentaron más de 7.000 personas (2.000 de fuera de la comunidad autónoma).

El principal cambio estribaba en que Educación había restringido las plazas para el examen a 340 para la prueba de grado medio y 2.760 para la prueba de grado superior, mientras que el curso pasado no hubo ningún límite. En su rectificación, amplía el cupo a 700 para el grado medio y 5.000 para el superior. Por otro lado, instauraba un sistema de baremación para el supuesto de que finalmente se presenten más candidatos que plazas. Así, daba dos puntos por preparar el acceso en centros de Formación Profesional y otro punto por residir en un municipio de Euskadi. En  la nueva orden -que se publicará en el boletín el próximo lunes- otorga dos puntos por hacer el curso previo a la prueba en centros de FP o de EPA; da otros dos puntos por residir en un municipio de Euskadi y otro punto más para aquellos que en el examen del año pasado aprobaron alguna de las dos partes de las que constaba el examen. Igualmente, si se presentan el próximo año a la prueba solo tendrán que hacerlo a la parte del examen que suspendieron.

Además, Educación amplía hasta el próximo 31 de d¡ciembre el plazo para inscribirse en estos cursos. La orden del 15 de noviembre también estipulaba que en caso de empate tendrían prioridad los más jóvenes. La nueva resolución va en la línea contraria. En caso de igualdad, tendrán prioridad los mayores de 45 años.

Los directores de centros de EPA habían solicitado la retirada de la primera normativa argumentando que "no se puede cambiar las reglas a mitad del partido". "No se puede cambiar la normativa en noviembre cuando el curso se inicia en septiembre. Todo el mundo tiene derecho a presentarse y si es preciso que se implementen medidas para que el coste sea más barato. De lo contrario, se va a quedar un colectivo en inferioridad de condiciones. Se trata de formación básica y no se puede restringir el acceso a esa formación".

Educación considera que con el aumento de plazas ningún aspirante que resida en la comunidad autónoma se quedará sin poder tomar parte en la prueba. "Cuando se elaboró la primera normativa ya se detectó que podría traer algunos problemas", ha admitido el departamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha