eldiario.es

Menú

El Grupo Mondragón decidirá en febrero la viabilidad de Edesa

La corporación empresarial, que tiene una comisión específica para analizar el último plan de viabilidad, pide "calma, rigor y seriedad" tras los requerimientos de la Diputación vizcaína para que se pronuncie.

"Somos los primeros interesados en dar soluciones y salvar los negocios que puedan ser salvables", asegura.

El plan de viabilidad pasa por ayudas de más de 20 millones, tanto públicas como del Grupo Mondragón y entidades financieras.

- PUBLICIDAD -
Empleados de Edesa trasladan al grupo Mondragon un plan para salvar la planta

Empleados de Edesa trasladan al grupo Mondragon un plan para salvar la planta

El Grupo Mondragón prevé validar o no para principios de febrero el plan de viabilidad que han preparado ex empleados de las plantas de Fagor Electrodomésticos en Basauri y Bergara.  La corporación empresarial quiera analizarlo “con calma, rigor y seriedad” y no oculta el malestar por las presiones de instituciones como la Diputación de Bizkaia, que ayer instó al Grupo Mondragón a “tomar posición”. En el grupo empresarial el anuncio, en noviembre pasado, de la Diputación vizcaína de que la planta de Fagor Edesa se iba a salvar ya causó enojo, puesto que días después Mondragón confirmó que no había posibilidades de reflotar la fábrica.

“Nosotros somos los primeros interesados en dar soluciones y salvar los negocios que puedan ser salvables. En dos o tres semanas, habrá una decisión casi seguro”, han asegurado fuentes oficiales del Grupo Mondragón. Una comisión específica creada para la quiebra de Fagor Electrodomésticos (sus cinco plantas en Euskadi están cerradas y en concurso de acreedores) trabaja para la búsqueda de soluciones y estudia el último plan de viabilidad. Dicho proyecto ha sido realizado por ex directivos de Fagor y los propios empleados de Edesa  y plantea el mantenimiento de las plantas de Basauri y Bergara con una aportación de más de 20 millones de euros, procedentes de ayudas del Gobierno vaco, las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa, la Corporación Mondragón y entidades financieras como Kutxabank y Laboral Kutxa. El plan proyecta entrar en beneficios en 2015 tras un déficit este año de poco más de 500.000 euros. La plantilla actual de 350 trabajadores quedaría reducida a cerca de 250. El negocio se centraría en la fabricación de termos, calentadores e interacumuladores, la producción que se hacía en las dos plantas.

Sería el segundo plan para intentar reflotar Fagor Edesa, tras el frustrado en noviembre al constatar el Grupo Mondragón que no era viable. Las otros cuatro plantas en Euskadi de Fagor Electrodomésticos no han tenido ninguna propuesta sobre la mesa, aunque en este si se incluye a la factoría de Bergara, que al igual que la de Basauri producía los productos llamados de confort, como termos y calentadores.

De momento solo las dos diputaciones han mostrado su apoyo al plan. El Gobierno vasco, a quien el proyecto le obliga a la mayor aportación financiera (cinco millones de euros) ha afirmado que lo estudia y el Grupo Mondragón está en igual situación. “Hay que realizar las cosas con más calma y rigor. Los que tenemos más urgencia en buscar una solución somos nosotros”, insisten en el corporación empresarial.

El diputado vizcaíno de Promoción Económica, Imanol Pradales, ha urgido este miércoles, en un acto en Bilbao a que el grupo empresarial explicite su opinión. “Hay un actor nuclear -el Grupo Mondragón- que debe también tomar partida y hasta la fecha no tenemos conocimiento de cuál es su decisión". Pradales ha detallado que existen dos líneas abiertas de cara a salvar a Edesa. La primera consistiría en la venta de la Línea de Confort a un tercero, mientras que la segunda, por la que aboga la Diputación, supondría "viabilizar y mantener" en Bizkaia una empresa de confort que incluya a Edesa y a la planta de Bergara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha