eldiario.es

Menú

La Iglesia reclama un salario justo por el trabajo

Los obispos resaltan que la dignidad del trabajo es "un bien fundamental" para el desarrollo de la persona, la vida familiar y su integración en la sociedad.

- PUBLICIDAD -

"La dignidad del trabajo es un bien antropológico fundamental". Así lo entienden los obispos de Euskadi y de Navarra y de esta forma lo han trasmitido en su Carta Pastoral con motivo de la Cuaresma. "El trabajo digno, junto a las necesidades fundamentales de alimentación, vivienda, educación y sanidad, es un aspecto fundamental para el desarrollo de la persona, la vida familiar y su integración en la sociedad".

Por ello, los obispos apelan a la necesidad de buscar cauces para conciliar "satisfactoriamente la vida familiar con la vida laboral, la dignidad y el respeto debido a los trabajadores, la defensa de sus legítimos derechos, la necesidad de una remuneración justa, así como una adecuada distribución de la renta".

Además, "junto a esta dimensión fundamental del trabajo", cree preciso "alentar a la iniciativa empresarial, las nuevas formas de autoempleo y de creación de puestos de trabajo, con una visión que responda a la responsabilidad social y distribución de bienes necesarios".

"La empresa", añaden los prelados en su texto, "debe caracterizarse por la capacidad de servir al bien común de la sociedad mediante la creación y distribución bienes y servicios útiles, y ser gestionada ciertamente en términos y con criterios económicos. Pero sin descuidar los valores auténticos que permiten el desarrollo concreto de la persona, de la familia y de la sociedad". Y en este punto hacen un llamamiento a "volver a reflexionar sobre los fundamentos de nuestra economía y del sistema financiero".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha