eldiario.es

Menú

Inbiomed: “Necesitamos que se tomen acciones y se tomen decisiones, no sólo una pelea política ni un rifi rafe mediático”

Los trabajadores del centro solicitan que la atención no se centre en la bronca política, ya que, “Aquí hay un centro de investigación en el que se está haciendo un trabajo importante” y “todo el trabajo que hemos realizado hasta ahora se va a perder”. 

- PUBLICIDAD -

Es el segundo recorte que deja la plantilla en la mitad aunque el trabajo a realizar es el mismo. Jon Fernández, Investigador y representante de los trabajadores de Inbiomed, -en situación crítica debido a los recortes presupuestarios de sus patronos-, solicita que los focos alumbren al verdadero problema del centro de investigación biomédica y que las instituciones públicas tomen decisiones con carácter inmediato.

Pregunta: ¿Cómo viven los trabajadores desde dentro la delicada situación del centro?

Respuesta: Es una situación límite para nosotros porque llevamos un año con retrasos salariales, tres meses sin cobrar y tenemos grandes dificultades para trabajar porque nos falta material y nos faltan recursos.

P: ¿Los 750.000€ que el Gobierno destinará para los próximos dos años, son suficiente?

R: No son suficientes pero son un paso necesario para conseguir a financiación posterior. Debemos cumplir una serie de pasos para llegar a un nivel de autosuficiencia determinado y esos 750.000 euros son el paso necesario para llegar a ese punto.

P: No es sencillo buscar culpables, ni señalar con el dedo. Las instituciones se pasan la pelota, pero, desde el punto de vista de los trabajadores ¿qué piensan que desencadena esta esta situación?

R: El responsable es el cambio del modelo de financiación que debemos sufrir ahora por la situación de la Obra Social de Kutxa que era nuestro principal financiador. Nosotros debemos cumplir un plan con la Obra Social para llegar a un objetivo de autosuficiencia, pero el compromiso por parte de la Kutxabank no ha podido cumplirse (La Obra Social se comprometió a poner 1,4 millones al año que finalmente se han visto reducidos a 695.000 euros). No ha habido recursos para llegar a ese punto ni a ese plazo previsto y por todo esto, necesitamos ahora un cambio de financiación y el problema viene cuando ese cambio debe realizarse en un espacio de tiempo demasiado corto.

P: Desde la Diputación Foral señalan la culpabilidad del Gobierno vasco, pero el ejecutivo de Urkullu les pide que no eludan sus responsabilidades.

R: Como has dicho se pasan la pelota unos a otros y es un rifi rafe político en el que a nosotros no nos gusta entrar pero sí demandamos que cada uno asuma sus responsabilidades. Es decir, Gobierno vasco tiene la competencia en Investigación y Desarrollo y cómo él mismo reconoce, ese ámbito en este país está en manos de centros privados aunque tenga financiación pública. Con esto, tiene que asumir el compromiso y la obligación de hacer lo posible por que salgan adelante, no solo en los centros que tienen una financiación reconocida dentro de los centros de la Red vasca de Ciencia y Tecnología, sino todos los casos siempre que los centros estén cumpliendo los objetivos para los que fueron fundados. Por su parte la Diputación, como patrono de esta fundación, tiene la responsabilidad de tomar decisiones y gestionar esta situación en la que estamos inmersos. Por un lado, tomando decisiones sobre el centro y por otro impulsando que quien tiene la competencia en Investigación y Desarrollo tome las decisiones que deba tomar a pesar de que no sea patrono del centro como es el caso del Gobierno vasco.

P: En medio de este panorama de disputa, ¿se han sentido abandonados? ¿Quizá los focos se han centrado más en la propia bronca que en los problemas reales del centro?

R: Efectivamente, así nos hemos sentido en todo momento. Aquí hay un centro de investigación en el que se está haciendo un trabajo importante; importante en términos de avance científico y también importante en términos crear una actividad económica nueva que pueda ayudar a salir de la crisis y a generar una actividad biotecnológica en nuestro entorno. Por otro lado, estamos en una situación laboral límite que no podemos seguir sosteniendo de esta manera. Necesitamos que se tomen acciones y se tomen decisiones, no solo una pelea política ni un rifi rafe mediático.

P: No es el primer recorte que desde el centro se ven obligados a realizar. Ahora cuentan con unos 30 trabajadores pero otros 20 se quedaron en el camino.

R: Evidentemente es duro por los que se han ido y para los que nos quedamos que debemos seguir cumpliendo los objetivos para que esto siga adelante y podamos seguir realizando nuestro trabajo pero con muchísimos menos recursos y mucho menos personal. Al final el trabajo que tenemos que cumplir es el mismo pero con mucha menos gente y evidentemente eso es insostenible.

P: Ahora hablamos de otros 12 despidos y del abandono de la línea de investigación del cáncer de mama, ¿Qué supone esto para la medicina?

R: Estos avances que hemos realizado se van a perder y todo el trabajo que hemos realizado hasta ahora se va a perder. Si no se puede llevar a cabo es como si no se hubiera hecho. Todo esto desde el punto de vista científico, pero la repercusión que esa investigación podría tener en el ámbito mas local, ya no solo para los propios trabajadores del centro sino para toda la actividad económica que se podría generar entorno a la biotecnología. Es una oportunidad enorme que se va a perder si no se toma una decisión con carácter inmediato y se encaminan las cosas.

P: ¿Ven la luz al final del túnel?

R: Nosotros trabajamos por que así sea y creemos que se puede llegar a una solución porque el proyecto tiene sentido. No es algo esté agonizando para morir sino que hay que impulsar y que de un modo u otro tiene que salir adelante. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha